Champions League

El Real Madrid se juega la temporada con el PSG

Los de Zidane afrontan mañana, con la soga al cuello, una eliminatoria decisiva de Champions, tras perder la Liga y la Copa

Cristiano Ronaldo celebra uno de los tres tantos que marcó ante la Real Sociedad./Pablo Moreno

La Champions League es la tabla de salvación a la que se aferra un Real Madrid que en el mes de febrero ya tiene perdidos los dos títulos nacionales más importantes: LaLiga Santander y la Copa del Rey.

Nadie se podía imaginar en el mes de agosto, tras lograr los títulos de Supercopa de Europa y Supercopa de España, que el equipo de Zinedine Zidane se jugara la temporada a una sola carta en una eliminatoria de octavos de final de la Champions League. Si por si esto fuera poco, tras el sorteo celebrado el pasado mes de diciembre le correspondió el PSG, que cuenta con el mejor tridente ofensivo del mundo: Mbappé, Cavani y Neymar.

Zidane y su plantilla son conscientes que un descalabro ante el equipo parisino les podría pasar factura al final de temporada. Jugar desde marzo hasta mayo con el único objetivo de acabar entre los cuatro primeros en la Liga para asegurar la participación en la Champions 2018-19, sería muy difícil de digerir para la exigente afición blanca.

Nombres de entrenadores y de fichajes de nuevos jugadores saltan todos los días a la palestra en el entorno mediático del conjunto blanco: entrenadores como Mauricio Pochettino (Tottenham), Jürgen Klopp (Liverpool) y Joachim Löw (Selección de Alemania).

Una larga lista de jugadores como Neymar (PSG), Hazard (Chelsea), Harry Kane (Tottenham), De Gea (Manchester United) o Lewandowski (Bayern de Munich). Y una lista de jugadores transferibles como Isco, Benzema, Bale o Cristiano Ronaldo.

Mañana llega el primer asalto entre dos colosos del fútbol europeo. A pesar de la resurrección del Real Madrid, tras una primorosa primera parte ante la Real Sociedad, las apuestas dan como favorito al PSG de Unai Emery.

Más noticias
El Madrid remonta al PSG y acaba ganando con contundencia

Los merengues, únicos que han ganado dos Champions de manera consecutiva, confían en su experiencia ante un rival que le sigue pesando la eliminatoria que perdió en la anterior edición ante un FC Barcelona, que remontó el 4-0 parisino de la ida.