SOCIEDAD

Retiran más de 240 toneladas de especies invasoras de zonas naturales protegidas de Tenerife

El Cabildo insular ha puesto en marcha un proyecto medioambiental, a través del cual pretende invertir cerca de tres millones de euros entre el pasado año y el presente ejercicio, para suprimir vegetación exótica y sustituirla por flora autóctona

El rabo de gato se ha extendido por descampados de áreas rurales y urbanas. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Más de 240 toneladas de especies de flora invasoras, como el rabo de gato, fueron retiradas el pasado año de 25 hectáreas de diferentes ámbitos naturales protegidos de toda la isla de Tenerife, principalmente, de los parques rurales de Anaga y Teno. Para ello, se puso en marcha el pasado mes de junio un operativo especial por parte del Cabildo tinerfeño con el fin de hacer frente a la presencia de estas especies no autóctonas en la Isla, un fenómeno que en los últimos años se había incrementado de forma importante, llegando, incluso, a parajes protegidos como los mencionados. Con este fin el Gobierno insular presupuestó el pasado ejercicio una partida de cerca de 1,5 millones de euros con la que se pudo poner en marcha la contratación de 200 personas que han llevado a cabo esta minuciosa labor, explicó a este medio el consejero insular de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena. Esta medida forma parte de un proyecto más amplio que tiene como fin acabar con las especies invasoras en Tenerife, tanto de flora, como de fauna.

La iniciativa arrancó el pasado mayo, pero se prevé que vaya en aumento. Aunque las cuadrillas pudieron recoger en 2017 un total de 22 especies, resalta la importante presencia en esas más de 200 toneladas del Pennisetum, popularmente conocida como rabo de gato. De hecho, Valbuena destacó que en el caso del Parque Rural de Teno, la actuación ha permitido que, por primera vez, se aprecie un retroceso en la presencia de esta especie. Añadió que otra de las especies que ha supuesto un trabajo importante por parte de las cuadrillas, debido a la forma en la que hay que retirarla, ha sido la tunera.

El consejero explicó que se está trabajando ya desde el área para sacar a concurso la contratación de nuevas cuadrillas, de tal manera que permitan revisar las zonas donde ya se ha actuado, replantar especies autóctonas en ellas y seguir eliminando flora invasora en otras áreas. Para ello, al igual que sucedió el pasado ejercicio, los presupuestos insulares han incluido una partida de 1,5 millones.
Por último, Valbuena señaló la importancia de llegar a acuerdos con los municipios para que las corporaciones locales hagan lo propio en el territorio que está bajo su competencia.