entrevista

Saida Prieto: “He luchado, he recuperado mi vida, pero para algunos no es suficiente; el Ayuntamiento ha intentado humillarme”

Saida Prieto y Santi Castro analizan en esta entrevista, por momentos llena de ilusión y por otros con las lágrimas a punto de brotar, los últimos días antes de la Gala, el momento del escenario, la descalificación y el ahora qué

Saida y Santi. | SERGIO MÉNDEZ

Los sentimientos siguen a flor de piel para los dos. Saida Prieto y Santi Castro, aún dos días después de la Gala de Elección de la Reina de Santa Cruz de Tenerife, con algo más de sosiego, muestran a partes iguales su satisfacción por haber conseguido cada uno su objetivo, pero también su incredulidad ante la descalificación de la candidata de DIARIO DE AVISOS y EL ESPAÑOL, por haberse pasado de tiempo sobre el escenario. En esta entrevista, por momentos llena de ilusión, y por otros, con las lágrimas a punto de brotar, ambos analizan los últimos días antes de la Gala, el momento del escenario, la descalificación y el ahora qué.

-En su caso, Saida, ha repetido que su único deseo era oír su nombre, salir al escenario y disfrutar de ese momento. ¿Cómo se sintió?

Saida Prieto (S.P.): “Fue algo muy bonito, un momento mágico, tal y como lo había imaginado. Sentí el apoyo de la gente y disfruté de la fantasía que Santi Castro había diseñado para mí y que gracias a DIARIO DE AVISOS y EL ESPAÑOL pude lucir”.

-Y para Santi Castro, ¿cómo ha sido tener dos candidatas, una premiada y otra descalificada?

Santi Castro (S.C.): “Siempre he dicho que con todos mis trabajos aporto lo mejor que puedo. Nunca voy volcarme más en un diseño que en otro. Tengo que reconocer que te sientes mal por las chicas. Este año, por ejemplo, nos indicaron que tenían que pasar unas primero que otras para la coronación y eso ya te indica si tienes opciones o no. Es triste para ellas y para mí, cuando te enfrentas a que una sale y la otra no”.

-Entonces, antes de salir, por cómo salen al escenario, ya saben si van a recibir premio o no…

S.C.: “Sí. Nos dijeron que Rocío iba por un lado y en un orden determinado y que el resto tenía que ir entrando por una rampa y otra de manera indiferente. También me pasó con las infantiles, que presenté tres candidatas y a la hora de la coronación, dos salieron por un lado y justo la más pequeñita se quedó. Fue muy difícil hacerle entender que no le daban premio. Pero, bueno, es un concurso y es lo que hay”.

-En su caso, Saida, antes de llegar a la noche de la Gala fue descubriendo la fantasía que Santi había diseñado para usted. ¿Cómo se fue sintiendo?

S.P.: “Cuando pude verlo todo montado y Santi me explicó su significado, me sentí completamente identificada con el diseño. En ese momento la emoción fue mayor aún”.

-Porque el traje representa su evolución desde el accidente…

S.P.: “Así es. Como se pudo ver en el escenario, en un primer momento el traje era negro para después cambiar a otro color que me llevaba al presente y a un futuro brillante. Con la canción también me identificaba un montón. Como ya dije en su momento, me sentí viviendo un sueño en un traje de ensueño, haya pasado lo que haya pasado”.

-¿Es eso lo que Santi Castro quería contar con su diseño?

S.C.:“La estructura de Saida está pensada para que, en todo momento, la candidata se vea desde cualquier punto de vista. El punto central es ella. Si caminas alrededor de la fantasía en ningún momento ella se tapa, de lado, de espaldas, por todas partes. Queríamos celebrar un antes y un después. Siempre le he dicho que considerara todo esto como un paso de página a todo lo que ha sucedido, por eso nos planteamos quitar toda la parte oscura con lo que ha sufrido y reflejar la nueva Saida, brillante, la que sonríe, la que está en la comparsa y que se quiere olvidar de todo eso”.

-Es inevitable preguntarle, Saida, si cuándo estaba esperando para salir al escenario, ¿en algún momento recordó lo que pasó hace cinco años?

S.P.: “La verdad es que no. No pensé en nada. Eso se quedó atrás. Estoy viviendo un año nuevo, 2018, el 2013 se quedó totalmente atrás, y la verdad no me acordé de nada de eso.”

-¿Y en qué pensaba?

S.P.: “En mi gente que estaba fuera, en decirme a mí misma que lo iba a disfrutar, que ya estaba a las puertas de conseguir mi sueño y que se lo iba a dedicar a toda esa gente que ha estado apoyándome desde siempre, sobre todo a mi familia y a los que han estado conmigo”.

-Se le veía que le costaba arrastrar el vestido, ¿se sintió cómoda?

S.P.: “El traje pesaba 400 kilos y solo podemos arrastrar tirando con la cadera. Se me dijo que si me veía un poco apurada tenía que agarrar la estructura con las manos para impulsarla porque si no no puedes girar. En mi caso, además se complicaba porque llevaba un tocado que no iba sujeto a la estructura como ocurre con otras candidatas. Así que sí, fue complicado desfilar con el traje, pero lo hice”.

-¿Fue consciente de que se pasó de tiempo cuando salió del escenario?

S.P.: “La verdad es que no. En los ensayos nunca me pasé de tiempo y lo hice exactamente igual en el escenario esa noche. Incluso había candidatas que se salían del giratorio, se paraban para la foto, y seguían con el desfile. Yo ni siquiera hice parada. Es cierto que cuando salí del giratorio me confundí con el lado, di la vuelta rápido y con la misma me fuí. Pero al igual que me pasé yo, por lo que tengo entendido, se pasaron más candidatas de tiempo, pero bueno, me descalificaron a mí”.

-Si se pasaron de tiempo más candidatas, ¿por qué cree que solo la descalificaron a usted?

S.P.: “No lo sé. Si el objetivo era perjudicarme, hundirme de alguna manera, solo puedo decir que no lo han conseguido”.

-¿La organización le comunicó en algún momento que estaba descalificada?

S.P.: “No. Lo que tenían que haber hecho esa noche era ir a mi diseñador y decirle, mira Saida está descalificada porque se pasó de tiempo y no haber hecho lo que hicieron que fue dejarme hasta el final, subirme al escenario, y hacerme creer que había sido valorada en las mismas condiciones que el resto de candidatas, darme esperanzas. Reconozco que me siento machacada, pero si me querían hacer sentir mal no lo consiguieron ni lo van a conseguir”.

-¿Cómo lo ha vivido usted como diseñador? ¿Aún nadie se ha puesto en contacto con usted para comunicarle el motivo de la descalificación?

S.C.: “Me enteré al día siguiente, cuando estaba subiendo los trajes a las carrozas en el Recinto Ferial. Me llamaron dos periodistas para decirme que tenían el acta y que Saida aparecía en rojo, descalificada. Cuando pude verla, no entendía lo de la línea roja. Lo lógico hubiera sido que esa misma noche me dijeran, mira tu candidata está descalificada”.

-La versión que se conoce es que se pasó de tiempo…

S.C.: “Si ese es el motivo, por esa regla de tres, creo que al menos dos candidatas más se pasaron de tiempo. En ninguna parte dice que si te pasas un segundo no importa y que si te pasas un minuto sí. Lo que me pregunto es porque solo descalifican a Saida y no a esas otras dos, aunque se hayan pasado diez segundos. Por qué se cebaron con ella solo, no lo entiendo”.

-¿Le han dicho algo desde la organización?

S.C.: “Absolutamente nada. Lo único que se ha discutido es si salían o no las carrozas a la Cabalgata anunciadora por el mal tiempo”.

Más noticias
PSOE e IU llevan al Pleno municipal la descalificación de Saida Prieto

-¿Se sienten maltratados por la organización?

S.P.: “Solo puedo decir que para mí es muy triste que todo un Ayuntamiento se haya esforzado tanto en humillar a alguien. A estas alturas, dos días después, nadie me ha escrito o llamado. Lo único que me ha llegado por terceras personas es que ellos no se responsabilizan de la descalificación, que fue una decisión del jurado, que no tienen nada qué ver, que todo es decisión del jurado. Si me pasé de tiempo me pasé, pero me lo tenían que haber dicho en el momento, no enterarme dos días después de que nunca tuve posibilidades reales. Es muy triste”.

S.C.: “Sigo creyendo que, en el momento que se descalifica, cuando lo deciden, es cuando me lo tendrían que haber comunicado, antes de la coronación, porque en ese momento te da tiempo de comprobarlo, de ver si es solo ella la que se ha pasado de tiempo o si hay más. Hubiéramos tenido tiempo de reacción y decir si fue ella sola, pues muy bien, pero si no, decir, si ella sale, esta y esta también”.

-Una de las cosas que dice el director de la Gala (Enrique Camacho) es que no ensayaron la noche antes y que ahí pudo estar el problema…

S.P.: “Eso no es cierto. Tanto Rocío Díaz como yo estuvimos ahí aunque no fuimos con el traje porque Santi aún no lo tenía montado. Se le preguntó si podíamos ensayar sin el traje para que mi diseñador me marcara los movimientos que tenía que hacer, los giros sobre el escenario y la respuesta que me dieron es que si no tenía el traje que para qué ensayábamos. Los dos días fui a mi ensayo y lo pueden corroborar mis compañeras. Nos dijeron que no valía la pena movernos en el escenario si no teníamos el traje”.

S.C.: “Las chicas fueron a todas los ensayos. Lo que sí es cierto es que, en el último, está previsto que se haga con trajes, algo que no es obligatorio. Saida y Rocío estaban allí, yo bajé, y mi camión con las estructuras sobre las que se iban a montar los trajes estaba de camino mientras se desarrollaba el ensayo. Incluso a Saida se le nombró, abrieron las puertas, y ella salió caminando, sin el traje, entonces el director cortó la música y le dijo que así no tenía que ensayar porque no tenía el traje puesto. Rocío ni siquiera tuvo la oportunidad de volver a ensayar”.

-¿Cree que eso influyó en el resultado?

S.C.: “No. Tanto Rocío como Saida están en un local para ensayar que tiene más fondo que el propio escenario. Es un local enorme así que eso no influye porque ellas han ensayado con el traje completo”.
S.P.: “No solo hubo problemas con el tiempo, también lo hubo con la salida de las candidatas al final, antes de la coronación. Es increíble que aún no sepan las medidas de los trajes para adaptar el escenario a los diseños. El director debería haber tenido en cuenta esos detalles porque este año con 13 candidatas, cuando se produjo la coronación, se quedaron candidatas detrás de la puerta, eso es triste y penoso para las compañeras que se quedaron detrás”.

sm saida 21.jpg sm saida 36.jpg sm saida 34.jpg sm saida 32.jpg
<
>
Saida y Santi. | SERGIO MÉNDEZ

-Después de esta experiencia, en su caso, Saida, ¿cómo se ha sentido tras la descalificación?

S.P.: “El Ayuntamiento ha intentado humillarme, pero he sentido el afecto de la gente que me quiere. Tengo que reconocer que no creí que pudieran hacerme sentir así. Yo no elegí en 2013 que me quemaran, no elegí eso para mi vida. No dije “hola, soy Saida, vengo a que me quemen”. Me pasó un accidente horrible, lo pasé muy mal durante mucho tiempo, estuve a punto de morirme. He recuperado mi vida, he luchado, pero no ha sido suficiente, tienen la cara de humillarme como lo hicieron, haciéndome lo que me hicieron. Porque, sí, yo cumplí mi sueño, sí, salí, pero lo que me han dado a entender es que no es suficiente, que todavía tengo que luchar más por lo que quiero. ¿Cambiar?, sí, cambiaría muchas cosas”.

-Y para el diseñador, ¿hay algo qué cambiar en la Gala?

SC: “Para mí el escenario es mortal. Cambiaría la disposición de los elementos. Por ejemplo, los paneles, que me parece una idea buenísima, pero están instalados sobre unos rieles que le quitan espacio a las candidatas, que tienen que evitar muchos obstáculos, no tienen espacio para girar, eso las agobia, tienen que volver más al fondo. El espacio de acceso sigue siendo mortal. Los trajes miden cinco metros y las rampas tienen exactamente cinco metros. Lo que sí creo es que hay que luchar mucho para que nos dejen ver nuestro trabajo en el momento que sale al escenario y que necesitamos unas plataformas decentes para lucir nuestros vestidos. No se puede tolerar que pretendan, ya no que las plataformas sean remolcadas por unas grúas, que, aunque no sea lo ideal es tolerable, sino que subamos los trajes directamente en una grúa, eso no es digno del que dicen es el mejor Carnaval del mundo”.

-Esta última pregunta es para Saida. Más allá de todo esto, ¿cuáles son sus sentimientos tras haber cumplido el sueño que hace cinco años se vio truncado?

S.P.: “Soy feliz porque gracias al DIARIO DE AVISOS y EL ESPAÑOL, a toda la gente que hay detrás, a Santi, gracias a toda esa gente, yo pude atravesar esas puertas y demostrarle al mundo y al pueblo que sí se puede salir de todo y cumplir los sueños que una quiere. Me llevo la lección de que hay gente a la que le molesta que, a pesar de que estaba muy mal, he salido adelante como lo he hecho. Así que no me voy a rendir en nada, si quiero volver a presentarme lo haré, voy a hacer todo lo que me dé la gana y cuando vuelva la época de Carnaval, ya se verá…”.

Ambos ya piensan en nuevos proyectos para el próximo año

Mientras Saida Prieto deja la puerta abierta a volver al Carnaval como candidata, Santi Castro, ya trabaja en la fiesta del año que viene. Y es que ambos, como ellos mismos repiten, llevan el Carnaval en la sangre. De momento, Saida se ha tomado unos días de descanso lejos de Tenerife, mientras que Santi hará lo mismo pero en la Isla, para coger un poco de aire y seguir con nuevos diseños. “Ahora mismo en lo único que pienso en estar con mi familia y descansar. Después ya vendrá el verano y nuevos proyectos. Me gustaría trabajar como azafata que es para lo que me preparé y esperar de nuevo el Carnaval”, admite Saida Prieto. En cuanto a Santi Castro, ya tiene en mente nuevos proyectos y diseños. “Cuando estás inmerso en el proceso creativo las ideas siguen surgiendo y te las vas guardando. A muchos de mis grupos ya les he dicho que vayan preparando el presupuesto que ya tengo la idea para la fantasía del próximo año”. No hay que olvidar que Castro logró la primera dama de honor de este Carnaval, con el Centro Comercial Carrefour, diseño que lució Rocío Díaz.