El orden nos ordena

El domingo pasado, en una conversación con un muchacho joven, comentando sobre los estudios y sus dificultades, me comentó que sentía dificultades para ponerse a estudiar en su habitación cuando ésta estaba desordenada y sucia

El poder de una ilusión

Si cada uno de nosotros tuviéramos que hacer una exposición personal y autobiográfica de qué cosas o realidades de nuestra vida se han convertido en motor y motivación para el esfuerzo, seríamos todos capaces de derramar todo un rosario de fuentes de motivo

Empezando siempre de nuevo

Todo está siempre cambiando. Hasta lo aparentemente más sólido se gasta, se deteriora, se modifica. Hoy las pirámides de Egipto son algo más pequeñas que el año pasado...

Políticamente incorrecto

No suelo dedicar este espacio que me concede la prensa escrita para realizar crítica social, aunque no hayan faltado ganas en el pasado. Pero sí que me parece interesante modificar

Perdonar con dolor y rabia

¿Tengo que olvidar cuando perdono? ¿Si no puedo olvidar el daño que me han hecho, entonces es que no he perdonado? ¿Cómo perdonar de verdad?

Perdonar con dolor y rabia

¿Tengo que olvidar cuando perdono? ¿Si no puedo olvidar el daño que me han hecho, entonces es que no he perdonado? ¿Cómo perdonar de verdad?

La experiencia y el testimonio

Ya lo he contado en alguna ocasión. Pero es tan revelador el ejemplo que sigue viniéndome al pensamiento cuando quiero hablar de la experiencia personal de algo. Me refiero al

Una sociedad con corazón

La Sociedad del Cansancio es el título que Byung-Chul Han, una de las voces filosóficas más innovadoras recientemente en Alemania, ha puesto al best seller que describe la sociedad occidental

La vitalidad de la clemencia

La compasión y la misericordia pueden ser identificadas con la debilidad, con la esclavitud de nuestra libertad subyugada por estereotipos que impiden al hombre alcanzar una vitalidad autónoma y empoderada

La tierra de la promesa

Las cosas no suelen ser como esperamos. Aquellas situaciones que imaginábamos exitosas se convierten en situaciones generadoras de frustración y sufrimiento. Y otras que imaginábamos nocivas y dolorosas se combinan