Recordando II

¿Se imaginan un chaval de 16 años, más inocente de lo normal, metido en un viaje de cinco días, él solo, aunque ayudado en alguna ocasión?

Barahúnda

A don José le salió un grano en su párpado inferior izquierdo. No le gustó. A doña Adela tampoco. Así que pidieron consulta al afamado oftalmólogo sin hacer caso de

Túnel

Al principio todo fue bien. El deslizarse mente y espíritu por la concavidad, aún con cierta luminosidad, a sus espaldas le reconfortaba y le permitía soñar con una rápida travesía

Túnel

Al principio todo fue bien. El deslizarse mente y espíritu por la concavidad, aún con cierta luminosidad, a sus espaldas le reconfortaba y le permitía soñar con una rápida travesía

Túnel

Al principio todo fue bien. El deslizarse mente y espíritu por la concavidad, aún con cierta luminosidad, a sus espaldas le reconfortaba y le permitía soñar con una rápida travesía.

Una del salvaje oeste

Amanecía. Las franjas de colores de la alborada se extendían como cables rojos de montaña a montaña en un gigantesco teleférico de otro mundo

La Laguna de las moscas

Lo cierto es que pocos habitantes de la isla conocen la existencia de la laguna. Y los que la conocen dicen simplemente eso: La laguna.

El velero solitario

Se ha hablado mucho de hombres y mujeres que tripulan un yate, un barquito que apenas ha llegado a la pubertad, es decir, que aún no es barco y se

Galán de cine

Un buen día apareció por la tertulia un amigo del amigo de uno de los que, cada tarde, tomábamos café en aquel pequeño cafetín junto al muelle de pescadores. Fue acogido sin problemas y pronto nos dimos cuenta de que no era, precisamente, muy simpático