Las obras de nunca acabar en el Sur de Tenerife

Las obras de nunca acabar en el Sur de Tenerife

Un hospital público por el que se lleva esperando un cuarto de siglo, un puerto industrial que acumula un decenio de retraso, una instalación portuaria comercial y deportiva que 22 años después sigue en discusión y un circuito de automovilismo del que se empezó a hablar en los años 80 y que, después de presentar el verano pasado el inicio de las obras, aún no se ha movido una piedra