El ‘rabo de gato’, sin control en Tenerife, Gran Canaria y La Palma

ATAN denuncia el avance de esta plaga y que el área de Carreteras del Cabildo de Tenerife incumplen el protocolo contra esta planta invasora; el grupo ecologista celebra un año de acciones con 200 voluntarios que han limpiado de esta especia casi un hectárea de Anaga.

Limpieza de rabo de gato en Anaga por voluntarios de ATAN. /  DA rabo gato 1 atan rabo gato2 atan rabo gato
<
>
El rabo de gato se ha extendido por descampados de áreas rurales y urbanas. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

La plaga del conocido como rabo de gato, planta que se asilvestró en Canarias tras ser importada para uso ornamental, está ya sin control en amplias zonas de Tenerife, Gran Canaria y La Palma, donde desplaza a la flora autóctona. En La Gomera se halla en vías de ser controlada, en Lanzarote se encuentra en expansión, a El Hierro no ha llegado y en Fuerteventura se ha logrado controlar.

Este es el balance de la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), que celebra el primer aniversario de sus acciones mensuales en Anaga, donde ha eliminado esta planta en casi una hectárea del barranco de El Río, en Punta del Hidalgo.

El portavoz de ATAN, el geógrafo Eustaquio Villalba; el perito agrícola Jaime Barreda y el también geógrafo Néstor Marrero, igualmente miembros de esta asociación,ven insuficientes las medidas tomadas por las Administraciones públicas para frenar el avance del Pennisetum setaceum, nombre científico de esta especie invasora, capaz de reproducirse por semillas, esquejes y raíces, y contra la que no puede ni siquiera el paso del fuego.

ATAN denuncia que las cuadrillas de trabajadores de los servicios de Paisaje y Carreteras del Cabildo tinerfeño “están vulnerando la ley” e incumplen el protocolo de actuación contra esta especie exótica. En concreto, este personal “está desbrozando indiscriminadamente los bordes de las carreteras y zonas verdes públicas, contribuyendo así de manera decisiva a propagar el rabo de gato, y poniendo en grave peligro la biodiversidad”, expone ATAN.

Villalba puntualizó que el rabo de gato está extendido por todo el sur de Tenerife por debajo de 300 metros de altitud; en La Palma ya entró en La Caldera de Taburiente, y sólo en La Gomera, El Hierro y Fuerteventura el problema está bajo control (en esta última isla incluso existe un teléfono al que pueden llamar los ciudadanos si ven ejemplares de esta planta).

Las protestas por incumplirse el protocolo oficial llegaron también de Sí Se Puede en Candelaria, a cuyo Ayuntamiento acusa de “actitud negligente” por utilizar un camión de escombros con restos de esta planta exótica, que se encontraba al aire libre, “con las semillas expuestas a los intensos vientos que hemos vivido en los últimos días”. “Pasearon el camión al descubierto por toda Candelaria, de forma que, en su nefasto intento de retirada, el Ayuntamiento facilita la distribución de la semilla “, señaló en un comunicado el edil Agustín Espinosa.

La pasada semana el pleno del Cabildo gomero exigió al Gobierno canario más medios para un eficaz control y seguimiento de esta planta en la Isla.
[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]

Talleres y música para celebrar un año de lucha contra la especie en Anaga

ATAN celebra este domingo 13 de marzo en Punta del Hidalgo (al final de la carretera general) un año de acciones mensuales de limpieza del rabo de gato en el barranco de El Río, en las que han participado 200 voluntarios.
Los actos se desarrollarán de 9.30 a 17,30 horas, con talleres sobre flora y actuaciones de grupos musicales. La fiesta está organizada por ATAN y Desaplatánate con la colaboración de Salto del Pastor, Colectivo Aguere, Empápate, Scouts y Quaerendo.

[/su_note]