ECONOMÍA

Los sindicatos advierten a los hoteleros que no utilicen la desaceleración para negociar el convenio a la baja

“No lo toleraremos”, avisan desde Sindicalistas de Base, que ponen como condición imprescindible la mejora de salarios y condiciones laborales para las camareras de piso, más conocidas como ‘kellys’

La eventual negociación del nuevo convenio provincial para los trabajadores del turismo se antoja, cuanto menos, complicada. DA
La eventual negociación del nuevo convenio provincial para los trabajadores del turismo se antoja, cuanto menos, complicada. DA

“No lo toleraremos”. La advertencia es clara, y proviene de Sindicalistas de Base, el más representativo en el sector turístico tinerfeño. Sus principales dirigentes, Salvador Viñas y Manuel Fitas, explicaron ayer a DIARIO DE AVISOS con claridad meridiana cuál es su postura en la actual negociación salarial, que dará paso, previsiblemente, a la del convenio provincial, tras los primeros contactos el pasado viernes día 6, que tendrán continuidad el próximo martes día 17. “Lo que no puede ser es que, ante la leve desaceleración actual, que no es más sino una normalización tras un periodo excepcional, la patronal pretenda moderar una mejora en los salarios y las condiciones laborales”, detallan estos representantes de los trabajadores. Sus argumentos no pueden resultar más contundentes: “En los dos últimos años, los empresarios turísticos prácticamente han doblado sus beneficios; han sido dos años de récord, seguramente irrepetibles, donde los hoteles canarios fueron los que más facturaron de toda España, nada más y nada menos”, recuerdan Viñas y Fitas. Para Sindicalistas de Base, la explicación de tanto rendimiento pasa por una circunstancia clave: “Han ganado mucho porque han venido más turistas, claro, pero también porque han ahorrado una barbaridad en mano de obra al pasarse en masa a la contratación a tiempo parcial, lo que ha abaratado las plantillas, a pesar de que la carga de trabajo creció considerablemente”.

Ahora que, como anticipó la propia patronal hotelera a este periódico, se espera un descenso aproximado en Canarias de un millón de turistas para este año, la negociación del nuevo convenio provincial se presenta, cuanto menos, complicada. “Lo anómalo era lo anterior, porque la situación de los competidores mediterráneos era la que era; pero ahora que, sencillamente, estamos regresando a la normalidad, no pueden utilizarlo como excusa para moderar los incrementos salariales y no remediar situaciones que son insostenibles”, insisten los sindicalistas. Para ellos, el mejor ejemplo es lo acaecido con las camareras de piso de los hoteles, las famosas kellys: “Si no se mejoran sus salarios y condiciones laborales, simplemente no habrá convenio, porque para Sindicalistas de Base es una condición imprescindible para un acuerdo”.
En la memoria de todos está el acuerdo firmado en Baleares para subir, como media, un 17% los salarios del sector. “No aspiramos a tanto, pero sí que estamos hartos de que los sueldos medios en el turismo tinerfeño sean los más bajos del país”, apuntan Manuel Fitas y Salvador Viñas.

En resumen, o hay mejoras y crecen las plantillas y los salarios, o tendremos un otoño más caliente de lo deseable en el motor económico de las Islas.