Santa Cruz de La Palma

Trabajadores del comité de empresa del Ayuntamiento piden a los policías que vayan sin armas a la mesa de negociación

El secretario del comité se ausentó de la última sesión por "la intimidación que suponen los uniformes y la tenencia de armas en una situación de negociación"

Fachada del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma. | DA

Trabajadores del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, integrantes del comité de empresa del personal laboral, han presentado una instancia en el Registro de la institución capitalina con la finalidad de que, a partir de ahora, los policías locales se abstengan de acudir con las armas y el equipamiento de seguridad a las reuniones de la mesa de negociación, entre los representantes sindicales y el grupo de Gobierno.

Los hechos que han producido la protesta sucedieron durante la última reunión en la que se ponía sobre la mesa el debate de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT). El secretario del Comité de Empresa, José Manuel Díaz Calero, se ausentó de la reunión, pidiendo que constara en el acta de la sesión, que lo hacía en protesta por “la intimidación que supone los uniformes y la tenencia de armas en una situación de negociación que, ha de ser de igual a igual”.

Asimismo, en el documento se solicita que la autoridad, que presida las diferentes reuniones formales e informales con los miembros de la Policía Local, exhorte a estos a que “se personen sin distintivo alguno que pueda suponer rol de superioridad o asimetría de poder en los órganos sociales y laborales que representan”.

Díaz Calero indica que en la reunión anterior de la Mesa de Negociación se les había instado a los policías a que no acudieran a las reuniones con las pistolas al cinto, en favor a la horizontalidad en las relaciones interpersonales y la no intimidación que supone la tenencia de armas. “El compañero de jardines no acude son su motosierra. Además, si sube el tono de la negociación y se pierden los papeles los demás solo contamos con un bolígrafo para hace valer nuestra postura”, ha dicho el sindicalista.

Sucede, concluyen los representantes del Comité de Empresa, que “si no se cuida la comunicación como principio básico de las relaciones formales, se acaba perdiendo el respeto por la esencia de los procesos democráticos que sustentan el buen funcionamiento relacional de nuestra sociedad”.