SOCIEDAD

Más de 700 personas protestan en defensa de las pensiones y contra la pérdida de derechos

Santa Cruz se suma a la convocatoria de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público. “No nos vamos de las calles, volveremos en enero”, aseguran unos incansables activistas, que cifran en 150.000 los casos de riesgo de pobreza

MANIFESTACIÓN PENSIONISTAS 151218 2
FOTO: FRAN PALLERO

Unas 700 personas se manifestaron ayer por las calles de Santa Cruz de Tenerife convocados por la Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias en defensa de las pensiones a medio y largo plazo, y en contra de la degradación y pérdida de derechos y libertades en todos los aspectos que la sociedad está sufriendo. Unas 200 capitales y localidades de todo el país secundaron una protesta organizada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, en las que se llamó a emular las movilizaciones de los chalecos amarillos de Francia.

Encabezaron la manifestación dos pancartas con el lema Por unas pensiones dignas, por los derechos sociales y laborales por las libertades y Que no te roben la pensión, lucha; a las que siguieron otras de diversos colectivos como Mi futuro ya es posible, Fibrosis Quística Orkambi y Syndeko; Ni un sólo euro para la Sanidad Privada; Por una vida digna Lucha feminista; o Pensiones dignas, República, democracia y socialismo, Paremos el fascismo; así como otras individuales que aludían a las pensiones dignas, la subida con respecto al IPC y contra las políticas anticapitalistas, la corrupción política o los recortes.

La comitiva partió a mediodía de la plaza de Weyler en Santa Cruz de Tenerife para dirigirse por Méndez Núñez a la calle de El Pilar y de ahí desembocar en la plaza de España, donde concluyó la movilización con la lectura de varios manifiestos. Entre las consignas que se corearon durante el recorrido como ¡Gobierne quien gobierne las pensiones se defienden!, ¡Pensión digna, defiendela hoy!, ¡La Pensión es un derecho, no un negocio!, ¡Las pensiones no se venden las pensiones se defienden!, ¡Más pensiones, menos comisiones!. A su paso por la Gerencia de Atención Primaria arreciaron cánticos como: ¡Por la sanidad pública!, ¡Orkambi ya, queremos respirar!, ¡Baltar actúa! en alusión a los 34 pacientes que sufren por la fibrosis quística en Canarias, o en defensa de la sanidad pública, otras en estos términos: ¡Recortes cero! o ¡El capital destruye lo social!. Durante el recorrido, los manifestantes entregaron octavillas a los ciudadanos que se cruzaban a su paso y les invitaban a unirse con frases como: ¡A ti que estás mirando, también te están robando!, ¡Si estás indignado camina a nuestro lado!, ¡Pensionista lucha, tus hijos te escuchan! o ¡Lucha hoy o pasa hambre mañana!.

MANIFESTACIÓN PENSIONISTAS 151218 1 manifestacion pensionistas 151218 5 manifestacion pensionistas 151218 6 manifestacion pensionistas 151218 7 manifestacion pensionistas 151218 8 manifestacion pensionistas 151218 9 MANIFESTACIÓN PENSIONISTAS 151218 4 MANIFESTACIÓN PENSIONISTAS 151218 3 MANIFESTACIÓN PENSIONISTAS 151218 2
<
>
FOTO: FRAN PALLERO

Ramón Afonso, portavoz de la Asociación por la Defensa de las Pensiones Públicas en Canarias, pidió la “derogación de las reformas de las pensiones de 2011 y 2013, y de las reformas laborales de Zapatero y Rajoy, así como del factor de revalorización”, y pidió “la implementación de una ficha económica para dependencia, y una reforma fiscal positiva, así como la erradicación del copago sanitario”. En las Islas, Acosta recordó que exigieron al Gobierno de Canarias que “tanto las pensiones retributivas como las mínimas, sean complementadas hasta el Salario Mínimo Interprofesional (SMI)”, pues hay más de 150.000 pensionistas en las Islas que están en el umbral de la pobreza. Con esta jornada se cierra el ciclo de movilizaciones de este año, “pero no nos vamos de las calles, volveremos en enero con las fuerzas y la moral redoblada” para que los políticos y los poderes económicos “carentes de dignidad y vergüenza no nos sigan robando las pensiones públicas, la sanidad, la dependencia, la educación” y otros tantos “derechos y servicios sociales”, se señala en una declaración oficial.

Afirman que “apenas hemos empezado el camino de reconquistar los derechos arrebatados, para las generaciones actuales y las futuras”. Sostienen que, a pesar de las promesas del PSOE, “seguimos en la misma situación que dejó Rajoy y continúan vigentes las reformas de las pensiones de 2011 y 2013”, persiste la posibilidad de que en el año 2020 se vuelva a “aplicar el factor de sostenibilidad” del 0,25% y continúan “las reformas laborales que han precarizado el empleo y los derechos de los trabajadores, disminuido los salarios y sumido en la miseria a la población”. Además continúa el “copago farmacéutico que afecta a 246.000 canarios”, y lamentaron “la degradación y el deterioro de la democracia y los recortes de derechos y libertades”. Los pensionistas, asumiendo todo un amplio abanico de demandas sociales, reprocharon “los recortes en Sanidad, las listas de espera y la privatización sanitaria, los recortes en educación y dependencia, así como el incumplimiento de la Ley de violencia de género, la corrupción de las instituciones, la politización de la justicia, y un sistema económico que nos esclaviza”. Por otro lado, clamaron contra “las políticas que coartan los derechos de los inmigrantes” y contra la deriva “ultraconservadora y de corte fascista que recorre Europa” y que entró hace unos días “en nuestras instituciones”.

Las pensiones son bajas porque “las relaciones laborales son nefastas”

Las pensiones en Canarias “no son bajas por causas extrañas”, sino que se deben a que “las relaciones laborales son nefastas”, afirmó Ramón Afonso, portavoz de la Asociación por la Defensa de las Pensiones Públicas en Canarias. Afonso insistió en que el diferencial de los pensionistas de las Islas con los de otras regiones “depende de unas relaciones laborales nefastas”, y criticó que el presidente, Fernando Clavijo, dijera que “llegaba a gobernar para los empresarios”, y posteriormente reiteró que “para captar capital foráneo, ponía a su disposición los bajos gastos laborales” que soportan los canarios. Reflexionó que “nuestras pensiones responden a ese modelo” y “no hay que victimizar la situación” ya que se debe a “un problema estructural” en la que se “dificulta a la mujer el acceso al mercado laboral y se mantiene la brecha salarial”. “No son bajas por causas extrañas”, sino por las “situaciones laborales, jurídicas y políticas que configuran un escenario donde los salarios son los segundos más bajos del país y, por ende, nuestras pensiones”, reiteró.