SUCESOS

Santiago Martín, coordinador de SOS Desaparecidos en Canarias: “En dos años hemos constatado 34 casos, pero en Canarias puede haber más de 100 desaparecidos”

Hace dos años decidió crear y asumir en solitario la coordinación de SOS Desaparecidos en las Islas a raíz del caso de un ausente cuyo padre se vio desatendido por las autoridades

Santiago Carlos Martín. / FRAN PALLERO

Hace dos años decidió crear y asumir en solitario la coordinación de SOS Desaparecidos en las Islas a raíz del caso de un ausente cuyo padre se vio desatendido por las autoridades. En apenas ese tiempo, Santiago Carlos Martín (La Laguna, 1971) ha logrado dar visibilidad y fiabilidad a un tipo de sucesos lamentablemente habitual en el Archipiélago, a pesar de no contar con subvención oficial alguna y sin más apoyo que la implicación de Pilar, la esposa de Carmelo (desaparecido desde noviembre de 2016 en Adeje) y de May, la madre de Alejandro (ausente en Los Llanos de Aridane desde mayo de 2017). Es la persona que hoy impulsa en las Islas las alertas por las desapariciones.

-¿Cómo se estructura SOS Desaparecidos?
“Tenemos un coordinador en cada comunidad y luego, a nivel estatal, contamos con una persona que nos da apoyo jurídico, luego otra que nos ayuda con los recursos caninos, un criminalista, etcétera”.

-¿Todos trabajan por vocación? ¿Nadie cobra?
“Así es. Tenemos presupuesto cero. Somos una asociación de familias de personas desaparecidas junto a otros que nos hemos querido sumar para echar una mano en lo posible”.

-¿Reciben ayudas oficiales?
“Nada. Es una decisión nuestra, de la asociación, porque no queremos nada que luego pueda condicionarnos a la hora de trabajar por los desaparecidos, que es lo más importante”.

-¿Por qué decidió hace dos años dar el paso?
“Mi mundo siempre ha estado vinculado al voluntariado a través de Protección Civil, y a través de la Asociación de Jefes de Agrupaciones Municipales de Protección Civil de Canarias (Aprocica) nos empezamos a interesar por el tema de los desaparecidos, que son importantes al ser vecinos que desaparecen en el ámbito donde trabajamos como Protección Civil. Desde SOS Desaparecidos se pusieron en contacto con nosotros porque necesitaban un coordinador en Canarias”.

-¿Cómo está Canarias en cuanto a desaparecidos?
“Lamentablemente, somos una de las comunidades con más desaparecidos de alto riesgo, entre las cuatro que más tienen junto a Cataluña, Andalucía y Galicia, a pesar de la diferencia de tamaño y población”.

-¿Y qué papel juega SOS Desaparecidos Canarias?
“Nuestra misión es concienciar a la población, pedir ayuda a la sociedad y a los medios de comunicación, para que, cuando desaparezca una persona, sus familias puedan sentirse apoyadas y asesoradas, que tengan una herramienta para afrontar una situación que, le aseguro, no se sabe lo que es hasta que se sufre en primera persona la desaparición de un ser querido. La incertidumbre es brutal”.

-¿No resulta un problema diferenciar pronto qué desaparición es de riesgo?
“Hay que tener un plan de acción, porque no nos podemos quedar de brazos cruzados cuando desaparece una persona. Dentro de los desaparecidos, los hay de muchos tipos, como por ejemplo los adolescentes de centros de menores o con problemas familiares que luego aparecen, pero también hay otras inquietantes, como son las que tienen relación con problemas de salud, sin ir más lejos, las personas mayores con problemas de alzheimer. Aquí, si no salimos a buscarlos, ellos no van a volver. También están las depresiones y, en otro orden, las vinculadas a la violencia de género… El abanico es amplísimo, todas no son iguales, está claro”.

-¿Y las voluntarias?
“Claro. Pero, ¿cómo sabemos cuáles son voluntarias y cuáles no? Yo no me atrevo a decirlo, porque luego resulta que son encontradas estas personas muertas e incluso asesinadas. Mire por ejemplo el caso de Jaén [Laura Luelmo, asesinada]”.

-¿Qué hay de ese mantra según el cual hay que esperar 24 o 48 horas para denunciar una desaparición?
“Que es radicalmente falso. Y lo peor es que aún hay alguna comisaría donde se repite, cuando lo que hay que hacer es aceptar la denuncia. No podemos invitar a que se espere, porque puede tratarse de una persona accidentada, y en la espera podría fallecer”.

-¿Realmente hay algún caso en que se les ha pedido esperar?
“Sí. Hace una semana. No sé si es por falta de formación, pero hay que recoger la denuncia, porque sin denuncia no se activa ningún tipo de protocolo o búsqueda”.

-¿En qué podemos mejorar?
“Necesitamos una mayor implicación de la administración con las familias de los desaparecidos, para que se sientan asesorados y acompañados, porque no siempre es así cuando acuden a una comisaría. También sería bueno que la administración autonómica se implicase más, porque tiene recursos. De cualquier modo, en estos dos años hemos conseguido que el tema de los desaparecidos salga de esa penumbra en la que estaba, y la implicación, en general, es mayor. La sociedad canaria sabe que cuando difundimos una alerta es porque les necesitamos, y que entre todos podemos localizar a esa persona lo antes posible”.

-¿Qué pasa con ese reto que propone, insensatamente, simular una desaparición?
“Desde SOS Desaparecidos no tenemos constancia de que se haya dado un caso en todo el territorio nacional, sin que ello no quiera decir que no hayan casos en que, en determinadas circunstancias, puedan darse en común. Ahora tenemos la acción, pero hay que profundizar en la prevención y en el seguimiento. Si no, alguien puede verse tentado en seguir un reto así”.

-¿Cuántos desaparecidos hay en Canarias?
“Nosotros en SOS Desaparecidos trabajamos de forma directa, constatados con carteles de alerta, con 34 casos, pero sí nos consta de que son muchísimos más. Recuerde que, hasta hace dos años, no teníamos nada. Pero pueden ser más, a lo mejor son 100. Mire, yo soy de Valle Guerra, y me hablaban el otro día de tres casos que nosotros no tenemos controlados. Si eso es en un sitio tan pequeño como Valle Guerra…”.

-O sea, que ustedes temen que puedan ser muchos más…
“Mire, a nivel nacional, en 15 años tenemos ya unos 14.000 desaparecidos. Son muchos. ¿Cuántos pueden haber realmente en Canarias? Pueden ser 100 o 150. Hemos comenzado hace muy poco a darle luz al problema de los desaparecidos”.