familia e infancia

Las cinco razones por las que los niños deben practicar deporte

La infancia es el mejor momento para crear hábitos deportivos duraderos y prevenir futuras enfermedades

Por Activate Sports Club

Según el último estudio de la Organización Mundial de la Salud publicado en 2018, casi 1 de cada 5 niños españoles tiene sobrepeso y obesidad, lo que ha provocado un aumento de enfermedades entre los más pequeños en los últimos años, como puede ser la diabetes tipo 2.

A la falta de educación en materia nutricional y el ritmo de vida de la sociedad actual se suma el sedentarismo, cada vez más común entre niños por el uso de dispositivos electrónicos. Durante esta etapa es precisamente cuando más importante es inculcarles un estilo de vida saludable, ya que un niño activo será, con mayor probabilidad, un adulto activo.

Además de prevenir enfermedades, hacer deporte desde una edad temprana tiene muchísimos beneficios para los más pequeños:

  • Les enseña a seguir las reglas. Realizar una actividad deportiva en grupo significa aprender a esperar el turno, desarrollar la tolerancia, el respeto por los demás y a tener paciencia.
  • Sentido de pertenencia. El deporte promueve la integración y permite la socialización, ya que les permite sentirse parte de un equipo.
  • Beneficios físicos. La práctica deportiva hará que se sientan más ágiles y con mayor capacidad de controlar su cuerpo, aumentando la sensación de vitalidad y energía.
  • Les hará más felices. A la hora de hacer deporte, hay que destacar el efecto que tiene la producción de endorfinas sobre nuestro cuerpo, haciendo que los niños estén más contentos.
  • Mejora las funciones cognitivas. Existen varios estudios que demuestran claramente el mayor rendimiento cognitivo entre alumnos que practican algún deporte con regularidad, mejorando así su humor, memoria y aprendizaje.

Para muchos padres, conseguir motivar a sus hijos para realizar ejercicio físico durante la adolescencia puede ser muy complicado, sobre todo si no lo han hecho anteriormente con regularidad. Por eso los expertos opinan que es fundamental promover una vida activa desde una edad muy temprana, jugando con ellos y practicando deportes juntos.

El objetivo es que los niños vean el deporte como algo divertido y no una obligación, ya que si no, perderán el interés y pueden incluso desarrollar una actitud negativa frente al ejercicio físico.

Cabe destacar que no existen deportes mejores que otros, lo importante es que se sientan a gusto y se diviertan practicándolo. Entre los más pequeños, lo ideal es empezar con deportes aeróbicos, ya que les ayudará a desarrollar elasticidad, equilibrio, coordinación y sentido del ritmo.

A partir de los 8 años, los deportes de equipo pueden ser una buena opción, ya que fomentarán el esfuerzo y la disciplina, instaurando el hábito de hacer deporte con regularidad y mantenerlo cuando sean adultos.

Web: www.activatesportsclub.com
Facebook: activatesportsclub