tribunales

Condenan a Millán a 15 años y 6 meses por abusos sexuales a niños en Tenerife

La Audiencia considera probado que el exseleccionador nacional de atletismo abusó de dos chicos tinerfeños cuando eran menores; 11 testigos dijeron que actúa así desde hace 30 años
Miguel Ángel Millán
El exentrenador de atletismo MIguel Ángel Millán. DA

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha dictado una sentencia histórica en cuanto a los casos de abusos sexuales a menores de edad en el ámbito deportivo en España, por cuanto ha condenado al exseleccionador nacional de atletismo para las llamadas pruebas combinadas Miguel Ángel Millán a un total de 15 años y seis meses de prisión, tras considerar probado que es el autor de dos delitos continuados de abusos sexuales cuyas víctimas fueron dos jóvenes tinerfeños que, en el momento en que tuvieron lugar los hechos, tenían entre 14 y 17 años de edad, siendo representados sus intereses como acusación particular por el letrado tinerfeño Pedro Revilla. Además, el tribunal otorga credibilidad a los testimonios de hasta otros 11 exdiscípulos de Millán que declararon como testigos al estar prescritos sus casos, por lo que se colige que el ahora condenado lleva practicando abusos sexuales muy similares contra menores desde, al menos, hace 30 años, lo que da idea de la enorme relevancia del caso que nos ocupa.

Aunque se apreció como atenuante que Millán abonase lo que se reclamaba económicamente por estos hechos antes de celebrarse el juicio, lo cierto es que la sentencia destaca por la contundencia de su faceta punitiva, de tal modo que por el primer caso se imponen siete años y seis meses de cárcel y otros ocho años por el segundo, dado que este se prolongó más en el tiempo.

A modo de resumen sobre el modo de actuar de Millán, de quien se destaca que actuó “conforme a un plan preconcebido para el que se valió de su extraordinario prestigio profesional y animado del ilícito propósito de satisfacer su instinto sexual”, llama la atención cómo se parecen todos los casos, ya sea los de los dos denunciantes, ya los de los 11 testigos que sostienen haber sufrido abusos similares.

Así, la Audiencia reseña que, sustancialmente, Millán aprovechaba su gran ascendencia para elegir a su víctima de turno, a la que aislaba progresivamente del grupo y trataba preferentemente para, aprovechando desplazamientos para competir, acabar sometiéndola a tocamientos y demás perversiones en la intimidad. Y si los chicos se negaban, los trataba como parias y los humillaba delante de sus compañeros. Resta recordar que las víctimas aún sufren secuelas, como se probó en el juicio.

Miguel Ángel Millán
Miguel Ángel Millán (de espaldas), durante la primera sesión del juicio. Fran Pallero

Histórica condena a una federación por abusos sexuales a deportistas

La sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial al exseleccionador nacional de atletismo para pruebas combinadas Miguel Ángel Millán, como autor de dos casos de abusos sexuales a menores incluye un dato excepcional. Se trata de la referencia a la Federación Española de Atletismo, igualmente condenada como responsable civil subsidiaria en el caso de que Millán no aporte lo que resta de pagar como indemnización (abonó antes del juicio 22.000 euros y, en caso de que la sentencia adquiera firmeza, tendrá que pagar 35.000 euros a las dos víctimas). La relevancia radica en que, precisamente, se hace responsable a una federación deportiva española en un caso de abusos sexuales por primera vez. Que sea en este se antoja más que justificado, por cuanto hay testigos de que su entonces responsable, José María Odriozola, sabía que Millán había cometido hechos similares en Murcia, y aun así lo contrató lustros después para trabajar en Tenerife.

TE PUEDE INTERESAR