inspíreme 2019

“Hay que empezar a deconstruir el pensamiento heteropatriarcal desde la guardería”

Para él, escribir ha sido siempre “una vía de escape” para todo lo que encierra en su cabeza. Su primer libro recopila poemas que le ayudaron a contar cómo salió del armario”
David González
David González

Por Sara Toj (saratojp)

Para el autor David González (soydgm) la escritura siempre ha sido “una vía de escape” para las ideas y fantasías que necesitaban salir de su cabeza. Ahora, con su primer libro publicado, Diez años y el vivir, recopila todos aquellos poemas que le sirvieron para contar “la historia cronológica de lo que significa salir del armario”.

-Su primer libro Diez años y el vivir combina imágenes con textos. ¿De dónde surge la idea de fusionar ambos?

La fotografía es otra de mis herramientas favoritas para expresar mis pensamientos. A veces, se me vienen a la cabeza conceptos en forma de versos o palabras y, otras, en forma de imágenes. Esto me pasó en muchas ocasiones cuando escribía el libro. Un claro ejemplo es ‘Pacto con el diablo’, uno de los poemas del segundo capítulo. Lo escribí después de que me viniera a la mente la imagen de una copa de vino (sangre de Jesucristo), goteando, y con un corona de espinas. Hay poemas que se complementan con imágenes en el libro y aporta un valor adicional a la lectura, sobre todo, los que son un poco más abstractos o metafóricos”.

-¿Es complicado concentrar todas sus ideas y pensamientos en una pieza?

”Depende de la inspiración que tenga en ese día en concreto. A veces ocurre que todo sale perfecto, sin esfuerzo, y parece magia. Y otras parece que no sabes escribir (aunque esto puede que tenga que ver con mi autoexigencia). Tener una idea general que concentre y agrupe a otras es algo que me apasiona hacer, aunque haya días que piense en abandonar todo”.

-En una de sus entrevistas comentó que uno de sus objetivos con este libro es “ayudar a las personas que están pasando por lo mismo que yo”. ¿De qué forma cree que puede conseguirlo?

“En mi libro cuento mi experiencia personal, que bien puede ser la de cualquier otra persona no heterosexual. La idea del libro ha despertado el interés de varios medios de comunicación (radios, teles y periódicos) que me han querido entrevistar. Así, mi historia ha llegado a mucha gente, visibilizando una realidad que muchas personas desconocen en nuestra sociedad. De hecho, me han escrito personas heterosexuales dándome las gracias por haberles cambiado su percepción con respecto al tema de “los armarios” y la realidad que sufre el colectivo LGBTI. Además, me ha escrito gente que vive reprimida. Un chico en concreto me dijo que esa misma mañana, después de leerse el libro, sintió que debía vivir sin armarios. Me confesó que el libro había sido su punto de inflexión. Esto es lo más bonito y el principal objetivo que buscaba cuando lo escribí”.

-En sus escritos reflexiona sobre temas que le inquietan. Uno de ellos ha sido la orientación sexual. ¿A qué cree que se debe la confusión de muchas personas respecto a este tema?  

“Principalmente, a la educación. Es tan sencillo como poner que “Tom loves Ben” (o “Susan loves Sally”) en los libros de texto de inglés, en primaria, en lugar de “Tom loves Sally”, por ejemplo. Vivimos en una sociedad heteropatriarcal y desde pequeños nos inculcan sus valores. Hay que empezar a deconstruir este pensamiento desde que estamos en la guardería. La educación es la base de cualquier cultura”.

-También ha reflexionado sobre la bisexualidad y la “no comprensión” que tiene la sociedad sobre ella. ¿Por qué cree que la gente no llega a comprenderlo?

“Cuando la gente no entiende algo, lo tacha y se generan muchos prejuicios. Pienso que la bisexualidad, a día de hoy, es una gran desconocida y hay mucha invisibilización. Las personas que son bisexuales sufren la discriminación tanto de personas heterosexuales como de personas homosexuales. Para que esto deje de ocurrir, se tiene que entender y, para que se entienda, hay que darle mucha más visibilidad de la que tiene. Para mí la sexualidad es un espectro muy grande y amplio, con muchos colores y matices. No creo que este espectro tenga principio y fin o, al menos, no tiene los extremos definidos, por lo que no existiría la homosexualidad 100% ni la heterosexualidad 100%. Más bien, un conjunto de infinitas bisexualidades que se acercan y se alejan de los extremos en mayor o menor medida”.

-En pleno siglo XXI todavía hay países donde la homosexualidad está condenada. ¿Qué camino se tiene que seguir para acabar con la intolerancia?

“Educar y visibilizar. Luchar por una leyes que reconozcan que todos somos iguales y que no discriminen a nadie por su orientación sexual ni por su identidad de género”.

-¿Siempre hay que ponerle un “nombre” al amor (en el sentido de dar nombre a la orientación sexual)? ¿Está a favor de las etiquetas? ¿Cree que ayudan a dar visibilidad?

“Yo creo que, en la actualidad, sí tiene que haber etiquetas. Hay que partir de la base de que la sociedad desconoce la realidad LGBTI y, por este motivo, se genera la discriminación. Etiquetar las orientaciones sexuales o las identidades de género es acompañarlas de una definición. Para que sea entendida e interiorizada. Una vez consigamos esto, quizá no hagan faltan más etiquetas. Ya estará en nuestro cerebro grabado sin necesidad de ser recordado. Será algo que hayamos aprendido de forma natural, como beber agua para no deshidratarnos. Hasta entonces, habrá que seguir poniendo etiquetas y, sobre todo, explicarlas, aunque no sea lo que más nos apetezca”.

INSPÍREME: “La semilla LGTBI”

-¿Cree que es necesaria la existencia de eventos como INSPÍREME?

INSPÍREME es una semilla LGBTI que se está plantando, y que poco a poco germina, en el corazón de una ciudad heteronormativa como es Santa Cruz. Algo totalmente necesario. Es una oportunidad para visibilizar una realidad poco común en la capital (y en la zona metropolitana), con el fin de estar a la altura de grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Londres, donde este tipo de eventos son más habituales”.

-¿Qué cree que tiene INSPÍREME que no tienen otras propuestas?

“Lo que diferencia a este evento de otros es que está a la vanguardia de muchas corrientes, relacionadas con la sexualidad y el género. Es un evento con un espíritu joven y rebelde pero que brinda madurez y que invita a la reflexión”.

Las entradas para INSPÍREME son limitadas y se pueden conseguir de forma gratuita en el siguiente enlace: https://bit.ly/inspticket.

TE PUEDE INTERESAR