lÍderes

“Lo de Las Chumberas no es una novedad; Canarias es la comunidad autónoma que peor gestiona los convenios estatales de vivienda”

No es un secreto que aspira a seguir en el Congreso de los Diputados, cámara a la que Ana Zurita llegó en 2016 para vivir una de las legislaturas más atípicas
Ana Zurita. | ANDRÉS GUTIÉRREZ

No es un secreto que aspira a seguir en el Congreso de los Diputados, cámara a la que Ana Zurita (Santa Cruz de Tenerife, 1963) llegó en 2016 para vivir una de las legislaturas más atípicas que se recuerdan y de la que destaca la necesidad del acuerdo como remedio a la actual dispersión del voto.

-¿Ya sabe si va a presentarse a las elecciones de mayo?
“Desde luego que me gustaría, pero aún quedan por reunirse el Comité regional y el nacional, que son los que deciden, en este caso, la candidatura al Congreso de los Diputados”.

-Lleva poco más de dos años en el Congreso, desde junio de 2016. Es comprensible que pretenda continuar con una labor apenas iniciada.
“Sí. Además ha sido una legislatura muy rara, y es cierto que se va una con cierto sabor de trabajo inacabado. Quedan muchas cosas por hacer, ya que mientras estaba el PP en el Gobierno vivimos una etapa de crecimiento que se interrumpió a la mitad de la legislatura”.

-Usted es portavoz de la Comisión de Fomento. ¿Cómo valora la llegada del ministro José Luis Ábalos?
“Catastrófica desde el primer momento. Cuando el PSOE llegó al Gobierno, una de mis primeras interpelaciones fue al secretario general de Infraestructuras [José Javier Izquierdo] sobre los convenios pendientes de firmar con Canarias, especialmente el de Carreteras. Mi sorpresa fue cuando descubro que ni siquiera sabía de lo que estaba hablando. No sabía que había un convenio de carreteras con Canarias, no sabía como debía articularse, no sabía que estaba firmado otro para el desarrollo del ferrocarril en Tenerife y Gran Canaria… Un desconocimiento absoluto, que se agravó cuando luego estuvieron meses mareando la perdiz hasta que que finalmente firmaron a finales de año. Solo una parte, porque aún está pendiente el resultado de la sentencia”.

-Siendo como es usted especialista en Vivienda, ¿cómo analiza lo acaecido en el caso de Las Chumberas?
“Mi valoración es que ha existido una mala gestión del Ayuntamiento de La Laguna y del Gobierno de Canarias con los fondos destinados a las viviendas de Las Chumberas. Hay 26 millones de euros dedicados a esas viviendas y la obra tenía que finalizar a 31 de diciembre de este año. Pero a esa fecha ni siquiera se había terminado de expropiar los terrenos. Hay un responsable muy claro, que es el Ayuntamiento de La Laguna, al que es obvio que se le ha quedado grande este convenio, porque no han sabido gestionarlo”.

-¿Le parece positivo el relevo al frente de Muvisa, la empresa municipal lagunera de vivienda?
“Si los que llegan ahora lo hacen bien, sí. Cuando se trató este tema en el Cabildo, solicité que fuera otra administración la que gestionase el convenio de Las Chumberas dado el fracaso de Muvisa y del Ayuntamiento de La Laguna. Felizmente, ahora tenemos una solución sobre la mesa a través de un decreto que todavía no se ha podido aprobar, pero luego hay que llevar a cabo el nuevo convenio”.

-¿Qué recomienda?
“Dejar muy claros los plazos y cumplirlos. No puede ser que las distintas administraciones vayan aportando dinero y que la responsable sea incapaz de cumplir con su tarea.”

-La gran mayoría de ese dinero sigue sin justificarse…
“No pueden justificarlo porque no se ha hecho nada, pero es que no es un convenio el que no han sabido gestionar, sino varios. Recuerdo que, cuando entré en política, estudiamos los convenios de vivienda con el Estado y había unos 70 millones de euros sin justificar. Sobre todo, convenios de rehabilitación que nunca se cumplieron”.

-Luego, este fracaso en Las Chumberas no es nuevo.
“Desde luego que no. La Comunidad Autónoma Canaria es la peor que gestiona los convenios de los planes estatales de vivienda”.

-¿Responsabiliza de ello a Coalición Canaria?
“Coalición Canaria lleva gobernando cerca de 30 años con las responsabilidades de vivienda. Cuando yo entré en política, por citarle un ejemplo, la consejera era Inés Rojas”.

-¿Qué le pareció la solución dada a las viviendas de Añaza que compró el Gobierno de Canarias para evitar que se vendieran a un fondo buitre?
“El tema de Añaza es un problema originado por la negligencia del Gobierno de Canarias, porque esas viviendas aún tienen la condición de protegidas y no se pueden vender sin el consentimiento del propio Ejecutivo regional. En cualquier caso, tiene también un derecho preferencial para comprarlas. Se ha creado una incertidumbre entre esos vecinos sin necesidad alguna, porque lo que se hizo al final es lo que se tenía que haber hecho desde el minuto uno. La Consejería de Vivienda, o el Instituto Canario de Vivienda, tenía que haber informado desde el primer momento sobre la situación jurídica de esas viviendas, porque así la gente hubiera sabido que quien tenía el derecho para adquirirlas era el propio Gobierno de Canarias”.

-¿Tiene solución el problema de la vivienda en Canarias?
“Tenemos un problema claro en vivienda, que además no es homogéneo a nivel nacional, sino que se da en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, pero también en Baleares y Canarias, donde la actividad residencial se ha visto contaminada por la actividad turística más otra serie de factores, como por ejemplo que no hay suelo. El problema de base es que no hay oferta suficiente de viviendas, como tampoco hay seguridad jurídica. Y aquí en Canarias tenemos, además de esa escasez de viviendas, unas administraciones públicas que no han puesto en el mercado vivienda social y protegida. No tenemos plan de vivienda canario desde el año 2009. Hace diez años que no se aprueba ninguno”.

-¿Parte del problema pasa por la falta de vivienda social?
“Exactamente. Si una familia es desahuciada y no sabe dónde quedarse, las administraciones públicas canarias no tienen dónde alojarlas, y es por esa ausencia de una política de vivienda seria y eficaz desde hace años. Algo parecido pasa con la vivienda protegida, a pesar de que se cuenta con el suelo necesario para construir viviendas protegidas. Todo eso produce el encarecimiento del precio de las viviendas en general, ya que todo el mundo tiene que recurrir al mercado libre”.

-¿Me pone un ejemplo de lo que me está contando?
“Santa Cruz de Tenerife, sin ir más lejos, que cuenta con más de veinte sectores de suelo urbanizable que no se desarrolla. Con la parálisis del plan general actual tenemos un grave problema de seguridad jurídica y no se desarrolla suelo, lo que se traduce en que no hay viviendas nuevas. Y a eso se le suma el alquiler vacacional, que encarece aún más el residencial”.

-¿Pero no se había regulado el alquiler vacacional?
“Lo que se ha hecho es prohibir el alquiler turístico en las zonas turísticas, con lo que se ha conseguido es enviar todo el paquete del alquiler turístico a las zonas residenciales. Con lo cual, la poca oferta que hay de vivienda residencial está siendo ocupada por el alquiler turístico. Si encima las administraciones no facilitan vivienda social o protegida, al final todo el mundo tira del mismo lado. Hay que prever”.

-Hablemos de las elecciones. ¿Estamos preparados para el cambio de cultura política tras el fin del bipartidismo?
“Creo que sí tenemos esa cultura del acuerdo a la que se refiere, y lo he comprobado en estos dos años en el Congreso. Puede que no se perciba desde la calle, pero trabajamos para llegar a acuerdos, y a veces los alcanzamos entre fuerzas muy distintas ideológicamente”.

-Pues lo que se percibe es un aumento de la crispación…
“Después de la moción de censura se han incrementado esos niveles de crispación, y es verdad que se lanzan mensajes antagónicos, cuando unos dicen tal cosa los otros dicen la contraria, pero lo cierto es que sí se llegan a pactos entre los distintos partidos”.

-¿Me pone algún ejemplo?
“Pues el que hemos conseguidos todos los diputados canarios, que hemos sido capaces de lograr dos acuerdos muy importantes para las Islas, como son el Estatuto de Autonomía y el Régimen Económico y Fiscal. Todos los diputados canarios, los quince, hemos trabajado unidos y por Canarias, por mucho que luego no se trasladase a las votaciones por distintas causas”.

-¿Es partidaria de los llamados cordones sanitarios?
“En principio no. Hay una premisa clara: la Constitución y la unidad de España. Rechazamos a quienes rechacen esas reglas democráticas que hemos construido entre otros. Hay partidos como Podemos, que representa la extrema izquierda, y con los que no podemos llegar a un acuerdo general, pero eso no quiere decir que no pactemos en asuntos determinados sin problema alguno.

-¿Y con Vox, que es la extrema derecha?
“Es que, ahora mismo, Vox está en el aire. A Podemos ya los conocemos en las instituciones, pero de Vox solo sabemos sus mensajes publicitarios, pero no profundiza. Dicen que representan valores constitucionales, pero cómo van a aplicar la eliminación de las comunidades autónomas. Es un tema disparatado que cuesta tomarse en serio”.

TE PUEDE INTERESAR