la laguna

Juan Luis Calero: “La Semana Santa lagunera me dio la oportunidad de reencontrarme con el silencio y el recogimiento”

El periodista y humorista reflexiona en su pregón sobre la importancia de la fe en su vida, de su relación con la filosofía y la razón y de sus recuerdos de infancia
José Luis Calero
José Luis Calero
José Luis Calero. / Sergio Méndez

La parroquia de Santo Domingo de Guzmán acogió ayer, desde las 20.30 horas, la lectura del pregón de la Semana Santa de La Laguna, que este año estuvo a cargo del periodista y humorista Juan Luis Calero, quien, durante su lectura, destacó que “la Semana Santa en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna me dio la oportunidad de reencontrarme con el silencio y el recogimiento”. “La procesión de la madrugada del Santísimo Cristo ha tenido para mí siempre un significado muy profundo”, enfatizó. El acto contó la presencia de múltiples representantes eclesiásticos, políticos y de la sociedad.

Calero comenzó afirmando que la invitación a pregonar la Semana Santa lagunera “es de las alegrías más grandes que he recibido en mi vida”, y adelantó que pretendía ser un pregón “sin ninguna carga ideológica o filosófica, sino un texto ligado a lo vivencial y lo testimonial, donde el Señor aparece siempre en primer término”. Asimismo, invitó a vivir la Semana Santa “desde nuestros corazones […], no como un eco de una tradición con rituales recurrentes que se hilvanan cada año”.

Tras recordar que precisamente en esa misma parroquia donde leía el pregón él se casó con su mujer y bautizó a dos de sus hijos, Juan Luis Calero comenzó rememorando algunos episodios de su infancia “canariona” vinculados con la fe. “Qué duda cabe de que en nuestro entorno se respiraba un clima religioso que tenía la vida cotidiana de un modo bien patente”, indicó.

El periodista señaló que a La Laguna vino por primera vez con 8 años, y luego con 17 para estudiar en la Universidad, y, “desde entonces, el Cristo de La Laguna ha sido como una luminaria de mis vivencias en la Semana Santa de la ciudad”. “La Semana Santa en La Laguna me dio la oportunidad de reencontrarme con el silencio y el recogimiento. La procesión de madrugada del Santísimo Cristo ha tenido para mí siempre un significado muy profundo […], constituye una oportunidad para realizar un balance íntimo y espiritual”, enfatizó al respecto.

Asimismo, destacó de la Semana Santa que, “desde el dolor, Jesús fue capaz de perdonar y de pedir que el padre nos perdonara”, siendo esta petición “la centralidad del mensaje de la Pasión que vamos a vivir en los próximos días”, una fecha clave para “levantar la cabeza hacia nuestro horizonte vital, para preguntarse”.

Juan Luis Calero también habló de filosofía y fe, afirmando que “la filosofía me ha servido para usar la razón, a dar argumentación racional y convincente a la fe, a pesar de situarse en una irracionalidad difícil de apuntar desde el pensamiento”, a la vez que también sostuvo que “fe y razón y se complementan”.

También hizo referencias a la fe en su vida cotidiana, dándose “muchas situaciones en mi trabajo en la radio, donde debía decantarme en contra o a favor de la Iglesia, y lo fácil hubiera sido quedarme en la música que sonaba, que es la de asociar la modernidad a lo ateo”.

El periodista concluyó afirmando que “cuando sabes que Dios nos sostiene, desde su grandez, la Semana Santa ya no es un desfile de pasos sino la manifestación externa de una estética cercana a Dios”.

TE PUEDE INTERESAR