SUCESOS

La fiscalía pide 12 años de cárcel para un hombre que apaleó brutalmente a sus padres sexagenarios

El varón, consumidor habitual de cocaína, fue capturado por la Guardia Civil

El acusado fue a pillar cocaína al poblado de Son Banya. / El Español
El acusado fue a pillar cocaína al poblado de Son Banya. / El Español

Un matrimonio de ancianos de Mallorca fue brutalmente torturado el pasado 28 de octubre por su hijo, sobre el que además pesaba una orden de alejamiento que le impedía estar a menos de 50 kilómetros de la residencia familiar.

Ahora, la fiscalía pide 12 años de cárcel para el autor de los hechos por quebrantamiento de condena, amenazas, lesiones allanamiento de morada, etc.

El asesino se presentó en casa de sus padres y les dijo la macabra idea que tenía en mente: “Papá, Mamá, he venido a mataros, pero antes él va a comerse el Miró dedicado a pedacitos”. Al parecer, el anciano habría conocido a Joan Miró en su juventud, y este le había dedicado un cuadro.

El reloj marcaba las 22:45 horas de la noche cuando el joven, que además era consumidor habitual de cocaína, irrumpió en el domicilio rompiendo la puerta de la entrada. Posteriormente, agarró a su padre, lo tiró al suelo y le dio una paliza que casi le cuesta la vida. Su madre, cada vez que intentaba detenerle, también recibía golpes en la cara.

Según El Español, no se trató de la primera agresión y que el asesino habría pagado 2.000 euros a otro sicario para que matara a su hermano.

La tortura se extendió durante tres interminables horas y, tras provocar un destrozo en la casa, llegó al Miró, lo destruyó y siguió dándole golpes a su progenitor.

A altas horas de la madrugada, la Guardia Civil se presentó en el chalet. En un principio, el autor de los hechos huyó, pero la benemerita consiguió capturarlo al día siguiente.