Política

Rivera exige la dimisión del presidente de Correos por los problemas con el voto por correo

"No sabe pegar un sello y el único mérito que tiene es ser amigo del señor Sánchez", aseguró

Albert Rivera. EP
Albert Rivera. EP

El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha exigido este jueves la dimisión del presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, por los problemas que están experimentando los ciudadanos que quieren votar por correo en las elecciones generales del 28 de abril.

“En nombre de miles y miles de españoles, pido la dimisión del presidente de Correos, que no sabe pegar un sello y el único mérito que tiene es ser amigo del señor Sánchez”, pero en ese puesto “cobra 200.000 euros”, ha declarado en un acto electoral en Barcelona.

Según ha indicado, hay muchos ciudadanos “indignados porque no pueden votar por correo”. En España “somos la NASA para la tecnología de las obligaciones fiscales pero estamos como los Picapiedra para los derechos”, ha criticado, comprometiéndose a mejorar también la tecnología para el voto por correo.

El retraso en el envío de muchas papeletas a los domicilios que solicitaron el voto por correo –por las vacaciones de Semana Santa– ha provocado largas colas de espera en las oficinas de Correos, que se ha visto obligada a aumentar su horario laboral y reforzar su personal.

CESARÁ A “TODOS LOS ENCHUFADOS” DE SÁNCHEZ

Juan Manuel Serrano fue jefe de Gabinete del ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y uno de sus principales apoyos en las primarias en las que volvió a ser elegido como secretario general del PSOE.

Rivera ha asegurado que si Cs llega a la Moncloa, va a cesar a “todos los enchufados que ha puesto Sánchez” como altos cargos públicos en estos diez meses de gobierno. “Hay 500 cargos a dedo”, ha señalado.

El candidato del partido naranja quiere que los directivos de los organismos y empresas públicas sean elegidos a través de un concurso público en el que se valore “el mérito y la capacidad” de los candidatos.

“No quiero poner yo a los presidentes”, porque las instituciones “no son del Gobierno o de un partido político, son de todos los españoles”, ha subrayado, denunciando que también el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y Paradores tienen al frente a “amigos de Sánchez”.