el jardÍn

Un futbolista italiano paga el comedor escolar a una niña a la que solo daban de comer galletas y atún

La indignación crece en el país entre acusaciones de racismo

Antonio Candreva, jugador el Inter de Milán y de la selección italiana, ha tenido un gesto muy aplaudido en el país transalpino. Se ha hecho cargo de los gastos de comedor de una niña que, al no poder sus padres abonar el servicio, solo recibía a la hora del almuerzo una lata de atún y algo de pan o galletas. Además, todo está envuelto en denuncias de racismo.

Una niña que estudiaba en un colegio de Minerbe, a 35 kilómetros de Verona, en el norte de Italia, fue presa de un caso de discriminación ya que, después de que sus padres no pudieran pagar las mensualidades, vio como en el comedor, en lugar de recibir el mismo menú que el resto de pequeños, le era dada, cada día, una lata de atún y algunas galletas saladas. La niña llegaba a casa llorando y su padre, indignado por la situación, contó la situación en varios medios.

El alcalde de la ciudad, Andrea Girardi, de la ultraderechista Liga Norte, recibió con sorpresa una llamada la pasada semana: era Antonio Candreva, jugador del Inter de Milán. Candreva pidió que, a partir de ese momento, le pasaran a él el recibo del comedor de la niña, mientras el alcalde de la localidad, en varios medios de comunicación, ha respondido a las acusaciones de racismo: “Si le diéramos lo mismos se enfadarían los padres que sí pagan”.

En otra situación terrible para los más indefensos, los niños, una estrella del fútbol europeo ha dado toda una lección de solidaridad.

TE PUEDE INTERESAR