CULTURA

El Festivalito de La Palma, un anti-festival para quienes quieren hacer cine

La cita cinematográfica, principal encuentro del sector audiovisual en Canarias, celebra su XIV edición en la isla de La Palma, entre el 31 de mayo y el 8 de junio

Director Octavio Guerra en le lrodjae de la película Buscando El Oscar, en la XI edición del Festivalito de La Palma. | Virginia Park

Un festival para hacer cine y no para exhibirlo. Esa es la filosofía con la que nació en 2002 y continúa siendo el principal distintivo del Festivalito, cita obligada para todo el sector audiovisual en Canarias, cuya decimocuarta edición se celebra en la isla de La Palma entre el 31 de mayo y el 8 de junio.

Surgió como un ‘anti-festival’ que huía de la presencia de grandes estrellas y abogaba por ser un gran encuentro cinematográfico para la creación.  Este carácter diferente, de pequeñas dimensiones pero de grandes aspiraciones, hizo que el Festivalito pronto se ganara las simpatías del público y del sector audiovisual dentro y fuera del Archipiélago.

El concurso de rodaje La Palma Rueda, pionero en su modalidad cuando el cine digital aún estaba en pañales y que ha sido copiado en todo el mundo, congrega a cineastas, intérpretes, técnicos y aficionados de todas las latitudes, que llegan a La Palma con el reto de idear y realizar un cortometraje en menos de una semana a partir de un lema dado. Catorce ediciones después, por aquí han pasado más de 1.400 participantes y se han rodado más de 700 cortometrajes, seis largometrajes, diez documentales de pequeño formato y la conocida web serie Criminalística¸ emitida por el canal Playz.

“Lo más importante del Festivalito es el encuentro que se produce entre todos los participantes y con la propia gente de la isla”, explica el creador y director de la muestra, el cineasta José Víctor Fuentes. “No somos un festival de alfombra roja, pero sí somos un festival que con muy pocos medios ha logrado vincularse a la sociedad y en el que creatividad, conciencia y convivencia son los tesoros más preciados”.

El Festivalito presume también de ser “un festival de cine y alrededores”, por su carácter ecléctico que enlaza el cine con la música, el teatro y otras disciplinas artísticas, incluida la gastronomía y la observación astronómica. Fiel reflejo de esta filosofía son las tres Estrellas Homenaje de esta edición, que estarán dedicadas “a tres grandes contadores de historias”: el popular humorista canario Manolo Vieira, cuya predilección por las historias sencillas que llegan al corazón conecta con el espíritu del Festivalito; el rapero El Bejo, que ha roto todos los esquemas en la música urbana, no solo como músico y cantante sino también como compositor y creador de sus propias piezas audiovisuales; y la productora alicantina Infitino+1, del director Juan Manuel Cotelo, que realiza un cine muy personal en torno al hecho religioso y de quien se proyectarán los largometrajes En tierra de María y El mayor regalo.

“El Festivalito es tan transgresor que este año tendremos a un director que habla en sus películas sobre religión y sobre la necesidad del perdón”, ha bromeado José Víctor Fuentes. “Nos gusta traer a gente estrictamente cinematográfica pero desconocidos para el gran público. Frente al cine de carácter más popular, nosotros optamos por sacar las proyecciones a las calles y a las plazas, a las playas e incluso a las laderas de un volcán”.

Otros títulos que podrán verse en esta edición son El Rey de Alberto San Juan, Milagros de David Baute, La ciudad oculta de Víctor Moreno, Platón de Iván López, el documental Desconocidas, mujeres palestinas bajo la ocupación de Agustín Domínguez o En busca del Óscar de Octavio Guerra, un largometraje rodado en nueve grandes festivales de cine del mundo como Venecia, San Sebastián, Cannes, y también en el propio Festivalito, y que acaba de estrenarse en la sesión oficial de la Berlinale.

Las nuevas experiencias cinematográficas inmersivas a partir de la realidad virtual serán una de las principales protagonistas esta edición. Bajo la denominación Festivalito XR, la muestra ofrecerá proyecciones abiertas y un taller formativo con contenidos de 360, Realidad Aumentada, Realidad Mixta y Realidad Virtual, “una ocasión fantástica para introducirse en una tecnología que se está desarrollando a velocidad de vértigo y supone uno de los pilares de la cuarta revolución industrial, con indudables repercusiones para el mundo del cine”, asegura José Víctor Fuentes.

Pero sin duda las sesiones de rodaje de La Palma Rueda constituyen la actividad más significativa y probablemente el mayor reclamo del Festivalito. Durante una semana la isla se convierte, gracias a su extraordinaria variedad paisajística, en un gran plató natural en el que no es extraño ver a vecinos anónimos participando en el rodaje de algún corto, incluso como protagonistas. Esta edición contará con participantes de países como Italia, Argentina y Francia, además de cineastas de todo el Archipiélago y del resto de España.

El Festivalito, Festival de Cine de las Estrellas de La Palma, es una iniciativa de la productora Chukumi Studio. Su máximo impulsor y su patrocinador principal es el Cabildo de La Palma, a través de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y de la Consejería de Turismo. A ellos se les une el patrocinio del Gobierno de Canarias y los ayuntamientos de Los Llanos de Aridane, Santa Cruz de La Palma y El Paso.