internacional

Al menos un muerto y ocho heridos por un doble atentado en la capital de Túnez

El Gobierno de España ha condenado este jueves "con toda firmeza" el doble atentado perpetrado durante la jornada en la capital de Túnez, que se ha saldado con al menos un muerto y ocho heridos.
Atentado en Túnez. EP
Atentado en Túnez. EP
Atentado en Túnez. EP

Al menos un policía ha muerto y otras ocho personas han resultado heridas por dos atentados suicidas registrados este jueves en el centro de la capital de Túnez, en las inmediaciones de un convoy policial y junto a una comisaría, según un balance preliminar de víctimas del Ministerio de Interior.

La primera de las explosiones ha tenido lugar a las 10.50 en la calle Charles de Gaulle, al paso de un vehículo en el que viajaban efectivos de seguridad. Según las autoridades, dos policías y tres civiles han resultado heridos, si bien uno de los agentes ha terminado falleciendo, informa la agencia de noticias oficial TAP.

A continuación, se ha producido una segunda explosión, también atribuida a un terrorista suicida, cerca de una comisaría en el barrio de Al Qarjani. Cuatro personas, todas ellas miembros de las fuerzas de seguridad, han resultado heridas por este ataque, según el balance oficial ofrecido por el Gobierno.

La Embajada española en Túnez ha recomendado “tomar precauciones, evitar desplazamientos al centro de la ciudad (…) y seguir indicaciones de autoridades locales” tras los atentados. También ha recordado el teléfono de emergencia de la legación diplomática: +21 698346803.

La Embajada de Estados Unidos también ha pedido en redes sociales a sus ciudadanos que eviten la zona de los ataques hasta nuevo aviso y que estén al tanto de las informaciones que publiquen los medios locales.

ESTADO DE EMERGENCIA

Túnez vive bajo estado de emergencia desde noviembre de 2015, a raíz de un atentado perpetrado contra un autobús de la Guardia Presidencial. Ese mismo año ya había sido escenario de ataques contra objetivos turísticos como los ocurridos en el Museo del Bardo de la capital (marzo) y en una playa de Susa (junio).

El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi, ha aprobado sucesivas ampliaciones del estado de emergencia. La medida da poderes excepcionales a las fuerzas de seguridad, permitiendo, entre otras cosas, limitar el movimiento de la población o prohibir manifestaciones o huelgas susceptibles de derivar en desórdenes.

La Presidencia ha informado precisamente este jueves de que el mandatario, de 92 años, ha sido trasladado a un hospital militar por una dolencia “aguda”, aunque no ha ofrecido más detalles al respecto.

Condena “con toda firmeza” por parte de España

“El Gobierno desea trasladar a los familiares del agente fallecido, al pueblo de Túnez y a sus autoridades sus más sentidas condolencias y hace votos para la pronta recuperación de los heridos”, ha indicado el Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

En su comunicado, ha recalcado que “España expresa su solidaridad y su total determinación de continuar al lado de Túnez, prestándole todo su apoyo en su lucha contra la lacra del terrorismo”.

La primera de las explosiones ha tenido lugar en la calle Charles de Gaulle, al paso de un vehículo en el que viajaban efectivos de seguridad. Según las autoridades, dos policías y tres civiles han resultado heridos, si bien uno de los agentes ha fallecido posteriormente, informa la agencia estatal de noticias, TAP.

A continuación, se ha producido una segunda explosión, también atribuida a un terrorista suicida, cerca de una comisaría en el barrio de Al Qarjani. Cuatro personas han resultado heridas por este ataque, según el balance oficial ofrecido por el Gobierno.

El primer ministro del país, Yusef Chahed, ha resaltado que las autoridades consideran los atentados como “un fracaso” que muestra “la decepción de los terroristas tras las exitosas operaciones de seguridad durante el Ramadán”.

Así, ha manifestado que el objetivo de los ataques es debilitar la economía y la transición democrática en el país, en un momento en el que Túnez se prepara para celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales en los próximos meses.

“Estamos firmemente comprometidos con la lucha contra el terrorismo. Estos grupos terroristas no tienen cabida en Túnez”, ha apuntado Chahed, quien ha pedido a la población que cierre filas junto al Ejército y las fuerzas de seguridad.

Túnez vive bajo estado de emergencia desde noviembre de 2015, a raíz de un atentado perpetrado contra un autobús de la Guardia Presidencial. Ese mismo año ya había sido escenario de ataques contra objetivos turísticos como los ocurridos en el Museo del Bardo de la capital (marzo) y en una playa de Susa (junio).

El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi, ha aprobado sucesivas ampliaciones del estado de emergencia. La medida da poderes excepcionales a las fuerzas de seguridad, permitiendo, entre otras cosas, limitar el movimiento de la población o prohibir manifestaciones o huelgas susceptibles de derivar en desórdenes.

TE PUEDE INTERESAR