economía

Anca y Vlad Marín: “Ofrecemos al turista que visita la isla de Tenerife unas vacaciones a la carta”

Con el apoyo de un socio de Rumanía que había trabajado con ellos, decidieron finalmente quedarse y montar su negocio: Tenerifebyhost, una empresa que se dedica a ofrecer valor añadido a la experiencia vacacional de los turistas que visitan la Isla
Anca y Vlad Marin. Fran Pallero
Anca y Vlad Marin. Fran Pallero
Anca y Vlad Marin. Fran Pallero

Anca y su marido Vlad Marin llegaron a Tenerife con sus dos hijos para pasar unas vacaciones y llevan ya más de dos años en la Isla. Llegaron de Bucarest tras la recomendación de unos amigos que vivían en Tenerife, y quedaron tan encantados que la segunda vez ya se quedaron un mes y empezaron a buscar decididamente una vivienda y el colegio para sus hijos. Con el apoyo de un socio de Rumanía que había trabajado con ellos, decidieron finalmente quedarse y montar su negocio: Tenerifebyhost, una empresa que se dedica a ofrecer valor añadido a la experiencia vacacional de los turistas que visitan la Isla.

-¿Cómo surgió la idea del negocio?
Anca: “Pues porque la Isla es un encanto y ofrece la posibilidad de realizar mil experiencias que, a lo mejor, si el turista viene solo no es capaz de hacer. Tenerife ofrece un millón de posibilidades a todos los turistas que deciden pasar sus vacaciones aquí. Entonces empezamos a pensar en crear un servicio para que el turista le dé valor a sus vacaciones. Si el viajero que programa sus vacaciones en solitario viene a la Isla, solo, en familia o con amigos, y no conoce a nadie que le guíe o le diga qué puede hacer en la Isla, no disfrutará de Tenerife al completo, y eso es lo que nosotros queremos ofrecer. A nosotros nos encanta viajar y siempre nos fue mejor cuando tuvimos un anfitrión, un amigo, un conocido que vivía en el lugar y nos hacía recomendaciones”.

-Entonces se puede decir que ustedes, su empresa, hacen de anfitriones del turista.
A: “Exacto. La idea del negocio es posicionarnos como anfitriones para los turistas que vienen a la Isla, ayudarles a crear planes de vacaciones a medida, recomendarles atracciones y actividades que valgan la pena, teniendo en cuenta sus intereses y expectativas. En definitiva, somos su anfitrión, amigo y compañero durante sus vacaciones en la Isla. Ya sea un alojamiento, una niñera, el mercado local para comprar el pescado más fresco, un coche de alquiler, un lugar para ver, una visita obligada…”.
Vlad: “… O simplemente poner alimentos en la nevera si el check in es en fin de semana o por la noche, para que así tengan las cosas de la cena o el desayuno listas para el día siguiente, como si estuvieran en un hotel”.

-Dicen que también gestionan viviendas vacacionales…
A: “Sí. Nos dirigimos a los turistas que organizan sus vacaciones por su cuenta. Este es el perfil dominante ahora, pero para llegar a ellos necesitamos un canal y ahora mismo el canal idóneo es la gestión de las viviendas vacacionales. Damos un doble servicio: al propietario de la vivienda le ofrecemos la gestión integral o parcial de su propiedad, es decir, el check in y el check out y toda la intermediación online para llegar al turista, y a este le ofrecemos un servicio gratuito de conserjería, como si estuviera en un hotel. Nos pueden llamar las 24 horas y les proporcionamos servicios, masajistas, fiestas, manicura pedicura, babysitter, alimentación, excursiones… Para el turista no supone ningún coste. Es un servicio más añadido a sus vacaciones, y el propietario tiene nuestro apoyo en la gestión de la vivienda vacacional online y presencial, una vez que llega el turista. Desde el alta en el Cabildo hasta crear el perfil y subirlo a todas las plataformas. También nos encargamos de la comunicación con el huésped en varios idiomas: español, inglés, alemán, francés y rumano”.

V: “Nuestra política es ser transparente con el huésped, porque hay muchos tipos de propiedades y cada una de ellas se adapta a uno determinado. Si la casa es una finca rural muy tranquila, pero de difícil acceso, es decir, no es céntrica, pues lo tenemos que decir. Somos muy honestos. De esa manera nos aseguramos de que el huésped que viene a la casa quiera estar en esa vivienda porque la ha elegido. También hacemos lo contrario, o sea, comprobamos las credenciales del huésped para el propietario y los comentarios de sus anteriores estancias”.

-¿Cuántas viviendas están gestionando actualmente?
A: “Empezamos hace un año haciendo un estudio de mercado y la legislación, que está siendo muy complicado, pero estamos con Ascav, que es la Asociación de Viviendas Vacacionales en Canarias, que, la verdad, nos está apoyando mucho a nosotros y a todos los propietarios de viviendas vacacionales, porque así, a través de ellos, tenemos acceso a la legislación y a los cambios que se producen. De momento, estamos gestionando 11 villas. Estamos hablando para gestionar algunos pisos, pero por el momento tenemos esas villas en la zona del Sur. A nosotros nos gusta mucho el norte de la Isla, pero es otro otro tipo de turismo, con temporadas diferentes, y por eso estamos mirando. Estamos empezando y, de momento, nuestra garantía es el servicio diferenciado y de calidad que proporcionamos. Por ello, estamos haciendo todo lo posible para ganarnos la confianza de la gente, porque entendemos que somos nuevos en el mercado y la gente tiene que tener confianza”.

-¿Y ya tienen empleados?
V: “De momento somos nosotros solos y si necesitamos algún servicio que nos pide el cliente externo, lo subcontratamos”.

A: “Otra de nuestras políticas es no hacer nada que no sepamos hacer. Gestionamos muy bien la parte online. Somos expertos en digital marketing. Conocemos muy bien el software del alquiler vacacional, que te ayuda mucho en la gestión diaria para contestar a todas las preguntas, actualizar las fotos y los precios. Pero, por el momento, hemos sido bien acogidos. Nosotros le damos sinceridad al propietario y le decimos lo que puede esperar realmente de su vivienda. Muchas veces nos vienen propietarios que nos comentan que un amigo le ha dicho que su vivienda se puede alquilar por 3.000 euros semanales y, claro, después vemos el piso, la ubicación y lo que puede pensar un turista y le decimos que esto no es real. Hay ocasiones hasta en las que quieren cerrar una habitación con llave y dejar sus cosas allí o la alquilan con sus cosas personales. Nosotros aconsejamos que sea un diseño muy sencillo con cosas a las que no se tengan ningún apego. Le insisto, somos honestos con el propietario y con el huésped también. Esa es nuestra mejor carta de presentación. Parte de nuestro trabajo también es leer los comentarios que dejan los huéspedes cuando se van de una propiedad y ahí los turistas dejan reflejado qué es lo que más les ha gustado y lo que no de la vivienda. Por eso es muy importante no engañar al turista, sino ser honestos y decirle exactamente lo que puede esperar de la vivienda que está pensando elegir para pasar sus vacaciones”.

-¿Qué piensan de las críticas que recibe esta modalidad de alquiler vacacional?
A: “Nosotros hemos identificado ya el perfil de turista que va a la vivienda vacacional. Generalmente suelen ser familias con dos o tres hijos, para las que ir a un hotel es muy caro y en la vivienda pueden hacerse su desayuno y comida. Suelen ser familias que, además, viajan en grupo con otros familiares o con amigos que también tienen niños y que les gusta estar tiempo juntos. Es un segmento interesante que tiene su hueco y al que ahora nosotros le ofrecemos todo tipo de servicios, como ir a hacer la compra, alguien que cocine, la niñera…”.

TE PUEDE INTERESAR