El Jardín

El misterioso fin de los donuts de hace 3.000 años hallados por investigadores austriacos

Las ya famosas roscas de pan no habrían sido 'cocinadas' para ser comidas

Donuts. Pixabay
Donuts. Pixabay

Parece una broma, pero no lo es. Un grupo de investigadores austriacos informaron sobre el hallazgo de tres donuts creados a partir de materia orgánica que datan de finales de la Edad de Bronce; es decir, de hace 3.000 años.

Los resultados de las pesquisas llevadas a cabo por lo estudiosos fueron confirmadas en la revista PLOS ONE. Dicho descubrimiento se produjo en Stillfried an der March, situado al este de Austria.

Sin embargo, las ya famosas roscas de pan halladas por los investigadores austriacos no habrían sido destinadas a la alimentación, sino para formar parte de algún tipo de ritual o sacrificio. “Aunque estos anillos eran alimenticios, el inusual conjunto de hallazgos sugiere que debe haber habido algún otro significado simbólico”, comentaron.

Entre los componentes encontrados en las roscas de pan destacan partículas de cebada descascarillada, así como varias especies de trigo. Para el equipo de investigadores, liderados por el arqueólogo Andreas Heiss, no se trata de ninguna sorpresa, ya que en dicha época (960-900 A.C.) ya habían panaderos en Europa.

“Si se buscan analogías modernas, es muy probable que esos anillos se asemejen a los tarallini modernos (del sur de Italia). O a las sushki (de Rusia)”, explicó Heiss a Newsweek.

“Si se destinaban al consumo, la calidad de la harina de los tres anillos de Stillfried se consideraría bastante fina y comparable a la de los panes integrales modernos”, indicaron los autores de la publicación.