tribuna

Ferrer Ferran, Hijo Adoptivo de Arafo

El sábado 8 de junio, en una tarde soleada y agradable, el pueblo de Arafo se vistió de gala para homenajear a una persona extraordinaria, Fernando Ferrer Martínez -conocido artísticamente como Ferrer Ferran- un gran músico valenciano, un compositor de altura, que, desde ese día es un hijo más de nuestro pueblo, de lo que […]

El sábado 8 de junio, en una tarde soleada y agradable, el pueblo de Arafo se vistió de gala para homenajear a una persona extraordinaria, Fernando Ferrer Martínez -conocido artísticamente como Ferrer Ferran- un gran músico valenciano, un compositor de altura, que, desde ese día es un hijo más de nuestro pueblo, de lo que los araferos nos sentimos muy orgullosos. El por qué ha sucedido ésto, tiene su historia y es la siguiente:

Ferrer Ferran llegó por primera vez a Arafo en los días previos al tradicional concierto de San Juan, que se ofreció el último domingo de agosto de 2015 durante las fiestas patronales. La Sociedad Filarmónica Nivaria le había encargado la composición de una pieza musical para conmemorar los 155 años de la banda. El maestro compuso un pasodoble de concierto que tituló NIVARIA, con una música bellísima, alegre, festiva, melodiosa… Ferrer Ferran aceptó la invitación de dirigir el citado concierto en el que se iba a dar a conocer su obra inédita. Fue un éxito total. El director invitado cautivó a los espectadores con su sabiduría musical, su carisma, su sencillez, su cercanía…

Volvió a estar entre nosotros dos años después, en el concierto del día principal de las fiestas. En ese agosto de 2017, presentó ARAFO, ENSUEÑO DE UN PARAÍSO (Impresión sinfónica para orquesta de vientos), encargo del ayuntamiento al maestro. Es una obra maravillosa, con una música vibrante, apasionada, solemne…En dicha composición se describe la nobleza de la gente arafera, los más de 150 años de tradición musical y al aguerrido y voluntarioso guerrero guanche Arafo. En este concierto también se mostró al público un alegre y festivo pasodoble que Ferrer Ferran compuso por petición de La Nivaria, para homenajear al músico más antiguo de la agrupación. Se tituló Roberto García Curbelo el nombre y apellidos del veterano clarinetista.

El 13 de mayo de 2018, retornó a nuestro pueblo el ínclito compositor, ya que ese día se presentaba en el Auditorio Juan Carlos I un CD de la Sociedad Filarmónica Nivaria con obras de Ferrer Ferran entre las que se encontraban las tres piezas que compuso para Arafo. En este acto fue cuando el alcalde, José Juan Lemes, le comentó que la Villa le estaba muy agradecida por haber realizado estas bellas creaciones e incorporarlas en el repertorio bandístico de sus conciertos por el mundo y porque había conquistado a los araferos con su entrega, simpatía, amabilidad… Por todo ello, se le entregaría el título de Hijo Adoptivo si él lo aceptaba. Ferrer Ferran quedó asombrado por lo inesperado de esa importante concesión y asintió encantado.

Así es como se ha fraguado la unión entre este genial músico valenciano, la Sociedad Filarmónica Nivaria y la Villa de Arafo.
Este es, a grandes rasgos, el curriculum de Ferrer Ferran:

Nace en Valencia en 1966.

• Catedrático de Composición en el Conservatorio de Castellón, durante 20 años.
• En la actualidad, es profesor del Conservatorio de Valencia.
• Director de Honor de la Banda Primitiva de Paiporta.
• Director titular de la Orquesta de Vientos Allegro y de la Banda Sinfónica Ateneo Musical de Cullera.
• Director artístico, profesor y director principal de varias bandas de España, Italia y Venezuela.
• Ha sido vicepresidente de la Asociación de Compositores Sinfónicos Valencianos, durante 8 años.
• Es nombrado Bachiller de Honor de la Argamasilla.
• Ha compuesto más de 100 obras y ha dirigido bandas y orquestas en diferentes lugares del mundo. Toda su obra está recopilada en CD.
• Ha recibido numerosos premios tanto dentro como fuera de España.

El acto comenzó a las 19.30 h. La Sociedad Filarmónica Nivaria con su director titular Miguel Ángel Expósito y el director invitado al frente, realizaron un desfile, desde la plaza hasta el Centro Cultural y de Recreo de Arafo, con el melodioso pasodoble AMUNT PIRRIS (Ferrer Ferran). Este acontecimiento se llevó a cabo en esta sociedad por encontrarse el Auditorio en obras.

En el salón de actos del Centro, dio comienzo el evento con el nombramiento de Hijo Adoptivo de Arafo a Ferrer Ferran. Accedieron al estrado el alcalde, el director de La Nivaria y el homenajeado. Tomaron turno de palabra Miguel Ángel Expósito y José Juan Lemes. Ambos ensalzaron la figura del galardonado. A continuación, se dio lectura al acta de concesión. Luego, el alcalde entregó a un emocionado Ferrer Ferrán la Medalla y el Título acreditativos ante los largos y cálidos aplausos de los espectadores. El maestro dirigió unas palabras de agradecimiento y nos habló de su amor por la música y que desde muy pequeño su ilusión era aprender a tocar el piano, su instrumento preferido. Nos relató una anécdota de su niñez: A temprana edad pidió a los Reyes Magos un piano, se lo dejaron, pero de juguete. Él se desilusionó porque deseaba uno de verdad para comenzar a estudiarlo. Más adelante recibió uno sencillo y antiguo porque sus padres no podían permitirse demasiado gasto. Enseguida comenzó los estudios de solfeo y piano.

En este acto, Ferrer Ferran estuvo acompañado por su esposa a la que le pidieron su presencia en el escenario para entregarle un ramo de flores. Al maestro se le veía exultante y feliz.

Finalizado el momento protocolario de la entrega de la distinción, se inició el concierto en el que la Sociedad Filarmónica Nivaria, bajo la batuta de su director titular, interpretó las siguientes obras todas compuestas por Ferrer Ferran: NIVARIA (Pasodoble de Concierto), IL SUONO DEL CORNO (Obertura Solemne), CABEZA COMPOSTIZO (Fantasía Española) y ROBERTO GARCÍA CURBELO (Pasodoble de Concierto). Esta actuación fue premiada con cerrados aplausos. Miguel Ángel Expósito le pidió a Ferrer Ferran que dirigiera la última parte de ARAFO, ENSUEÑO DE UN PARAÍSO. El maestro así lo hizo. Las ovaciones del público puesto en pie dieron lugar a que la banda y su director invitado volvieran a ejecutar el pasodoble NIVARIA.

Fue un acto especial, de los que dejan un recuerdo indeleble.

Es un honor y un lujo para Arafo tener a esta importante e internacional figura de la música como hijo adoptivo.

La enhorabuena más sincera y afectuosa a Ferrer Ferran, relevante compositor, pianista y director.