polideportivo

Elena Mateo: “Hay desidia, incluso abandono, en lo que es el mantenimiento de las instalaciones y en las relaciones con los clubes”

Elena Mateo Morales, concejal de Deportes, Educación y Juventud del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife
Elena Mateo

Con apenas 28 años, Elena Mateo (Santa Cruz de Tenerife, 1991) ha decidido coger el toro por los cuernos para darle un vuelco al deporte del municipio. Su pasión por la política, por querer mejorar la ciudad en la que nació y en la que vive, es evidente desde su época estudiantil. Ejerció como portavoz del alumnado en el Claustro de la ULL, donde también fue consejera de gobierno. Desde 2013 esta joven abogada es la nueva concejal de Deportes y Juventud del Ayuntamiento de Santa Cruz concede a DIARIO DE AVISOS la primera entrevista a un medio escrito de la provincia.

-¿Qué balance puede hacer tras su llegada al área de Juventud y Deportes?

“Estoy con bastantes ganas y entusiasmo. Intento empaparme de todo lo que se estaba haciendo, aunque traigo de casa unas ideas preestablecidas para llevar a cabo en las distintas áreas. Hasta ahora he tratado de hablar muy poco de la gestión anterior con los clubes, entidades y trabajadores con los que me he reunido. La impresión que me he llevado es que hay cierta desidia y estancamiento, incluso abandono, en lo que son instalaciones deportivas y en las relaciones con los clubes. No llevo un mes y todos los clubes con los que me he puesto en contacto, se sorprenden de que los llame. Les choca, pero se sienten agradecidos. Eso hace darme cuenta de cómo está la situación”.

-¿Cuáles son sus prioridades?

“Lo primero es actualizar el estado de las instalaciones deportivas, de las que tenemos y de las que no tenemos pero que deberíamos tener. Hay una infradotación de las instalaciones. No es que haya pocas, sino que las que tenemos están mal. La segunda prioridad es la promoción de la actividad física entre los vecinos de Santa Cruz. Deportes no solo puede ser un mero gestor para la cesión de instalaciones. Deportes tiene que promover la actividad deportiva, no solo con el apoyo a los clubes y entidades, que son nuestros mejores embajadores, sino también accediendo a los ciudadanos que no se acercan a la actividad deportiva por diversos motivos. Por todo esto, y cuando hablo con los técnicos y con los clubes, me doy cuenta que ha habido desidia en muchos aspectos”.

-¿Qué planes tienen para el Quico Cabrera y su entorno? ¿En qué punto se encuentra el proyecto de ampliación y reforma de todo el complejo deportivo que circunda este pabellón municipal?

“Esa segunda cuestión por la que me preguntas está judicializada. Está en manos de los servicios jurídicos municipales, que serán los encargados de estudiar la situación, ya que una solicitó la suspensión del procedimiento y no se le concedió. Ahora se está estudiando cómo seguir con esa concesión. Cuando la asesoría jurídica se pronuncie, nosotros tomaremos una decisión valorando si tenemos que seguir con la licitación, o si apostamos por otro modelo. Está claro que la manzana que está en el entorno del Quico Cabrera necesita una solución urgente, por lo mismo que decíamos antes: los espacios que tenemos no son suficientes y no están bien dotados”.

-Eso en cuento al centro de la ciudad, pero en los barrios los problemas crecen. ¿Qué planes tienen para ellos?

“Ya estamos caminando en ese sentido. Por ejemplo, recientemente me he reunido con el concejal de infraestructuras para tratar el tema del mal llamado polideportivo de San Andrés. La próxima semana tendremos una reunión monográfica de lo que es obras de nueva construcción y de lo que son las instalaciones que ya tenemos. Está claro que en los barrios hay una infradotación de instalaciones y eso hay que paliarlo. Yo resido en El Sobradillo y veo como está el polideportivo, con las rejas rotas, sucio y en mal estado. Es el reflejo de la desidia que existe”.

-¿Será en los barrios donde más habrá que invertir?

“Si hablamos de equiparación de espacios, está claro que sí. Especialmente en aquellos distritos que no cuentan con dotaciones deportivas importantes. En nuestro programa ya señalamos la idea de fomentar la práctica deportiva en los barrios”.

-Las piscinas municipales fue uno de los grandes caballos de batalla del anterior grupo de gobierno. ¿Qué hará para que no haya tantas quejas?

“Las piscinas son las instalaciones deportivas de más difícil mantenimiento. Ya me han llegado quejas de las temperaturas del agua y demás, por lo que estoy muy vigilante en cuanto a eso con los contratos de mantenimiento. Ya he hablado con algunas empresas y les he puesto las pilas, porque me preocupa que encima que nosotros pagamos por un servicio, no se lleve a cabo con la diligencia que se debería. Necesitamos que las piscinas estén a pleno rendimiento”.

-¿Qué piensa sobre que haya cantinas en instalaciones deportivas municipales en las que se vende alcohol y tabaco? ¿Esto cambiará?

“Los clubes que tienen cantinas, las utilizan para financiarse. Tenemos que ir al punto de partida, que son las ayudas que se prestan a los clubes. Tenemos que atender a la forma en la que estamos colaborando con los clubes y su subsistencia. Yo no renuncio a que Deportes tenga la gestión del conjunto de las instalaciones deportivas de la ciudad. Hay quien utiliza los polideportivos para hacer fiestas y eso tiene que acabar. Creemos en el uso libre de las instalaciones por parte de los ciudadanos, pero que sea estrictamente deportivo. Hay que ir caso por caso y estudiar quién lleva las cantinas, para ver cómo se están gestionando. No todas se actuará de la misma manera”.

-¿Cómo fomentará la práctica deportiva entre la ciudadanía?

“Ya hay unas escuelas municipales para niños que prestan un buen servicio, pero también hay que repensarlas, ya que hay deportes que no tienen. Por ejemplo, no hay una escuela municipal de fútbol, o de deportes acuáticos. También vemos que hay una carencia importante en el fomento del deporte para adultos. Tampoco podemos hacer del deporte una herramienta que diferencie a las personas con más recursos, de las que tienen menos. Habrá modificaciones de ordenanzas y bonos para que tasas o precios públicos no sean un impedimento para hacer deporte. Hay que actualizar las ordenanzas en este sentido. Otra cosa que veo fundamental es sacar, de nuevo, el deporte a la calle. Esto no es moderno, pero hay que recuperarlo. Como dice la alcaldesa, ella recuerda participar en los 3×3 de baloncesto que se hacían en la Plaza de La Candelaria y ese tipo de ideas hay que rescatarlas”.

TE PUEDE INTERESAR