economía

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz desbloquea el expediente del dique flotante

Tenerife Shipyards celebra que el organismo haya elevado a Puertos del Estado el tramite medioambiental, paralizado desde 2017
Mario Suárez y María Name, durante la rueda de prensa. Fran Pallero
Mario Suárez y María Name, durante la rueda de prensa. Fran Pallero
Mario Suárez y María Name, durante la rueda de prensa. Fran Pallero

El dique flotante del que tanto se ha hablado en los últimos meses, y cuya actividad generará entre 700 y 1.000 empleos directos en la Isla, está cada vez más cerca. Tenerife Shipyards, empresa que se encargará de la concesión de este dique, informó ayer de que la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha elevado ya a Puertos del Estado el trámite medioambiental necesario para dar luz verde a una lámina de agua donde, inicialmente, se ubicará la instalación, que se encuentra ahora en Corea a la espera de ser transportado a la Isla.

Con este paso, según informaron ayer el director de desarrollo estratégico de Tenerife Shipyards, Mario Suárez, y la directora de Recursos Humanos de la compañía, María Name, se desbloquea el expediente de solicitud del astillero tinerfeño, que estaba paralizado desde el año 2017.

Suárez agradeció a la presidencia y a la dirección de Puertos de Tenerife que, después de dos años y medio, el expediente “salga por fin a Madrid”. “Este proyecto”, prosiguió, “permitirá la creación de entre 700 y 1.000 puestos de trabajo cualificado y dar un impulso a un sector productivo de Tenerife como es el de la reparación naval”.

La directora de Recursos Humanos añadió que la política de la empresa es apostar por el talento local: “No nos olvidamos de las raíces de esta empresa; es una empresa canaria que apuesta por el talento local en primer lugar”. Tras ser elevado a Puertos del Estado, el trámite medioambiental será enviado al Ministerio de Fomento, que, tras su revisión y aprobación, lo remitirá de vuelta a la Autoridad Portuaria de Tenerife. Posteriormente, en el Consejo de Administración se decidirá si se aprueba o rechaza la solicitud de lámina de agua realizada por Tenerife Shipyards.

Una vez la lámina de agua sea aprobada, se procederá a la compra y traslado del dique flotante hasta la segunda alineación del Dique del Este, donde irá emplazado. Actualmente, la infraestructura se encuentra en Corea, lugar desde donde, una vez acabados todos los trámites, se traerá “con todo el cuidado posible”. Este transporte tardará unos tres meses.

La lámina de agua que Tenerife Shipyards ha solicitado a la Autoridad Portuaria es de 460 metros lineales del total de 2.673 metros de los que dispone el Dique del Este. En términos porcentuales, la concesión de la lámina de agua otorgaría a Tenerife Shipyards el 17% de los metros lineales del Dique del Este, quedando el 83% restante disponible para otras empresas que operen en la zona. Este dique flotante que Tenerife Shipyards tiene preacordado mide 230 metros de eslora, y traerlo a la Isla costará aproximadamente 20 millones de euros, una cantidad que procede de capital canario 100% privado.

TE PUEDE INTERESAR