Educación

La ULL inicia la mejora de la conexión por fibra con las sedes de La Palma y Adeje

La Universidad de La Laguna saca a licitación la Licencia Campus Microsoft y el servicio de red e informa sobre la norma de permanencia

La rectora de la ULL, Rosa Aguilar (der.), junto a la secretaria general, Elvira Afonso. DA
La rectora de la ULL, Rosa Aguilar (der.), junto a la secretaria general, Elvira Afonso. DA

El Consejo de Gobierno de la Universidad de La Laguna (ULL) sacó a licitación pública el contrato para mejorar el servicio de conexión de las sedes de Enfermería (La Palma), Turismo (Adeje) y la sede de 25 de julio a través de fibra óptica, con el objeto de lograr la misma operatividad que en los campus centrales.

El gerente de la ULL, Juan Manuel Plasencia, también presentó al Consejo de Gobierno el contrato de la Licencia Campus de Microsoft. Se trata de un acuerdo plurianual, por tres años más otro de prórroga, por 490.868 euros. A pesar de que se ha hecho una apuesta por el software libre, implantado en el 85% de los servidores, existe un porcentaje destacado de uso del entorno Windows en los ordenadores de los miembros de la comunidad. Este contrato permitirá el ahorro y la eficacia mediante la adquisición de licencias globales, al acogerse al acuerdo entre el fabricante y la Conferencia de Rectores.

Otro contrato tiene que ver con la mejora del servicio de mantenimiento de las infraestructuras de red del centro. Las comunicaciones se han convertido en un pilar para la docencia en las aulas y el acceso al campus virtual. Dado su enorme tamaño y la necesidad de tenerlas disponibles a cualquier hora, se hace preciso la contratación de un servicio externo, al tratarse de 110 salas de comunicaciones, 450 conmutadores de red y 1.600 puntos de acceso wifi para toda la comunidad universitaria.

El último de los contratos fue el del servicio de impresión corporativa, que cubrirá todos los gastos fungibles, soporte y mantenimiento de los 240 puntos de impresión distribuidos por todos los edificios del centro.

El Consejo de Gobierno conoció el cambio en la normativa de progreso y permanencia para lograr que los estudiantes de los últimos años de grado tengan más oportunidades para finalizar en el centro. La modificación fue remitida en su día al Ministerio para su conformidad y ya fue sancionada por el Consejo Social.

De esta manera, la matrícula sigue en 60 de créditos, con un número de aprobados mínimo de 12. Se bajó el techo superior para la continuación a 78 créditos, en lugar de los 90 iniciales. Las matrículas parciales se mantienen como están, con excepciones para estudiantes que han sido víctimas de violencia de género o alumnado con alguna discapacidad. Solo queda desligado de forma definitiva de la ULL si se tiene dos permanentes, lo que permitiría que al llegar a séptima convocatoria el estudiante pueda pasar a otro grado.

En el caso de los estudiantes de posgrado, se modificó la delimitación del paso de tiempo completo a tiempo parcial. El procedimiento se realizará a través de sede electrónica, lo que permitiría al alumnado alargar el tiempo de realización de la tesis.