sociedad

Las galas de reina infantil y adulta salen del programa de la Bajada de la Virgen por sexistas

La medida que es aplaudida por asociaciones y colectivos feministas y colectivos sociales de la Isla, fue promovida por un vecino, Fulgencio García, que lleva más de dos décadas pidiendo que tales actos se sustituyeran por otros de índoles cultural o social que no estigmatizara y cosificara a la mujer
Imagen del Consejo Rector de la Bajada de la Virgen. | DA

El Consejo Rector de la Bajada de La Virgen aprobó por unanimidad, en una decisión que no generó debate, la supresión de la celebración de las galas de elección de reina infantil y reina adulta de la próxima cita, en el verano de 2020, de la Bajada de la Virgen. Esta, que era una solicitud planteada desde hace cinco ediciones de las lustrales de la capital palmera por parte de un vecino de la capital y trabajador municipal, Fulgencio García, supone “una demostración de la madurez y del avance democrático de nuestra sociedad, del municipio y de su corporación, en una materia tan sensible como la igualdad y para dejar de estigmatizar a la mujer con estereotipos de belleza que resultan un agravio y una falta de respeto para una sociedad avanzada como la que queremos construir entre todos”. Son las palabras de Fulgencio García, tras el acuerdo adoptado en la reciente reunión del máximo órgano de gestión de la Bajada de la Virgen. García, que ha sido precursor de otras iniciativas desde el anonimato, muchas veces dando el protagonismo a los políticos y a las instituciones, contribuyendo como ciudadano a lo que el considera “una sociedad más justa en la que siempre esté presente la historia como un elemento del que debemos aprender para seguir avanzando”.

Fulgencio García presentó seis años atrás, y mucho antes de que se aprobaran los ahora tan populares pero de muy distinta capacidad resolutiva, Reglamentos de Participación Ciudadana, además de instar de forma particular a otras iniciativas de ámbito cultural, investigando, redactando y entregando de forma solidaria a más de una institución pública, sus iniciativas y proyectos. Muchos de estos proyectos los defendió desde su participación activa en la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de La Palma, desde donde, mejorando la idea de un colegio de la capital, logró colocar la semilla de un servicio tan importante y consolidado en Canarias como la “acogida temprana en los colegios”.

Ahora ha logrado, con la incorporación el pasado año de un grupo de asociaciones feministas que se sumaron a su petición, la eliminación de las galas de belleza de la Bajada de la Virgen, que desde el propio ayuntamiento capitalino, que preside el popular Juan José Cabrera Guelmes, definen como “sexistas” y que constituyen actos festivos anacrónicos y ofensivos en términos de igualdad. Dice Fulgencio en declaraciones a DIARIO DE AVISOS que “no parece lógico que nos concentremos frente al atrio del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma condenando actos violentos contra las mujeres, defendiendo sus derechos y un sistema de derechos y libertades desde la igualdad, para luego financiar galas en las que se cosifica y utiliza de una manera anacrónica la figura de la mujer”. “El ejemplo y la coherencia en los mensajes y en los hechos, debe partir de las instituciones, y en este caso del Consejo Rector de la Bajada de la Virgen”.

Nuevo modelo de gestión

El órgano de decisión de las Fiestas Lustrales Capitalinas, en sección ordinaria, también acordó un nuevo modelo de gestión a propuesta del gobierno municipal. La propuesta se basa en la eliminación de la figura del gerente y la elección de un concejal coordinador. La cercanía de las fiestas y los diferentes procesos administrativos de contratación, hacen necesario que se deba trabajar con inmediatez en todos los asuntos relativos a las fiestas con personal propio, sumando más tarde el refuerzo a la gestión de una contratación externa. Así el Consejo designa al concejal Tony Acosta, como la persona que debe asumir esta responsabilidad.

Además se acordó modificar de la fecha de celebración del Minué, que pasará del miércoles de la semana grande al martes, cambiando su fecha con los acróbatas. La decisión, explican fuentes autorizadas del consistorio, se toma por un aspecto operativo y de seguridad, provocado por el montaje y desmontaje de la pasarela del Minué y la grada de los Enanos. El alcalde, Juan José Cabrera, afirma, “en las ediciones anteriores se han vivido momentos de tensión en las tareas de montaje y desmontajes que en ocasiones han podido hacer peligrar el acto de los enanos”. Y continúa diciendo, “nuestro deber es garantizar la viabilidad técnica, económica y la seguridad de los trabajos”.

TE PUEDE INTERESAR