puerto de la cruz

El Plan de Movilidad Urbana recupera espacio público y limita el acceso de vehículos al casco del Puerto de la Cruz

El nuevo documento consta de 16 planes sectoriales diferentes que comparten los mismos objetivos, el desarrollo de la electromovilidad, un municipio pensado para las personas y no para los vehículos, donde la bicicleta y el transporte público tienen un mayor protagonismo
Pedro Josafat Brito, Irene Caro, David Hernández, Dimas Martín y Cristina Barboza presentaron ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento el nuevo Plan de Movilidad. DA
Pedro Josafat Brito, Irene Caro, David Hernández, Dimas Martín y Cristina Barboza presentaron ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento el nuevo Plan de Movilidad. DA
Pedro Josafat Brito, Irene Caro, David Hernández, Dimas Martín y Cristina Barboza presentaron ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento el nuevo Plan de Movilidad. DA

Recuperar espacio público para que los niños jueguen, los vecinos se relacionen, los turistas paseen y que además, esté limpio de humo. Esta es la filosofía del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) del Puerto de la Cruz, que incluye 16 planes sectoriales que abarcan desde la ordenación del tráfico y la potenciación del transporte público, hasta la movilidad escolar y ciclista y los puntos de recarga de vehículos eléctricos.

El documento no tiene valor normativo sino que es un catálogo de propuestas a corto, medio y largo plazo para conseguir un municipio más accesible, moderno, limpio y seguro. Así lo aseguró ayer el concejal de Ciudad Sostenible y Planificación, David Hernández, quien presentó el plan que se llevará al Pleno de la Corporación y hoy mismo se dará a conocer a la ciudadanía. La cita es a las 18.00 horas en el Ayuntamiento.

Su redacción estuvo a cargo de la Fundación Canaria Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en colaboración con la Universidad de La Laguna, Electromovilidad Canarias y el Consistorio portuense.

Acompañado por el ingeniero Miguel Peñate, coordinador general del PMUS, recordó que no es el primer plan que se elabora en la ciudad. En 2011 ya hubo una iniciativa con vigencia hasta este año “que se quedó en los cajones y no llegó a desarrollarse”. En ese momento, añadió, “se crearon una expectativas que no se cubrieron pero los dos grupos que conforman el actual gobierno (la ACP y el PSOE) siempre hicieron hincapié en este documento para fomentar la movilidad y la sostenibilidad”. A diferencia de entonces, “hay voluntad y sensibilidad en la población”, sostuvo.

En este sentido, Peñate aclaró el PMUS de 2011 se ideó “en plena crisis” y con una filosofía diferente: que haya menos atascos y por lo tanto, más vías circulatorias y aparcamientos mientras que el actual “es todo lo contrario”, dado que propone un ahorro de las emisiones, la implantación de energías renovables a la movilidad y la recuperación de espacio público para las personas, en consonancia con la apuesta de la Unión Europea de descarbonizar al 40% en 2030 con respecto a 1990.

En este sentido, dijo que “es un momento propicio para desarrollar planes de movilidad, porque hay una sensibilidad diferente en la población y en las instituciones públicas, con un Ministerio de Transición Ecológica, consejerías y concejalías que antes no existían para buscar la sostenibilidad energética y muchas líneas de financiación por parte de la Unión Europea”.

El coordinador explicó en términos generales los principales objetivos del documento. Entre ellos, se encuentra tener una zona baja o libre en emisiones, la más próxima al centro de la ciudad; darle un mayor protagonismo al transporte público, los coches eléctricos y la bicicleta; contar con aceras más amplias; incrementar las calles peatonales; y limitar la entrada a vehículos que puedan producir contaminación a través de pilonas eléctricas. También crea 3.000 plazas de aparcamientos disuasorios en las afueras del casco, en concreto, en El Tope, la avenida 8 de marzo, Las Dehesas, La Paz y la calle Blanco, y las denominadas ‘calles completas’, aptas para todos los ciudadanos, desde niños hasta ancianos y personas con movilidad reducida.

Para conseguirlo, se pondrán en marcha diversas propuestas, como itinerarios de carriles bici que conecten los diferentes barrios y la parte alta y baja del municipio, peatonales para que los niños puedan ir caminando al colegio, y puntos de alquiler de bicicletas eléctricas. También minibuses eléctricos y guaguas lanzaderas que trasladen a los usuarios desde los aparcamientos disuasorios hasta el centro del municipio, y puntos de recarga de vehículos eléctricos en zonas clave, como pueden ser la Policía Nacional, el Jardín Botánico, Mercado municipal o el Loro Parque.

Otras iniciativas se estudian a largo plazo y contemplan el cambio de sentido de algunas calles, como Teobaldo Power y El Peñón, para hacerlas de salida del casco, ya que actualmente hay muchas de entrada pero pocas de evacuación; y la restricción en otras con acceso solo permitido a determinados tipos de vehículos y a los vecinos.

A la presentación también asistieron el técnico municipal de Medio Ambiente, Dimas Yanes; la socióloga Cristina Barboza, responsable de los estudios de opinión del PMUS y dos ingenieros redactores del plan, Pedro Josafat Brito e Irene Caro.

Esta última hizo hincapié en la necesidad de reducir el alto índice de motorización existente en el municipio, con más de 827 vehículos por cada 1.000 habitantes, equiparable al de ciudades como Madrid o Barcelona.

Por su parte, Dimas Yanes valoró la experiencia de participación ciudadana, las presentaciones y las mesas debate con varios colectivos, empresas, la comunidad educativa, personas con discapacidad, los partidos políticos y entidades como Cruz Roja. No obstante, señaló como una “debilidad” que todavía faltan datos por conocer para completar el diagnóstico que se hace en el propio PMUS. Como ejemplo, citó que a día de hoy no se sabe el número exacto de coches que aparcan en aparcamientos con vado.

Caminata entre barrios

David Hernández anunció que el domingo a las 11.00 horas se hará una caminata para conectar los distintos barrios del municipio que comenzará en La Vera y terminará en el convento de Santo Domingo. Están invitados todos los vecinos del Puerto de la Cruz y la intención es analizar la conectividad entre un barrio y otro y los problemas de accesibilidad que se puedan encontrar durante el trayecto.

TE PUEDE INTERESAR