Educación

Instalar cámaras en las aulas es una propuesta ineficaz y contraria a la libertad, según CCOO

A su juicio, los centros necesitan más recursos, materiales y humanos, y no invadir intimidad o privacidad del alumno y profesor

Foto de recurso. Pixabay
Foto de recurso. Pixabay

Comisiones Obreras (CCOO) ha dicho este martes que la instalación de cámaras en las aulas es una propuesta ineficaz y contraria a las libertades y que, a su juicio, los centros necesitan más recursos, materiales y humanos, y no invadir intimidad o privacidad del alumno y profesor.

La afirmación de la Fiscalía General del Estado respecto a que “la gravedad de ciertas denuncias y lo delicado de los entornos en que se producen los hechos podría llevar a normalizar la adopción de medidas de grabación en vídeo de espacios cerrados (despachos y aulas)”, ha abierto un debate en la comunidad educativa, según el sindicato.

Según CCOO, el modelo educativo es conservado y pretende convertir las escuelas e institutos en centros de instrucción donde sobreviven los más fuertes y con más recursos, obviando las evidencias que demuestran como los colegios son, desde hace mucho tiempo, espacios de convivencia y educación colectiva de extraordinaria diversidad, no exento de los problemas que se producen en cualquier otro espacio social.

Además considera que el sistema educativo, en este concepto más amplio, se ha ido viendo privado hace ya casi una década, de cualquier recurso material y humano que pudiera haber posibilitado la acción pertinente para prevenir conductas antisociales y gestionar adecuadamente los problemas de convivencia del día a día.

En su opinión, la Fiscalía, al no tener en cuenta estas consideraciones y al obviar años de recortes y penurias del sistema educativo, recomienda una medida tan ineficaz como de poco recorrido.

“Colocar cámaras de seguridad en las aulas no va a la raíz del problema y, además, engorda el corporativismo más negativo y es contraria a las libertades”, resalta la nota del sindicato.

Además, apunta que obvia los pronunciamientos de la agencia estatal de Protección de Datos sobre el uso de cámaras de vigilancia, así como los criterios restrictivos aconsejados para su instalación.

CCOO se declara “radicalmente en contra de una medida más coactiva que preventiva y pedagógica”, entendiendo que los centros educativos no necesitan cámaras de vigilancia en las aulas, sino “más y mejores recursos materiales y humanos; coordinación, colaboración y una interacción positiva con las familias y el entorno sociocultural”.