política

Maroto dice que hay al menos 35.000 turistas afectados en Canarias por la quiebra de Thomas Cook

La ministra ha participado este martes en una reunión con representantes de las comunidades autónomas más afectadas --Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña-- y empresarios del sector turístico para trazar un plan de actuación conjunto y afrontar esta crisis

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha informado este martes de que en España se encuentran al menos 53.000 turistas afectados por la quiebra de Thomas Cook, una cifra superior a los 30.000 que contabilizó la embajada británica, por lo que van a solicitar a la Autoridad de Aviación Civil británica (CAA, por sus siglas en inglés) que refuerce el plan de contingencia en el país para darles soporte.

La ministra ha participado este martes en una reunión con representantes de las comunidades autónomas más afectadas –Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña– y empresarios del sector turístico para trazar un plan de actuación conjunto y afrontar esta crisis.

Durante la reunión se han compartido los diferentes datos de los que disponían el Gobierno, los Ejecutivos autonómicos y los empresarios. Así, han determinado que la cifra de 30.000 turistas afectados en España establecida por la embajada de Reino Unido no se ajusta a la realidad, ya que, según los datos autonómicos, en Canarias habría 35.000 turistas británicos, 13.000 en Baleares y 5.000 en Cataluña, lo que, a la espera de que Andalucía y Comunidad Valenciana dispongan de los datos exactos, sumaría al menos 53.000.

Por ello, la ministra de Industria en funciones ha ratificado que solicitarán a la CAA que refuerce el plan de contingencia con más vuelos desde España para que estos turistas puedan volver a casa.

Maroto ha señalado que son 150.000 los turistas que se encuentran viajando en este momento, de los 600.000 afectados en total. Para ello, el plan de contingencia de la CAA ha programado más de 1.000 vuelos desde 55 países. De ellos, unos 15.000 consiguieron regresar el pasado lunes a Reino Unido y el resto está planeado que lo consiga en un plazo de dos semanas, hasta el 6 de octubre.

SIN CONSTANCIA DE ESPAÑOLES AFECTADOS

La ministra también ha resaltado que “no hay constancia” de ningún español que no tenga vuelo de vuelta, pero que desde el Gobierno quieren saber “cuántos españoles están afectados para poder darles las garantías de que su retorno se hace en tiempo y forma” para, si no, activar a un servicio acorde a la situación a través de la red exterior de embajadas.

En España se cancelaron durante la jornada del lunes 46 vuelos y 18 fueron repuestos para que los turistas británicos pudieran regresar a Reino Unido. Maroto ha asegurado que la situación “se gestionó de una forma muy adecuada” y sin incidencias. La titular de Turismo ha puesto en valor que Aena habilitó diferentes espacios para que los viajeros afectados pudieran recibir información y que fueron “atendidos con total normalidad” en los hoteles en los que se encuentran alojados.

Además, durante la reunión de este martes han acordado crear una unidad de información en el Ministerio para coordinar los datos de los que disponen y para solicitar a Thomas Cook las cifras reales de clientes afectados en España en todas las variedades de viajes que comercializaba.

Maroto también ha anunciado la convocatoria “en los próximos días” de una comisión interministerial de Turismo para abordar todas las “aristas” de la crisis de Thomas Cook.

Entre los puntos que se abordarán, se encuentra la afección de la quiebra al tejido empresarial español y al empleo en el sector, “tanto directo como indirecto, que puede provocar” y a la “imagen de España”, así como la merma en la conectividad, “para al menos no perder todo el volumen de turistas que hasta diciembre de la siguiente temporada tenían comprometido su viaje con Thomas Cook” y mantener “este sector estratégico para el país”.

Tras ello, ha asegurado que se volverá a convocar una reunión a la que asistirán los gobiernos autonómicos afectados y las patronales empresariales turísticas para analizar las medidas.

La titular de Turismo en funciones ha confirmado que los hoteleros españoles, a los que Thomas Cook deja una deuda de unos 200 millones de euros, estarían dispuestos a asumir parte de la deuda para evitar la quiebra y ha reiterado que desde España se están poniendo esfuerzos en evitar la quiebra de las dos filiales del turoperador que siguen funcionando en Suecia y Alemania, Thomas Cook Escandinavia y Condor, respectivamente, y “tener, al menos, asegurados esos mercados”.

TE RECOMENDAMOS