fútbol

Andrés, futbolista del CD Marino: “Quiero darlo todo por este club”

Andrés, centrocampista ofensivo del CD Marino, se recupera de una lesión muscular para poder estrenarse con el equipo de Los Cristianos en una categoría de máxima exigencia
Andrés, con la camiseta del conjunto de Los Cristianos. DA
Andrés, con la camiseta del conjunto de Los Cristianos. DA
Andrés, con la camiseta del conjunto de Los Cristianos. DA

Andrés David Ávila Rueda cuenta las horas con algo de desesperación para que se produzca su debut con el CD Marino. El joven tinerfeño de 17 años, fichado este año por la escuadra de Los Cristianos, todavía no se ha podido estrenar con su nuevo club por una lesión muscular y unos problemas burocráticos entre el Marino y su anterior equipo, el Atlético Chenet.

Arrancó su trayectoria futbolística en el Granadilla cuando era prebenjamín. “Vivía en San Isidro porque tenía un tío que jugaba allí en Tercera. Fui a verlo entrenar y me quedé por allí”, relataba ayer el joven futbolista sureño. Sus posteriores destinos fueron el Raqui San Isidro, desde benjamín hasta infantil de primer año y de ahí fichó por el Atlético Chenet para formar parte de su cadena desde infantil de segundo año hasta esta temporada de juvenil, donde “el Marino contactó conmigo y me fichó porque jugué contra ellos en primer año un partido de Copa. Cuando acabó el encuentro su entrenador me comentó que quería ficharme”.

Andrés es un joven que muestra educación dentro y fuera del terreno de juego. Con los pies en el suelo reconoce que “no me gusta definirme, pero creo que soy un jugador eléctrico, con buen uno para uno y buena visión de juego”. El centrocampista sureño no tiene ningún problema en señalar que “tengo que mejorar en el trabajo en equipo, es algo que estoy aprendiendo mucho este año, porque tengo la suerte de contar con un gran entrenador que me está enseñando muchos valores del fútbol y estoy seguro de que voy a aprender mucho”.

Una rotura en el isquiotibial en un esprín en pretemporada le ha impedido debutar con la camiseta de su nuevo club. A la lesión se ha unido un problema con su club de procedencia. El Atlético Chenet aún no le ha dado la carta de libertad para fichar por el Marino, algo que “supuestamente se tendría que haber hecho hoy [por ayer]”. “Espero poder jugar ya porque me estoy muriendo de ganas” decía un Andrés cuya proyección le ha permitido hacer pruebas con el Atlético de Madrid, Real Madrid y, hace mucho más tiempo “porque lo solicitamos nosotros”, con el Barcelona, donde “los nervios me jugaron una mala pasada en la segunda prueba, tras haber pasado la primera”.

El jugador tinerfeño cuenta que se siente “más cómodo jugando de medio centro, porque quiero la pelota, me gusta tocar el balón” que en el puesto donde lo suelen alinear, en la media punta o como segundo atacante, y espera que el Marino despegue en las próximas jornadas tras un mal comienzo en la División de Honor de Juveniles, donde no conoce la victoria.

“No empezamos bien pero no lo merecíamos. Menos contra el Tenerife, fuimos dominadores y tuvimos el balón, pero en esta categoría los fallos se pagan muy caros”, relataba antes de sentenciar que “con trabajo estoy seguro de que estaremos a mitad de tabla. El equipo tiene mucho nivel y mucho trabajo, el entrenador nos exige porque sabe que podemos dar bastante. Quiero recuperarme y tener una solución con lo de la ficha para darlo todo por el Marino”.

TE RECOMENDAMOS