polÍtica

Tercer Grado del DIARIO con Ángel Víctor Torres: “El Gobierno de CC fue el que menos invirtió en Educación en la historia de Canarias”

El presidente regional afirma que “CC ejecutó cero en carreteras en 2018 y 2019, y por ello hay que repetir el convenio con Madrid”

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, accedió a la invitación de participar en la entrevista múltiple de DIARIO DE AVISOS, Tercer Grado, cuando está a punto de cumplir 100 días al frente del Ejecutivo regional (22 de octubre). En estos tres meses, Torres se encontró con un “agujero económico provocado por una mala previsión de ingresos” y tuvo que afrontar varias crisis encadenadas de diversa índole,como los incendios en las cumbres de Gran Canaria, la quiebra de Thomas Cook o el cero energético en Tenerife. Mientras trabaja para paliar las consecuencias que estos graves sucesos han dejado en las Islas, el Gobierno cuatripartito de Torres (PSOE, NC, UP y ASG) se prepara ante las posibles amenazas que se vislumbran en el horizonte: una desaceleración económica mundial y un brexit previsto para finales de este mismo mes que atenta directamente contra los intereses canarios, al afectar al turismo en una comunidad dependiente del visitante británico. Este Tercer Grado con el presidente Torres, secretario general del PSOE canario, permite abordar el amplio abanico de cuestiones que afectan al Archipiélago con la persona mejor informada de las Islas y en cuyas manos reside la facultad de dar solución a los problemas.

El encuentro se celebró en la sede de DIARIO DE AVISOS en Santa Cruz deTenerife y en el mismo pudieron formular un amplio cuestionario de preguntas los redactores y responsables de las distintas secciones del periódico.

-¿Cómo ha funcionado hasta ahora el cuatripartito del Pacto de Progreso en estos 100 días de Gobierno?
“Cada día que pasa está más cohesionado. Es un buen Gobierno, paritario, con perfiles de distintas formaciones políticas que creo que han sido bien elegidos. Nos enfrentamos al incendio más grave respecto a sus posibles consecuencias, según los propios técnicos, porque en toda la historia de Canarias solo había habido un pirocúmulo y en el incendio de Gran Canaria hubo dos en dos días distintos, que es muy arriesgado, porque cuando el pirocúmulo cae puede expandirse, con resultados gravísimos para los municipios colindantes. Luego hemos tenido la quiebra de Thomas Cook, la caída energética de Tenerife y el incendio del Ateneo. En todas las circunstancias hemos estado a la altura activando todos los mecanismos por parte del Gobierno de Canarias”.

-¿Cómo califica la herencia recibida de Coalición Canaria?
“No nos hemos encontrado las cuentas que esperábamos. No sabíamos que la evolución de los ingresos propios de Canarias era tan mala, me refiero a todo lo que tiene que tiene que ver con la imposición directa e indirecta canaria, al IGIC, a los impuestos propios, aquellos que marca el Gobierno regional. Y ese es el agujero económico. Yo no hablo ni de déficit ni de superávit, porque eso lo veremos el 30 de diciembre. Creo que vamos a tener déficit; a día de hoy hay un agujero económico provocado por una mala previsión de ingresos, por la bajada de medio punto de IGIC y por una mala política económica. Tampoco se presupuestó la reducción horaria de los trabajadores del campo sanitario ni la lectiva de los docentes, por lo que hemos tenido que retener 170 millones de euros”.

-¿Es cierto que faltaban por hacer proyectos cruciales de Carreteras?
“Sabíamos que la gestión del Gobierno saliente era mejorable. Yo fui muy crítico; si el convenio de Carreteras acababa en diciembre de 2017, ¿por qué no se trabajó entre los Cabildos y el Gobierno de Canarias para tener todos los proyectos ya caminando para que cuando se firmara el nuevo convenio, que fue en 2018, empezaran las obras? Si nosotros vamos al ejecutado de carreteras del año 2018-2019 la respuesta es cero, no se ha ejecutado nada del convenio vigente. Lo que se ha ejecutado es de la adenda de 2017, pero del 2018-2019 había 60 millones más 60 millones, y la ejecución es cero”.

-¿Qué implica este retraso?
“Es ahora cuando se están empezando las ejecuciones, ya ha comenzado la de La Aldea y ahora se va a iniciar la del anillo insular de Tenerife. Y es una nefasta planificación del Gobierno anterior, que reclamaba a Madrid pero luego no reclamaba por otro lado internamente que estuvieran los proyectos terminados. Tiene razón Fomento cuando tira de las orejas al Gobierno canario diciendo que firmaron 1.200 millones y luego pasaron dos años (2018 y 2019), con lo que vamos a tener que volver a redactar el convenio de carreteras, hay que replanificarlo”.

-Explíquenos eso…
“En ese convenio que firma el Gobierno de Canarias en diciembre de 2018 aparecen unas anualidades, aplican 60 millones para el año 2018 que estaba a punto de expirar, otros 60 millones para el 2019, luego van aumentando en 2020 creo que son 100 millones y al final, 10 años después, son unos 300 y pico millones. Nosotros pedimos los certificados de obra de 2018 y 2019 y a junio de 2019 estaban a cero. Es decir, en el 19 se gastó cero de los 60 millones que había. Los 60 millones de 2018 tienes que recolocarlos en el resto de años. En el año 2019 hasta junio se ejecutaron cero de los 60 millones de ese año y esos también hay que recolocarlos, porque si no pierdes 60 más 60 millones, que son 120 millones. Por tanto, hay que convocar la comisión mixta exclusivamente para recolocar esos 120 millones, que o los metes en el año final, 60 más 60, o amplias las anualidades”.

-¿Con cuánto dinero cuenta Canarias para carreteras?
“Hay tres convenios, un primer convenio que son 500 millones de obra ejecutada y que reconoce Madrid. Ese es el dinero que vendría para Canarias. ¿Qué ocurre? Que no se firma en 2018 y ahora figura como superávit. Luego hay 101 millones de una adenda que Clavijo en 2017 pasó al año siguiente sin ninguna razón y dijo que era porque lo había pactado con el PP a cambio del apoyo del Estatuto de Autonomía. De esos 101 millones solo se ejecutaron en torno a 38 millones. Ahora estamos negociando con Madrid que los 60 millones que faltan pasen al actual convenio. Luego hay otros 500 millones con intereses que es lo que no se ejecutó nunca. ¿Qué hace el Gobierno saliente? Pedir que le pasen ese dinero porque lo dice la sentencia. ¿Y qué dice el Gobierno de España? Que el convenio dice que solo se pasa lo que se ejecutó. ¿Qué está por encima: una sentencia o un convenio? Y entran en una polémica”.

-¿Y hasta tanto la Justicia resuelva qué piensa hacer?
“Esa ejecución de sentencia podrá decir una cosa u otra. A nosotros la ministra de Hacienda (María Jesús Montero), en presencia del vicepresidente del Gobierno y del viceconsejero de Presidencia, nos dijo que ella le trasladó al anterior presidente canario que podía cobrarse ese dinero sin menoscabo de las acciones judiciales. Lo que hemos hecho en reunión oficial fue acordar sobre esos 500 millones que están en litigio judicial colocarlos en el actual convenio, metemos más años o aumentamos las anualidades. Y el Gobierno en funciones se ha comprometido a ello. Cuando eso esté incluido, pues no tendrá sentido la sentencia porque ya hemos conseguido lo que se está pidiendo. ¿Qué ocurre? que pueden gobernar otros en España después del 10 de noviembre. Entonces, yo les he dicho a los partidos políticos en el Parlamento que ese acuerdo también lo cumpla el Gobierno entrante”.

-Hay nubarrones económicos a nivel mundial. ¿Cuánto le preocupan?
“Creo que se ha aprendido de la crisis de 2008, que apareció en EE.UU. y que nos cogió de sorpresa, que hizo caer Gobiernos, empobreció al país y tuvimos cotas de desempleo altísimas. Ahora la situación es de precaución, de prevención, de adelanto, y claro que nos preocupa. ¿Qué vamos a hacer nosotros? Pues para el año 2020 no vamos a tener mil millones de euros más como tuvo en 2018 el Gobierno de Canarias. Y en el año 2019 fueron otros 500 millones frente a los mil del año anterior. El presupuesto del año 2020 será semejante al del 2019. Nosotros no vamos a crecer ni en 500 ni en mil. Entonces tenemos que redefinir los gastos, lo haremos la semana que viene, nos sentaremos con los alcaldes y los Cabildos para reorientar el fondo de desarrollo para Canarias (Fdcan). Son 160 millones anuales que en muchos casos nos piden prórrogas, tenemos que requerir que nos devuelvan fondos, lo que no pueden ejecutar. Vamos a ver qué es asumible por los ayuntamientos y Cabildos, aumentar las anualidades y que haya un porcentaje que también vaya a políticas sociales.

-¿Qué diques de contención se pueden poner en Canarias?
“Yo propongo que hablemos con los alcaldes y hagamos una política de vivienda pública. Y ellos están de acuerdo, según me han dicho en reuniones oficiosas. Activemos por ejemplo un plan de depuración, potabilizadoras, emisarios submarinos para que no nos sancionen como acaba de hacer Europa. Tenemos una carencia estructural que empobrece nuestra tierra en la educación de 0 a 3 años y la Consejería de Educación tiene un plan para las escuelas de ese tramo. Los alcaldes tienen que tener capacidad para esa infraestructura y yo lo que planteo es que a través del Fdcan tengamos escuelas de 0 a 3 años antes que poner farolas donde no es necesario”.

-¿Se va a subir el precio de la telefonía vía impuestos?
“En estos momentos se están analizando desde el Gobierno de Canarias todos los números y se ha hecho una simulación de qué supone la subida. La realidad es que hemos dejado de recaudar por la bajada fiscal entre unos 50 y 60 millones de euros. Yo lo que digo es, ¿necesitamos esos 60 millones de euros para la dependencia? Sí, es lo que necesitamos. Cuando hablamos de 35.000 personas en las listas de espera eso se soluciona con más inversión y recursos humanos. Si esos 50 o 60 millones son conseguidos con inversión propia magnífico, con fondos del Estado también, pero eso viene limitado por leyes, mientras que la inversión que conseguimos por nuestros propios impuestos hemos visto en 2019 que se fractura. Dicho de otro modo, si la bajada de medio punto hubiese supuesto más consumo y más ingresos, yo no la toco”.

-¿El impuesto de sucesiones no se va a tocar?
“Se está viendo la posibilidad, estamos en el análisis y antes de que se concluya no puedo aventurar nada. Será llevado a los órganos pertinentes, pero sí que quiero decir que esto no se va a realizar para temas superfluos, sino lo contrario, estamos arañando lo superfluo para destinarlo a asuntos importantes. Tengan en cuenta que el Gobierno anterior fue el que menos invirtió en la historia de Canarias en la educación pública de acuerdo a su PIB. Es decir, el presupuesto de Canarias aumentó 1.000 millones de 2018 a 2019 pero la inversión en Educación no solamente no creció sino que fue peor que el año anterior. Y tenemos una ley que desde el 2014 habla de destinar un 5% del PIB a Educación. Subiendo los presupuestos en Canarias, bajaba el porcentaje de Educación. Si el año que viene queremos llegar al 4%, porque estamos ahora en torno al 3%, solo en Educación habría que invertir 230 millones de euros más y eso en un presupuesto que tiene que ser realista, no es posible sin reordenar los gastos, si no reordenas la carga fiscal”.

-Falta personal en atención primaria y especializada, ¿es asumible reducir la lista de espera que en algunas áreas supera los 34.000 pacientes?
“Ese es el reto que tiene la consejera de Sanidad, que ha anunciado que va a hacer una labor transparente publicando las listas de espera, con mayor periodicidad para que todo el mundo sepa la realidad sanitaria y es una mezcla de dos cosas, gestión, que para eso tiene ella por delante cuatro años para demostrarlo, y también capacidad económica para poder ejecutarlo”.

-¿Qué se hará para mejorar la situación en dependencia y en infraestructuras sociosanitarias?
“Se ha aprobado con demora el segundo plan de infraestructuras sociosanitarias con los cabildos, con una Ley de Contratos determinada, con suelo que debe ser entregado y con demora de todas las administraciones. Y aquí la consejera Noemí Santana tiene un reto por delante tremendo con los Cabildos y esa es la realidad. La Ley de Dependencia no ha tenido cobertura económica suficiente los últimos años por el Gobierno de Canarias, estamos en el último lugar de España y tenemos 4 años para que esto deje de ser así”.

-¿Se hará la Ley de Renta Ciudadana?
“Sí, por supuesto, será el año que viene cuando se presente. Y espero que se apruebe con consenso en el Parlamento en el último trimestre de 2020”.

-Pero la tasa turística se atrasa…
“Hemos aplazado el estudio porque hace falta ahora que culmine cómo va a ser el turismo del año siguiente. La sensatez nos dice que no es el momento. Estamos desde lo público apoyando al sector para que los números sean similares a los de este año y habrá que esperar. Yo creo que es un impuesto de turismo sostenible, que bien definido es tremendamente social; por tanto, no hemos renunciado a ello, solo al estudio y por ahora”.

-Trump ha anunciado que pondrá aranceles a productos exteriores, entre ellos vinos y quesos canarios. ¿Hará algo el Gobierno de Canarias al respecto?
“La consejera deAgricultura, Alicia Vanoostende, ha estado reunida con el ministro del sector y ha planteado la realidad económica de Canarias, también han estado colectivos agrarios de Canarias en Bruselas. El ministro Luis Planas es consciente de la realidad económica de Canarias y hemos pedido fortaleza del conjunto del país ante estos aranceles que intenta imponer el Gobierno norteamericano”.

-¿Cómo va a ser la colaboración con el Cabildo tinerfeño para acabar con el caos circulatorio?
“Esa colaboración será bastante estrecha, de una relación institucional profunda. El consejero de obras públicas, Chano Franquis, ha tenido muchos retos complicados y tiene un buen equipo. Esta es un área, como Sanidad o Educación, de tremenda complejidad y que además hereda una planificación de la Isla de Tenerife especialmente deficiente. Con el anillo insular han habido problemas de carácter administrativo, una adjudicación recurrida, un fallo del tribunal de obligado cumplimiento por la consejería y eso no evita que pueda haber un contencioso, que es lo que está ocurriendo lamentablemente con la mayoría de los concursos. La buena noticia es que esta obra se retoma este año”.

-¿Las obras que realmente acabarán con el colapso cuánto tiempo tardarán en realizarse?
“Hay propuestas que emanan del Cabildo y del nuevo presidente que tienen una complejidad administrativa de entrada pero que haremos todos los esfuerzos por agilizarlas. Porque para hacer una nueva obra tienes que tener un proyecto ya redactado, llevarlo a concurso, tener una declaración de impacto, y eso conlleva varios años. Tú encargas como consejero una obra y sabes que la obra empezará dentro de cuatro años porque ese es el procedimiento normal. Y es tremendo, pero es lo que te dicen los propios técnicos. Ahora lo que tenemos que hacer es: tenemos un convenio de 1.300 millones con el Gobierno de España y no tenemos problemas con ningún euro. Yo sé que el equipo de Obras Públicas hará un gran trabajo y se está reuniendo con Fepeco, los presidentes de Cabildo y todas las partes implicadas”.

-¿Qué van a hacer con el puerto de Agaete?
“La semana que viene habrá una pregunta en sede parlamentaria y se han pedido los informes al respecto. Nuestra propuesta es clara, creemos que no es necesario ese muelle, a la vez que no queremos perder ni un euro de aportación pública. Yo creo que ahí podrían haber otras inversiones más relevantes que esas porque, además, hay circunstancias en el propio expediente que exigen que haya un informe que aclare si esa licitación venía con todos los parabienes técnicos y jurídicos. Ese informe estará de manera inminente”.

-¿Y con el puerto de Fonsalía?
“También hay varias preguntas en el próximo pleno. Aquí hay una inversión determinada que se ha intentado sacar de varias fórmulas, el Cabildo se ha manifestado también a favor de ese puerto pero hay un conflicto medioambiental y por tanto, me remito también a las respuestas que dará el consejero la próxima semana”.

-¿Cuál es su principal preocupación como presidente del Gobierno de Canarias?
“Además de la social, la climática. En los últimos años no hemos dado importancia a la emergencia climática, no hay acciones del Gobierno anterior. Y en Canarias tenemos una realidad medioambiental que hay que revertir con urgencia, acabamos de ser sancionados por no cumplir los planes hidrológicos. Por eso hicimos la declaración de emergencia

TE PUEDE INTERESAR