La Palma

Anselmo Pestana: “Tenemos inversiones que jamás se habían visto en la Isla, y que se siguen acentuando”

VIcepresidente del Cabildo de La Palma

Anselmo Pestana, vicepresidente del Cabildo de La Palma. DA
Anselmo Pestana. DA

Lo ha sido todo en el PSOE palmero. Desde senador hasta presidente del Cabildo, pasando por alcalde de la capital. Anselmo Pestana (Guía de Isora, 1965) desprende un carácter sereno y discreto. Del primer rasgo, hizo gala en las elecciones, cuando reconoció escuchar música barroca -de la que es gran admirador junto a otros estilos- para evadirse del estrés de la campaña. Respecto a la discreción, a nadie se le escapa que parece proyectar más su labor de Gobierno ahora, en su condición de vicepresidente de la institución insular, que cuando ostentaba la Presidencia. Posiblemente, esta circunstancia haya tenido algo de peso en la balanza electoral, pasando de ser primera fuerza a segunda, y suscribiendo un acuerdo con el Partido Popular que hizo presidente a Mariano H. Zapata.

-¿Cómo afronta su nuevo rol como segundo de a bordo?
“Siempre me ha gustado trabajar en equipo, y creo que lo tenemos, que está trabajando en cada una de las áreas. Hay muchos proyectos en marcha, muchas gestiones realizadas y quisimos participar en estos cuatro años de futuro para la Isla, en los que muchas cosas se van a consolidar, muchas obras que estaban en marcha que se van terminando, que se van encauzando después de muchísimas gestiones para poder hacerlas posibles”.

-¿Podría decirse que viene a acabar lo que empezó?
“Hay muchas inversiones importantes abiertas. Recuerdo que entre 2017 y 2018 se invirtieron, solo en el Fdcan, 40 millones de euros en La Palma. Hablamos de inversiones que nunca se habían visto y que ahora se siguen acentuando. Hemos resuelto, incluso, problemas de 20 años de enfrentamiento entre administraciones. Logramos, por ejemplo, que se haya producido finalmente la regresión del antiguo Hospital de Nuestra Señora de Las Nieves, que va a posibilitar tener un nuevo Hospital de Dolores, con equipamiento de un Centro de Alzheimer residencial”.

-Justamente en la pasada legislatura fue cuestionado por las inversiones del Fdcan. ¿Qué ha cambiado? Las alcaldías dicen ahora que todo va bien.
“Donde hay dificultades se intentan buscar soluciones, igual que la otra vez. Pero muchos jugaron a hacer política con ese tema y lo lamento, porque creo que hemos demostrado seriedad, y otros quisieron hacer daño a la institución del Cabildo”.

-¿Al Cabildo, o a Anselmo Pestana?
“Los seres humanos estamos un tiempo, y lo importante son las instituciones. Se falseaban datos, y si los llegamos a dar de algunos municipios… [silencio] Pero eso no me compete a mí. En todo caso, a la oposición de esos municipios y no a las instituciones, que es lo que siempre he hablado: entre instituciones no se puede hacer oposición, se tiene que hacer labor de consenso, de trabajar más allá de la fuerza política que dirige cada uno”.

-¿El nuevo Gobierno insular está dispuesto a ceder competencias de contratación a los ayuntamientos?
“Ya se estaba haciendo antes. Hay ayuntamientos con mejor o peor éxito, pero había algunos que ya tenían encargos realizados dentro del Fdcan y no cumplieron. Eso no era imputable al Cabildo y se ocultó, pero vamos a mirar hacia delante, y cuando hay dificultades, que se pueden llegar a entender, lo que hay que hacer es buscar soluciones, igual que las buscaba el Cabildo cuando no lograba culminar una inversión”.

-¿2020 será ese ansiado año de inversiones “descomunales”, como prometió el anterior ejecutivo regional?
“Hay un cambio de ciclo. Aparentemente, una ralentización de la economía. Vamos a ver qué es lo que va a ocurrir. Lo que sí nos han prometido [desde el Gobierno de Canarias] es que estaría licitada la obra de La Punta al pueblo de Tijarafe. Y sobre todo que se culminen obras que llevan 10 años, como la carretera del sur. Veremos, con el Plan Sociosanitario, con las del Fdcan, con las inversiones sostenibles que tiene el Cabildo, la aportación a la mejora de la red viaria, turismo, agricultura o sectores sociales. Solamente el Centro de Alzheimer son 2 millones de una subvención del Estado”.

-¿Qué le ha transmitido al consejero de Obras Públicas en su primera visita a La Palma?
“Le hemos pedido que venga a la carretera del norte, para que conozca cuáles son las propuestas que tenemos y las necesidades de la Isla. Eso requiere una visita más amplia, y de su equipo, para ayudarnos a ir con diálogo a los ayuntamientos resolviendo los problemas”.

-¿Cuál sería el principal?
“Que se ejecute cuanto antes la carretera del sur, que vaya a mayor ritmo, que agoten las partidas que cada año se le están poniendo, que no lo han hecho en los anteriores ejercicios. Faltaban expropiaciones por realizar, que parece que ya se están culminando, y eso va a permitir un notable avance de la obra. No podemos condenar a una zona de la Isla a 10 años de obras; eso afecta a la economía, la comodidad, la seguridad de muchísima gente”.

-Toma el relevo de su compañero Jorge González en el Área de Infraestructuras. ¿Cree que le han pasado factura obras como el túnel de La Cumbre?
“Hay cosas que todavía no entiendo de lo que ha ocurrido. Me imagino que hayan sido múltiples factores para no haber ganado [las elecciones], puesto que pensábamos que podíamos hacerlo. Pero el túnel de La Cumbre está ahí, y ya nadie protesta por él. Se acabaron las elecciones y el resultado es que la gente va en un túnel mucho más seguro, a más velocidad. Ese es el resultado. Y aquellos que intentaban, de nuevo, faltar a la verdad y a los compromisos adquiridos con el Cabildo, pues ahí están. Yo creo que lo está disfrutando la población de la Isla. A mí me han felicitado. Gente que incluso nos ha venido a visitar, por esa impresión, que son cosas que cambian al final la imagen que transmitimos: modernizar una infraestructura obsoleta, y que se va seguir dotando de nuevos medios, igual que vamos a hacer en otros túneles. La pretensión es que tengamos una infraestructura mucho más acorde a la normativa y al siglo en el que estamos”.

-Parece que este mandato atiende a un sentimiento de romanticismo hacia la idea de dejar un legado para la Isla.
“Las personas estamos de paso en las instituciones. Soy funcionario también del Cabildo, me preocupa su imagen. Creo que se ha hecho una buena labor: en materia de turismo se han alcanzado unos niveles desconocidos; en infraestructuras hemos dado y se va a dar un salto importante con proyectos que ya tenemos aprobados. Y lo de menos es Anselmo Pestana, que estará o no estará, seguirá o no seguirá. Eso lo decidirá el partido, pero sí estamos comprometidos con el futuro de esta Isla. Ya después la historia dirá”.

-Que José Adrián Hernández renuncie a la alcaldía de Puntallana y se centre en el Cabildo, ¿cómo debe interpretarse?
“Como un esfuerzo importante. Es una persona con experiencia de gestión en el ámbito municipal, con un talante muy negociador, muy dialogante. Conoce muy bien el sector primario y creo que ayuda al grupo socialista”.

-¿Un sucesor, quizás?
“Hay un grupo de personas en la isla, muchas de ellas también más jóvenes, llamadas a ser parte de ese liderazgo. José Adrián lo es, y en el presente. Es el presidente del partido, una persona que tiene autoridad moral dentro del PSOE, por su gestión, por su buen hacer. Sin duda, el partido debe contar con él, si me piden opinión, para estar ahí”.

-¿Cree que se está avanzando al ritmo correcto en infraestructuras sociosanitarias? Todo apunta a que no.
“Seguramente sea así y la demanda sea mucho mayor. De todas maneras, creo que tenemos que establecer también, para valorar las cosas, que la responsabilidad no es solo de quienes hemos estado en los últimos años aquí o de los que estemos en los próximos. La Palma es una de las islas que mejores infraestructuras sociosanitarias tiene. De hecho, a veces nos han mirado con cierta envidia, porque sí es verdad que es la que más apuesta ha hecho por inversiones”.

-¿A qué se refiere?
“Cuando no se invertía en Canarias porque estábamos en plena crisis, el Cabildo mantuvo aportaciones a los ayuntamientos para seguir avanzando en centros de mayores que se están terminando: Los Sauces, Barlovento, Tijarafe, Garafía… todos recibieron primero fondos del Cabildo cuando no había Plan Sociosanitario [de la institución regional]. Podíamos habernos quedado con los 10 millones de euros que aportaba el Gobierno de Canarias, que no exigían inversión por parte del Cabildo, pero nosotros hicimos una apuesta importante. Nos vamos a una inversión global de 26,3 millones, que es la tercera isla [por detrás de Tenerife y Gran Canaria] en inversión de Canarias. La Palma es la avanzadilla”.

-¿Cuál fue su motivación para priorizar inversiones con fondos propios?
“Porque el envejecimiento apretaba. Aprieta a las familias, a la sociedad, a las administraciones públicas que ven que no hay suficientes recursos para atender a los dependientes”.

-¿Y los pasos a dar?
“Con el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias, tan solo en el Valle de Aridane, con el nuevo Centro de Mayores y Centro de Día estamos hablando de 150 plazas residenciales y 50 de día. A eso hay que añadirle el Centro de Día de El Paso, que se está terminando; la Residencia de Tijarafe, que ya está operativa; el Centro de Día de Barlovento; el nuevo Centro de Mayores de Franceses, en Garafía; el de Los Sauces, con más capacidad; el nuevo Hospital de Dolores, que incrementa plazas. La Palma, en porcentaje por cada 1.000 habitantes, es la isla que más plazas sociosanitarias tiene y que más las va a reforzar. Las necesidades, seguramente, no podemos llegar a todas, pero sí que vamos a estar en mejores condiciones”.