Fútbol femenino

Laura Díaz: “La fisio y yo nos molestamos en el trabajo al no disponer de una sala de fisio o de un gimnasio más grande”

Permaneció como futbolista dos temporadas en el club sureño, y una vez que colgó las botas Laura pasó al cuerpo técnico como preparadora física y readaptadora de lesiones

Permaneció como futbolista dos temporadas en el club sureño, y una vez que colgó las botas Laura pasó al cuerpo técnico como preparadora física y readaptadora de lesiones
Permaneció como futbolista dos temporadas en el club sureño, y una vez que colgó las botas Laura pasó al cuerpo técnico como preparadora física y readaptadora de lesiones. DA

Laura Díaz llegó en la temporada 2014-2015 a la disciplina de la UDG Tenerife como futbolista procedente del Sant Gabriel de Barcelona donde comenzó su carrera como profesional, aunque desde muy temprana edad se sintió atraída por el fútbol y todo lo que rodea a este maravilloso deporte. Jugando en el club tinerfeño se graduó en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Permaneció como futbolista dos temporadas en el club sureño, y una vez que colgó las botas Laura pasó al cuerpo técnico como preparadora física y readaptadora de lesiones.

-¿Cuál es su cometido dentro del cuerpo técnico de la UDG Tenerife Egatesa?
“Junto con Víctor Dámaso llevamos la preparación física del equipo. Mi labor va más encaminada al entrenamiento de fuerza y acondicionamiento, y en las propias tareas de fútbol dirijo todo lo relacionado con el trabajo de fuerza e intervención de lesiones”.

-¿El haber sido futbolista le ayuda en su profesión?
“Sí, claro. Entiendes un poco los sentimientos, las emociones, las expectativas del futbolista, y puedes guiarle mejor en el proceso de llegar a su máximo rendimiento”.

-María Estella fue la última futbolista de la plantilla de la UDG Tenerife que sufrió una lesión de larga duración que la mantuvo alejada de la competición por espacio de siete meses. Para entender mejor su labor, ¿qué trabajo hizo con ella?
“Mi compañera Alba Mena, la fisioterapeuta, fue la que diseñó en los primeros meses el trabajo de control motor y readaptar otra vez la función de esa lesión, y a partir de ahí cuando ya la futbolista entraba en fase de reacondicionamiento empezamos a trabajar las capacidades físicas como fuerza, resistencia, yendo de lo más básico a lo más especifico para esa última fase de reentrenamiento, que es cuando empieza el trabajo con balón, las capacidades físicas más relacionadas con el fútbol como son los cambios de dirección, y todos esos gestos que la van a llevar a volver a poner a punto para competir”.

-En ese trabajo que llevan los especialistas en la recuperación de una lesión, el trabajo psicológico juega un papel fundamental
“Por supuesto. Hay una parte inicial básica en trabajar mentalmente a esa persona para que tenga unos objetivos, no se rinda, y siempre de el máximo, porque no tiene que volver a estar como estaba, sino que tiene que volver a estar mejor de lo que estaba”.

-Una de las principales carencias que tiene el club es el tema de las infraestructuras. ¿En que le afectan en el trabajo diario?
“Contamos con un gimnasio muy pequeño donde solo disponemos de un par de estructuras para hacer entrenamientos con cargas. Tenemos un par de máquinas isoinerciales que ni el espacio ni la cantidad de material te ayuda hacer una sesión óptima en el tiempo. Si tengo cuatro barras y tengo 22 futbolistas los tiempos se alargan mucho, más de lo debido. Por poner otro ejemplo, el mismo gimnasio es la sala de fisio también. Eso nos limita tanto en el trabajo de concentración y silencio que se requiere para tratar a las jugadoras por parte de Alba la fisio, como en el trabajo mío que es más intenso y más dinámico, por lo que en muchos momentos nos estamos molestado por no tener una sala de fisio aparte o no disponer de un gimnasio más grande”.

-Además de trabajar para la UDG Tenerife también es entrenadora personal en Tenerife Top Training
“Se trata de un centro deportivo de entrenamiento al que acuden personas particulares para mejorar sus capacidades físicas, y equipos de alto nivel de deportes tan distintos como el fútbol, natación, tenis o cualquier otro tipo de disciplinas. Tengo la gran suerte de trabajar ahí y estar cerca de mis clientes para que mejoren día a día, y de los clubes que vienen a disfrutar de las instalaciones y del clima de Tenerife”.

-Otra de las aficiones de Laura Díaz es ser entrenadora de fútbol. ¿Cómo lo lleva?
“Muy bien. De momento tengo el segundo nivel. Este verano estuve impartiendo clases como educadora e instructora del nivel básico en la Federación Tinerfeña, y es que enseñar a los demás sobre este magnífico deporte también es algo que me gusta mucho. Tengo ganas de sacarme el título nacional y entrenar”.

-¿Cómo analiza el mal arranque de la UDG Tenerife Egatesa en la Primera Iberdrola, tras dos derrotas y dos empates?
“Es cierto que los comienzos nunca son nuestro fuerte, pero somos un equipo que nos caracterizamos por terminar mucho mejor de lo que empezamos, y no creo que esta vez vaya a ser diferente. Los rivales se han reforzado, los recién ascendidos también tienen mucho nivel, y será un año con muchas sorpresas. Costará estar arriba y competir ante unos rivales que cuentan con mejores recursos e infraestructuras que nosotros, y que cuentan con clubes masculinos respaldándoles”.

-El fútbol femenino es imparable. Tremenda la evolución que ha tenido en los últimos años y que lo ha experimentado en primera persona
“Cuando debuté con 19 años no esperaba que el fútbol femenino tuviera este boom. Se retransmiten partidos cada semanas por televisión, las futbolistas se pueden dedicar profesionalmente ganando sueldos dignos, y se lucha por un convenio colectivo que asegure el presente y futuro en este deporte. Hago un llamamiento a corporaciones, empresas y sponsor para que apoyen para seguir mejorando el fútbol femenino”.