TENERIFE

“¿Qué pasaría si coincide en Canarias un terremoto con una erupción volcánica?”

Canarias, de la mano de la UME, ‘entrenará’ en marzo cómo hacer frente a un sismo junto a Gran Canaria y una erupción en Güímar; participarán unos 2.000 miembros de los distintos servicios de emergencias

“¿Qué pasaría si en Canarias tenemos un terremoto de primer nivel y, al poco, hay una erupción volcánica?”. La pregunta la hizo ayer el consejero de Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez. Aunque, como es preceptivo, está planificada la respuesta ante esas contingencias, otra cosa bien distinta es saber con mayor certeza si lo previsto funciona. Por eso, el próximo marzo tendrá lugar el mayor simulacro de emergencias llevado a cabo en el Archipiélago.

Solo es un entrenamiento, pero lo peor que se puede hacer en una emergencia es improvisar. Por esta razón, Canarias albergará en 2020 este ejercicio, al máximo nivel estatal, para prepararse al máximo nivel ante un escenario de lo más temible: en las Islas se produce un terremoto de 5,2 grados Richter frente al norte de Gran Canaria y, al poco, tiene lugar una erupción volcánica en Tenerife, concretamente en los altos de Güímar. Ante semejante panorama y sus tan terribles (pero esta vez simulados, hay que insistir) efectos, la emergencia es de tal calibre que hay que emplear todos los recursos disponibles en el Estado para hacer frente a una catástrofe que, no nos engañemos, provocaría un número imprevisible de muertos y heridos, sobre todo por el terremoto y los consiguientes derrumbes, etc.

“Mejor ser ambiciosos y presentar un escenario tan complicado que hacer algo sencillo para quedar bien en la foto”, explicó en la mañana de ayer el teniente general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Luis Manuel Martínez, quien presentó junto a Julio Pérez esta iniciativa, que tendrá lugar del 21 al 26 de marzo de 2020 en Tenerife y Gran Canaria.

En correspondencia a la magnitud de este entrenamiento, en el acto de ayer estuvieron representados el Cecoes 1-1-2, Protección Civil y la Policía Canaria, pero, como dijo Martínez, “habrá que hacer de todo: búsqueda y rescate, atención a damnificados, gestión de la comunicación, asistencia sanitaria, restablecimiento de servicios esenciales…”. Para Pérez, “la realización de este ejercicio en las Islas es una excelente noticia, porque tenemos que estar preparados ante cualquier contingencia”.

Tal y como recalcó el consejero autonómico, “la cuestión es saber qué pasaría ante una situación así, comprobar si lo que está previsto funciona”. En la misma línea, apostilló que “el planeamiento está bien, claro que sí, pero este tipo de ejercicio nos permite estar preparados realmente, saber cómo vamos a reaccionar y ante qué nos enfrentaríamos”.

Sea como fuere, lo cierto es que, tras su inicio en 2011, al fin Canarias es el escenario del gran ejercicio anual de la UME y que desde el citado año han tenido lugar, por orden cronológico, en Huesca, Guadalajara, Segovia, Valencia, Ciudad Real, Sevilla y Ceuta, Cantabria, Murcia y Aragón.

Dos de las curiosidades desveladas ayer es que, por un lado, varias empresas privadas ya han manifestado su interés en este simulacro, al objeto de participar de una u otra manera en el mismo o, simplemente, contar con información detallada al respecto. La otra es que, para el último día del ejercicio que nos ocupa, está previsto ensayar el despliegue necesario ante la llegada de “visitantes distinguidos”.

UNOS 2.000 PARTICIPANTES Y UN COSTE NO DETERMINADO

A preguntas de DIARIO DE AVISOS, tanto el responsable de la UME, el teniente general Luis Manuel Martínez, como el consejero regional de Seguridad, Julio Pérez, explicaron que, a priori, participarán en el Ejercicio Conjunto Combinado Canarias 2020 unos 2.000 miembros de los distintos servicios de emergencias, lo que da idea de su destacado nivel. En cuanto al coste del simulacro, los citados solo detallaron que se incluye en las partidas presupuestarias ya previstas, si bien especialistas consultados por este periódico apuntaron como aproximada la cifra de millón y medio de euros.