Sociedad

“Que no le quiten dinero a los viejitos y que nadie se muera porque no hay hospitales”

Alumnos del Sur, de entre 9 y 16 años, analizan la cita con las urnas del próximo domingo; se preguntan por qué no hay una candidata y asumen que “no todos los catalanes son violentos”

De izquierda a derecha: Diego Delgado, Pablo Piriz, Gloria Sánchez, Elisabetta Caiazzo y Alejandro Gómez. DA
De izquierda a derecha: Diego Delgado, Pablo Piriz, Gloria Sánchez, Elisabetta Caiazzo y Alejandro Gómez. DA

Estudiantes de entre 9 y 16 años del Sur echan en falta la presencia de una mujer candidata a la Presidencia del Gobierno en las elecciones del domingo. Consideran un “desperdicio de tiempo” esta nueva convocatoria electoral y exigen al próximo jefe del Ejecutivo que “no le quite dinero a los viejitos” y que trabaje para que “nadie se muera porque no hay hospitales”. Son algunas de las propuestas planteadas en un debate escolar en el CEIP Luis Álvarez Cruz de Las Galletas (Arona), en las vísperas del 10-N, en el que no faltaron algunas reivindicaciones referidas a la formación de los candidatos que aspiran a residir en los próximos cuatro años en La Moncloa: “Que hablen idiomas, que para eso cobran tanto”.

“Yo no entiendo de política, pero por lo que le escucho a mi padre, el domingo hay elecciones para ver si los partidos se ponen de acuerdo”, afirma Diego, alumno de sexto curso, que no oculta que a su padre le gustaría que gobernara el PSOE, “pero yo prefiero que hayan varios partidos, porque así hay variedad de opiniones y la gente estaría más contenta”.

Gloria interviene en la conversación para decir que “ponerse de acuerdo sería lo más importante”. A sus 16 años le extraña que “haya personas que vayan a votar a partidos que defienden la homofobia y xenofobia y que quieren legalizar las armas y seguir denigrando a la mujer”. Gloria parece tener las ideas claras y se pregunta por qué no hubo una mujer en el debate de candidatos. “¡Qué triste!”, suspira. Además, no le ve sentido a la abstención. “¿Qué consigues? Que no cuentes y que otros decidan por ti. Los que votan deciden el futuro”.

Pablo se debate entre la conveniencia o no de pasar por las urnas cada cuatro años. “El otro día lo hablaba en el recreo y llegué a la conclusión de que la política es necesaria por una parte, pero por otra creo que nos podríamos cuidar solos. Un amigo dice que sería un desastre porque la gente podría hacer lo que quisiera”. Sobre la repetición de las elecciones, lo considera un “desperdicio de tiempo”. “Tendrían que sentarse y ponerse de acuerdo de una vez. ¿No se dan cuenta del dinero que están gastando?”

la mayoría decide

Alejandro, de cuarto curso, propone a la clase política que se mire en el espejo de su clase. “Todos quieren representarnos pero no se ponen de acuerdo. Eso pasaba en mi clase al principio, pero ahora, cuando pensamos diferente y tenemos que decidir algo levantamos la mano y se hace lo que la mayoría decida”, explica. Del debate entre los candidatos se queda con una imagen que le han contado: “Un amigo de mi padre le dijo que un político sacó una piedra que habían tirado a la Policía en Cataluña”. Y es que los disturbios desencadenados por la sentencia del procés también ha llegado a las aulas del Sur, aunque Alejandro tiene claro que “no todos los catalanes son violentos, pero algunos sí”.

Elisabetta se sigue preguntando “por qué los mayores están tan liados con eso de las elecciones… debe ser algo muy importante”. De momento, a ella no le quita el sueño, pero le pide al próximo presidente del Gobierno que “a los viejitos no les quite el dinero”. A lo que Alejandro apostilla: “Y que no se olvide del paro, de mejorar la educación y que nadie se muera porque no hay hospitales”.

Elena y Karla, alumnas de sexto curso del CEIP Monte Breña, centro que colabora en diversas actividades con el colegio galletero, le piden a los políticos que sean “honestos, educados, sinceros, inteligentes y, sobre todo, que ayuden a todas las personas que lo necesiten”, pero también que “hablen idiomas, que para eso cobran tanto”.