política

El PNC pide unidad nacionalista ante la investidura de Sánchez mientras crecen las voces críticas

El concejal de CC en La Laguna, Jonathan Domínguez, rechaza un Gobierno de coalición de izquierdas por considerar que sería “radical” y provocaría “una confrontación constante”

El Partido Nacionalista Canario, aliado electoral de Coalición Canaria, pidió ayer que se mantenga la “unidad nacionalista” ante la posible investidura de Sánchez. Y que sea el cumplimiento de la llamada agenda canaria y el “fortalecimiento del autogobierno” lo que determine el voto de Ana Oramas y Pedro Quevedo. Mientras en NC muestran su disposición a apoyar a un posible Gobierno de coalición de izquierdas entre PSOE y Unidas Podemos que se sostenga en ERC, en CC surgen más voces críticas. Jonathan Domínguez, concejal en el Ayuntamiento de La Laguna y uno de los referentes del partido en el municipio, afirmó ayer en Radio Marca que un voto favorable de CC “rompería con todo lo trabajado estos años”.

El peso del PNC es más histórico que electoral, pero tiene el valor de ser un llamamiento a la unidad cuando ya se está planteando abiertamente la posibilidad de que CC y NC voten de manera distinta en la investidura, una posibilidad que ha tomado fuerza después de las declaraciones que Oramas hizo a la salida de su reunión con el rey, donde calificó de “horror” la posibilidad de un Gobierno que se sostenga en ERC y recriminó a Sánchez que no hubiera abierto una vía para pactar con PP y Cs. Para el presidente del PNC, Juan Manuel García Ramos, no es el momento de ponerse con vetos: “No estemos mirando ahora quién compone ese Gobierno, porque no están los tiempos para muchos melindres”, afirma. “Si nos llaman, vamos a anteponer la defensa de nuestros intereses para negociar. Como sigamos vetándonos, al final no va a haber Gobierno. Y nadie quiere unas nuevas elecciones”. García Ramos también rechaza que CC y NC voten de manera distinta: “No estemos dividiéndonos ya, porque eso sería una mala imagen para la reciente y un poco frágil unidad nacionalista que hemos logrado entre todos”.

– “¿Está evidenciando esta discusión que existe una corriente progresista y otra conservadora dentro del nacionalismo canario?”
– “Bueno, yo diría que hay sensibilidades, simpatías con una tendencia o con la otra. Pero para mí, la dicotomía izquierda-derecha está muy debilitada en el mundo en que vivimos. No creo haya alguien insensible a la solidaridad. A nosotros nos preocupan los 202.000 parados que tenemos y las 670.000 personas que están en la exclusión social. Ese es el capítulo primero de cualquier agenda canaria”.

Para Jonathan Domínguez, sin embargo, un Gobierno de coalición de izquierdas, “no sería el mejor para este país. En el peor de los casos, deberíamos abstenernos”. Domínguez, considerado una persona cercana a Ana Oramas, que lo incorporó a su proyecto cuando era un destacado líder del asociacionismo vecinal, afirma que “Sánchez no es de fiar, no ha cumplido nada de lo anteriormente comprometido” con Canarias. Tampoco le parece el Gobierno adecuado para un momento de enfriamiento económico que podría convertirse en una crisis en los próximos meses. “Económicamente hablando, los programas electorales de Podemos o ERC no se caracterizan por la prudencia”, afirma. Sé que es complicado, porque, o hay Gobierno o hay elecciones. Pero yo, antes de otra crisis con millones de parados, un país roto y dividido y una confrontación constante, prefiero elecciones de nuevo o Gobierno en minoría del partido más votado con apoyos negociados con todos para cada caso, no un Gobierno radical que genere inseguridad económica”.

A Domíguez también le extraña que quienes “usan palabras como erradicar o eliminar a CC del mundo” busquen ahora su voto. Y afirma que Ana Oramas ha mantenido una línea “clara y honesta” que, espera, mantenga la Ejecutiva del partido: “Quienes nos votaron lo hicieron confiando en un posicionamiento claro”.

El debate sobre la posición del nacionalismo ante la investidura de Sánchez se pone vibrante en pleno camino hacia el congreso del partido, el próximo 9 de mayo, por primera vez en la oposición en sus 26 años de historia. Ya hay una posible candidatura a la secretaría general de CC del majorero Mario Cabrera flotando en el ambiente. Y Clavijo tampoco para en su intento de reconquistar el poder. Ayer era el invitado estrella del comité insular de CC en Gran Canaria. Junto a Pablo Rodríguez, compañero fiel en aquellos presidenciales años.

TE PUEDE INTERESAR