nutrición y cocina

Cómo mantenerse hidratado si no quieres beber litros y litros de agua

Puede que estos consejos no sean para ti, pero si sabes las consecuencias de no mantenerse hidratado y no puedes beber litros de agua diarios, sigue leyendo

Mantenerse hidratado es igual de esencial para tu salud que una correcta alimentación. Y aunque con las bajas temperaturas no tienes la misma sensación de sed que en verano, al no sentir tanto calor, ni eliminar tanta agua a través de la sudoración, en invierno también puedes deshidratarte.

Estar correctamente hidratado evitará que se resequen tus mucosas y garganta por el frío, previniendo así las infecciones por gripes y resfriados. También te ayudará a eliminar toxinas y a absorber mejor los nutrientes de las comidas que ingieres. Mantenerse hidratado es vital para regular tu temperatura corporal y mantener la elasticidad de tu piel. A nivel físico y deportivo, mejora tu rendimiento debido a la lubricación de tus articulaciones y músculos.

Cómo mantenerse hidratado sin beber litros y litro de agua

Trucos para mantenerse hidratado

Gracias a estos cuatro sencillos trucos es mucho más fácil mantenerse hidratado, sea la época del año que sea, y los productos que debes usar son muy fáciles de encontrar en tu supermercado. Yo los compro habitualmente en supermercados Lidl Canarias. Verás que de esta forma dejarás de ‘sufrir’ con la obligación diaria de beber litros de agua.

Infusiones

Son perfectas en cualquier momento del día, frías o calientes e, incluso, las hay con o sin teína -su componente excitante-, para que si las tomas de noche no afecten a la calidad de tu sueño. Para que sean más saludables tómalas sin azúcar. Las infusiones son una buena herramienta para beber litros de agua sin morir de aburrimiento.

En los supermercados Lidl Canarias puedes encontrar gran variedad de tés e infusiones de distintos sabores y con múltiples beneficios para tu salud. Algunas como el preparado ecológico para infusiones BIO Organic 9 Hierbas te ayudará a relajarte antes de dormir.

Añade fruta

Si beber litros de agua natural te aburre puedes añadirle sabor, utilizando frutas o verduras picadas como la naranja, el limón, la lima, el pomelo, las fresas o el pepino. Lava y corta las frutas en rodajas finitas y échalas en tu botella de agua para que macere durante un rato antes de tomarla.

Usa jengibre

Si le añades al agua un toque de esta raíz te beneficiarás de sus propiedades antiinflamatorias y relajantes. El jengibre mejora la circulación sanguínea y reduce el dolor. Prueba a tomar tu infusión con jengibre y unas gotas de limón y déjate sorprender por el sutil toque picante. Si la tomas después de comer te ayudará con la digestión.

Agua con gas para mantenerse hidratado

Los refrescos, aunque sean líquidos, no sustituyen al agua para mantenerse hidratado. Si estás acostumbrado a ese toque gaseoso en tu bebida el agua con gas es el sustituto perfecto y saludable. Añádele rodajas de limón y mucho hielo. Además, el ácido carbónico de este agua mejorará tus digestiones, y al no tener azúcar ni edulcorantes, como los refrescos, es ideal para cuidar tu línea y tu salud.

* Son consejos de la nutricionista María Alcázar García para diariodeavisos.com y supermercados Lidl en Canarias.