ECONOMÍA

Canarias perderá 170.000 plazas aéreas en la próxima temporada por la salida de Ryanair

El impacto en la conectividad será "relativamente poco"

El avión despega de Barcelona a primera hora de la mañana todos los lunes. EE
El avión despega de Barcelona a primera hora de la mañana todos los lunes. EE

El Gobierno de Canarias ha previsto la pérdida de unas 170.000 plazas aéreas durante la próxima temporada turística como consecuencia del cierre de las bases de Ryanair en las islas y ha apuntado que el impacto en la conectividad será “relativamente poco”.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno celebrado este jueves, el portavoz del Ejecutivo autonómico, Julio Pérez, ha añadido que el cierre de las bases en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote afecta a 29 rutas y a unos 73 vuelos semanales.

Asimismo, de cara a la próxima temporada, explicó que la Consejería de Turismo estima que la salida de Ryanair de Canarias podría significar la pérdida de unas 170.000 plazas aéreas.

Pérez entendió no obstante que el impacto en la conectividad de las islas será “relativamente poco”. “No es un impacto como en el que en su momento temíamos con la quiebra de Thomas Cook. Es menos”, aseveró.

De igual modo, el portavoz recordó que el Gobierno de Canarias tiene fondos obtenidos por el cierre del turoperador británico para la mejorar de la conectividad y que hay líneas aéreas decididas a ocupar los espacios que dejen otras compañías.

En cuanto al empleo, apuntó que el Ejecutivo regional ha estado en contacto con los trabajadores despedidos y sus representantes, quedando en que la próxima semana se reunirán con los representantes sindicales para ver en qué situación han quedado y preparar un “itinerario de inserción” en el mercado laboral, ya que en su mayoría son empleados especializados.

Finalmente, Pérez ha hecho especial hincapié en la “enorme incomodidad” que le causa al Gobierno canario las formas y las maneras en las que Ryanair ha ejecutado su decisión de cerrar las tres bases isleñas.