Economía

Cristiana Oliveira: “Hay que valorizar la profesión turística, que está muy deteriorada, para que el empleo sea cualificado”

Tras la quiebra del turoperador Thomas Cook, muchas han sido las voces que se han mostrado favorables a un cambio de modelo dirigido más hacia la calidad, que a la cantidad

Cristiana Oliveira. DA
Cristiana Oliveira. DA

Canarias acude hoy a la 40 edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid, Fitur, con la idea de consolidar al turista nacional, pero, al mismo tiempo, con su modelo turístico en cuestión. Tras la quiebra del turoperador Thomas Cook, muchas han sido las voces que se han mostrado favorables a un cambio de modelo dirigido más hacia la calidad, que a la cantidad. Cristiana Oliveira es experta en turismo internacional y rectora de la Universidad Europea de Canarias. En esta entrevista asegura que el modelo se irá adaptando al cambio del perfil del turista y que esta variación debe empezar por fomentar la formación de calidad. Aboga por “valorizar” la profesión turística en un destino que, dice, es el “más competitivo del mundo”.

-¿Debe Canarias cambiar su modelo turístico?
“Bueno, lo primero de todo es lanzar un mensaje de positivismo porque hemos acabado el año con 15 millones de turistas, lo cual no está nada mal, sobre todo teniendo en cuenta las expectativas que se anticipaban con la caída del turoperador Thomas Cook y la marcha de Ryanair. Con todo, al final solo hemos perdido unos 400.000 turistas a final de año, con lo que nos hemos dado cuenta de que el sector es muy resiliente y ha sabido reaccionar con rapidez a unas expectativas negativas. Como usted dice es cierto que hasta el inicio de la crisis, el modelo estaba pensado en crecimiento en volumen de turistas, y ahora, adaptándonos a la realidad y a los nuevos perfiles de turistas, la idea es tener un modelo centrado en un crecimiento responsable y sostenible; y esto orientado, primero, al aumento del gasto turístico y, segundo, a captar nuevos mercados, como Rusia, China o América. Hablamos mucho del turismo de sol y playa, pero también las Islas tienen un patrimonio histórico y natural muy importante, que hay que potenciar. En definitiva, se trata de avanzar hacia un nuevo modelo orientado a lo que buscan los turistas”.

-El turista de hoy no es el mismo de hace 20 años. No solo elige sus vacaciones, sino que quiere vivir experiencias, no estar tumbado en una playa.
“Yo creo que la clave está en el estilo de vida de cada persona. El mundo ha cambiado. Tenemos componentes que van cambiando el estilo de vida de las personas, como son la tecnología, la disponibilidad del tiempo, pues cada vez más las personas tienen menos tiempo disponible, con lo que enfocan ese tiempo libre en actividades de valor añadido; y, por último, el envejecimiento de la población. Estas tres claves condicionan la elección del tiempo libre del potencial turista. Por eso, si podemos ofrecer productos turísticos que puedan alargar la estancia del turista en el destino y aumentar el gasto, no solo favorecerán la economía local, sino al destino en general. La clave es la diversificación de mercados y de productos”.

-Es que la planificación del viaje forma parte del propio viaje.
“Exacto. Y los operadores turísticos se han tenido que adaptar a ello”.

-Mire Thomas Cook…
“La operación turística se ha ido reinventado y actualizando. Los turoperadores siempre han sido un elemento de confianza y de seguridad a la hora de elegir el viaje, y eso no cambiará. La operación turística sigue siendo necesaria. Hace 10 años también se cuestionó. Todos los negocios, sea del sector que sea, evolucionan en función de cómo evolucione la tecnología. Hacer un cambio de cultura empieza por cambiar a las personas y por la formación. Aunque esto pueda parecer que es lento, un cambio cultural en cualquier negocio requiere su tiempo. Canarias es considerado uno de los destinos más competitivos de España y del mundo, y la razón por la que tiene esta denominación tiene que ver con la forma en la se han gestionado los modelos y cómo las empresas se han ido adaptando. La clave para hacer este cambio de modelo es apostar por la formación, porque solo esto podrá motivar el cambio de cultura”.

-La formación turística es el talón de Aquiles del sector.
“Mire, es fundamental que la propia profesión goce de una mejor visibilidad. Hay que tratar de garantizar que al profesional turístico se le valore, y no se está haciendo. Cuando un profesional se forma bien y se actualiza, la empresa mejora, por eso es muy importante que valore la profesión. De esta manera, seguiremos siendo referentes a nivel mundial en turismo. El sector del turismo no deja de ser uno de los mayores generadores de empleo del mundo, no solo en Canarias, y esto tenemos que tenerlo en cuenta. Si las empresas en el Archipiélago no tienen profesionales de calidad, se verán obligadas a buscar a los profesionales en otros destinos”.

-¿Cómo valora el decreto de Baleares que prohíbe el turismo de borrachera?
“Debemos fomentar el turismo más responsable y hacer una buena gestión de flujos turísticos para garantizar no tener una concentración de turistas en el mismo momento y en la misma hora. Más que volumen hay que inculcar más gasto en destino y eso pasa por ofertar distintos productos y diluir los momentos de concentración”.