Política

Wilmer Guaidó se reunirá hoy con su hijo Juan tras cuatro años separados

El progenitor del ‘presidente encargado’ de Venezuela, que reside desde hace 17 años en Tenerife y trabaja como taxista en Granadilla de Abona, acudirá a la capital de España para mantener el encuentro

Wilmer Guaidó, al volante del taxi con el que trabaja en Granadilla de Abona. Sergio Méndez

Por CLARA MORELL y TINERFE FUMERO

Wilmer Guaidó, padre del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, volverá a ver a su hijo en persona cuatro años después de que tuviera ocasión de hacerlo por última vez. Así lo confirmó ayer a DIARIO DE AVISOS el portavoz de Unidad Popular en Canarias, Máximo Alejandro Díaz-Estébanez, en nombre de Wilmer, que reside desde hace 17 años en Tenerife y que se gana la vida como taxista en el término municipal de Granadilla de Abona.

Sin lugar a dudas, será el de los Guaidó un emotivo encuentro dado el tiempo transcurrido desde la última vez. Tendrá lugar en un punto no determinado de la capital de España, a donde está previsto que llegue Juan Guaidó desde París y tras visitar el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) celebrado estos días en Suiza y que es más conocido como el Foro de Davos.

Fue en esta ciudad helvética donde Juan Guaidó mantuvo una reunión con la presidenta alemana, Angela Merkel, mientras que ayer hizo lo propio en París con el francés Enmanuel Macron, sin duda dos espaldarazos importantes en su pugna para desbancar a quien sigue siendo el máximo rector de los designios del país hermano, Nicolás Maduro.

Pero, sin duda, el mayor abrazo de Juan Guaidó será para su padre, Wilmer, cuando ambos se encuentren hoy en Madrid, ciudad donde el político mantendrá una entrevista con la ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González (la más hiperactiva estos días del Gobierno entre Marruecos y Venezuela pasando por Canarias), tras descartarse finalmente su cita con el presidente estatal, Pedro Sánchez.

“Te quiero hijo, estoy orgulloso de ti”. Fue el mensaje que, a través de DIARIO DE AVISOS, envió Wilmer a su hijo hace ahora un año, cuando Juan se autoproclamó como presidente interino de la República de Venezuela.

Este periódico acompañó al emocionado progenitor cuando tomó la palabra en una concentración en Santa Cruz de Tenerife ante miles de personas, entusiasmadas con su presencia, en lo que entendían como una jornada histórica para su país. Era la primera vez que Wilmer, un taxista de 61 años cuya verdadera profesión es piloto de aviación, se atrevía a dirigirse a una multitud congregada a más de 5.000 kilómetros de distancia de su amada Venezuela. Le acompañaban entonces su segunda esposa, Esther Pumeda, y sus hijas María Valentina y Gabrielle Guaidó.