economÍa

Estrecha colaboración para acudir al Tribunal de la Competencia por los precios “abusivos” del combustible en La Palma

La Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias y el Cabildo, a partir de un potente trabajo encargado a sus respectivos servicios jurídicos, están convencidos de que el sobrecoste por el transporte del combustible desde las islas capitales de provincia a la Isla Bonita no puede representar los 20 céntimos de euros de media que los palmeros soportan de más por cada litro de gasolina que repostan
Los palmeros siguen pagando los sobrecostes del combustible y no se dan fórmulas oara qye equiparen los precios de la gasolina al resto de las islas. | DA
Los palmeros siguen pagando los sobrecostes del combustible y no se dan fórmulas oara qye equiparen los precios de la gasolina al resto de las islas. | DA
Los palmeros siguen pagando los sobrecostes del combustible y se buscan fórmulas oara equipar los precios de la gasolina al resto de islas. | DA

La Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias y el Cabildo de La Palma, a partir de un potente trabajo encargado a sus respectivos servicios jurídicos, están convencidos de que el sobrecoste por el transporte del combustible desde las islas capitales de provincia a la Isla Bonita no puede representar los 20 céntimos de euros de media que los palmeros soportan de más por litro de gasolina con respecto a sus vecinos en Tenerife y Gran Canaria. Ambos gabinetes jurídicos en la Consejería de Hacienda del Ejecutivo canario como en la institución palmera, están formulando un amplio razonamiento para presentar, con el mayor argumentario posible y a la vista de la porgresiva evolución de los combusitbles en la Isla durante la última década, una denuncia formal ante el Tribunal de la Competencia, donde no corresponde realizar consultas sino razonar una queja formal.

Con La Palma operan un total de cuatro empresas que trasladan combustible, la más potente de ellas y con el mayor margen de facturación DISA, pero también tienen presencia los distribuidores minoristas, que son señalados por los consumidores como un punto clave de la cadena de venta y de incremento de precios a la hora de gravar aún más el precio final del combustible en La Palma. Tanto desde el Gobienro de Canarias a través de la Consejería que lídera Román Rodríguez, como desde el Cabildo, con Mariano Hernández Zapata a la cabeza y con la colaboración del consejero de Industria y Energía, Carlos Cabrera, son conscientes de la necesidad de argumentar, razonar y demostrar desde un punto de vista jurídico, lo que a día de hoy sigue siendo un supuesto abuso de precios para los palmeros.

Lo intentarán conscientes del axioma de que una intervención directa no puede darse puesto que supondría una vulneración del principio de libre comercio. El argumento de las distribuidoras y operadoras, sentadas en varias ocasiones en una mesa de trabajo constituida durante la legislatura pasada, siendo conejero del área el nacionalista Jordi Pérez Camacho, es que el sobrecoste del precio del combustible se produce por los incrementos generados por la acumulación y el transporte vía marítima para su venta en la Isla, una diferencia que ataca directamente a la competitividad y al principio de autonomía y que vuelve a castigar a una isla que, en este asunto más que en ningún otro, vuelve a ostentar los efectos de la doble insularidad.

 

TE PUEDE INTERESAR