tenerife

Óscar Izquierdo: “Los inversores huyen horrorizados y espantados por la burocracia”

El presidente de los constructores tinerfeños pide que se adelgace el marco normativo para acabar con un “laberinto” que está “paralizando” la actividad económica
Óscar Izquierdo (derecha) y el consejero regional de Obras Públicas, Sebastián Franquis, en la sede de Fepeco. DA
Óscar Izquierdo (derecha) y el consejero regional de Obras Públicas, Sebastián Franquis, en la sede de Fepeco. DA
Óscar Izquierdo (derecha) y el consejero regional de Obras Públicas, Sebastián Franquis, en la sede de Fepeco. DA

El presidente de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción (Fepeco), Óscar Izquierdo, denunció ayer el “laberinto democrático” que sufren los empresarios del sector y la lentitud de la administración, “colapsada en la mayoría de los servicios o departamentos”, lo que, asegura, está abocando a la “paralización” de la actividad económica.

El líder de los constructores tinerfeños advirtió de que esta situación, que se agrava especialmente en el Sur, zona de mayor crecimiento económico de la Isla, está propiciando un aumento del desempleo, la pérdida de productividad y colocando en una situación de “peligro” la supervivencia del tejido empresarial.

“Los expedientes, desde una licencia de obra al procedimiento para la apertura de un negocio o a la autorización de un simple vado, se alargan sin medida y fuera de los tiempos contemplados por la normativa vigente sin que la administración correspondiente asuma sus responsabilidades”, subrayó.

“En cambio -recordó- los ciudadanos tienen que cumplir escrupulosamente con los plazos estipulados y, si no es así, inmediatamente son sancionados con su respectivo recargo”.

No es la primera vez que el representante de los constructores tinerfeños se queja de la burocracia, especialmente en el sur de Tenerife, donde ha denunciado la pérdida de inversiones por la “pasividad” con la que actúan las oficinas técnicas municipales.

Más medios técnicos y humanos

“Hay inversores que se van horrorizados, espantados por la calmosa actitud burocrática, incapaz de trabajar con un mínimo de agilidad”, dijo, por lo que pidió dotar a los distintos departamentos y servicios administrativos, especialmente de los ayuntamientos, de medios técnicos y humanos para hacer frente a la carga de trabajo que soportan. A su juicio, es un problema “endémico”, que está “secuestrando” la potencialidad del tejido empresarial y generando inseguridad jurídica.

Para Óscar Izquierdo, la solución para acabar con una administración con “escaso espíritu innovador, envejecida y excesivamente jerarquizada” es una apuesta decidida por la profesionalización, la digitalización y un reciclaje continuo del personal, pero, “sobre todo, por un adelgazamiento del marco normativo, que en ningún caso significa desregulación”.

TE RECOMENDAMOS