ECONOMÍA Y MARCAS

BP dispone de planes de contingencia en todos sus negocios para evitar la propagación del COVID-19 y garantizar el suministro energético

La compañía actualizará las medidas conforme a lo dispuesto por las autoridades manteniendo una comunicación activa desde su página web y redes sociales

Estaciones BP
BP dispone de planes de contingencia en todos sus negocios para evitar la propagación del COVID-19 y garantizar el suministro energético

El decreto del Estado de Alarma ha supuesto para la sociedad el establecimiento de las primeras medidas restrictivas, adoptadas por el Gobierno, para contener la expansión del COVID-19. Al menos, durante quince días, se restringe el movimiento de los ciudadanos, permitiendo, únicamente, la movilidad para acudir al trabajo, comprar alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

Como parte de un sector confirmado como estratégico, BP mantiene su refinería de Castellón y sus estaciones de servicio operativas, garantizando el suministro de combustible que permita la movilidad de las personas y el traslado de los bienes.

En palabras de Pedro Oliveira, director de la Red de Estaciones de Servicio “Desde la Dirección se ha elaborado un plan de seguimiento y contención en nuestra red de estaciones de servicio con el fin de asegurar la salud de nuestros trabajadores, clientes y proveedores. Es nuestra prioridad. Del mismo modo, nos ponemos a disposición de las autoridades para garantizar el suministro energético y cooperar para que se contenga la expansión del COVID-19’”.

En concreto, la compañía ha elaborado un minucioso plan de contención en la red propia de Estaciones de Servicio, que recomienda a su red abanderada y franquiciada, ya que mantienen su actividad para garantizar la movilidad de profesionales, clientes, y proveedores autorizados. Este plan contempla la venta de combustible a través de ventanilla/cajón nocturno, siempre que sea posible, quedando cancelada la venta en servicio atendido, así como la reducción de todas las actividades no relacionadas con la venta de combustibles que impliquen contacto con cliente, como el servicio de lavado de vehículos o el acceso a la tienda. Además, se recomienda a los clientes el pago con tarjeta en lugar de con efectivo.

En cuanto a la disposición de los aseos de las Estaciones de Servicio para facilitar el acceso a los transportistas profesionales y el personal de servicios públicos (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ambulancias, etc.) a determinados servicios básicos de higiene, BP ha activado un protocolo para contener la propagación del COVID-19. El acceso al aseo, siempre que se pueda, se realizará desde el exterior, la entrega y recogida de la llave deberá realizarse con los guantes puestos, procediendo a su limpieza una vez sea devuelta y ha establecido un protocolo para limpiar y desinfectar correctamente el espacio, una vez utilizado.

En el caso de que por contagio de los profesionales que trabajan en las Estaciones o por instrucciones de las autoridades competentes, fuese necesario cerrar una Estación de Servicio, BP cuenta con un protocolo de Cierre Seguro de la Estación de Servicio. Una guía dónde se desglosan cada uno de los pasos a dar, desde el cierre de la pista con vallas a la designación de un responsable/supervisor de la Estación de Servicio como contacto directo para cualquier imprevisto.

BP actualizará las medidas conforme a lo dispuesto por las autoridades manteniendo una comunicación activa desde su página web y redes sociales, Twitter y Facebook.