8m: dÍa internacional de la mujer

Mary Barreto: “Mis compañeros iban a verme soldar porque no se creían que una chica pudiera”

A esta ingeniera industrial, natural de La Palma, no le da vértigo ningún reto. De hecho, llegó a ser administradora del Observatorio del Roque de los Muchachos con tan solo 25 años
FOTO: Fran Pallero

Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Zaragoza porque sus padres pensaron que así podía llegar a tener más éxito profesional, pero han sido su tenacidad, constancia y capacidad para dirigir equipos las cualidades que la han llevado a liderar, a nivel técnico, el proyecto de construcción de la que será la mayor infraestructura de investigación europea proyectada en el campo de la física solar desde la Tierra: el Telescopio Solar Europeo (EST por sus siglas en inglés). A Mary Barreto, natural de Villa de Mazo, en La Palma, no le da vértigo ningún reto. De hecho, llegó a ser administradora del Observatorio del Roque de los Muchachos con tan solo 25 años, enfrentándose a situaciones difíciles que la han curtido.

– Es curioso, porque inicialmente su idea no era el diseño de instrumentos de observación.

“Para nada, aunque he hecho mucho para la astronomía estos 33 años. Lo mío es la gestión de proyectos, de equipos, y permitir que los profesionales puedan hacer su trabajo. El telescopio nace para que los astrónomos tengan aquellas herramientas e instrumentos que les permitan hacer sus observaciones, y para eso hace falta un equipo bastante amplio de ingenieros ópticos, mecánicos, de software, y, por supuesto, también la parte científica. No soy experta en nada, sino en entender sus necesidades, su trabajo, respetarlo y permitir que lo hagan bien. El éxito del proyecto depende de que el astrónomo pueda llegar a observar todo lo que en un principio decidió que quería”.

– De pequeña le gustaría estar metida entre aparatos y cables.

“Siempre me ha gustado el trabajo con las manos, crear. Me inculcaron moverme en un abanico muy amplio y eso me llevó, incluso, a que en el instituto tenía buenas notas en las asignaturas de letras y en las de ciencias, con lo cual no tenía fácil elegir qué era lo que me gustaba. Pero sí es verdad que tenía un mecano como mi juguete favorito”.

– ¿Cómo es la coordinación entre técnicos y científicos?

“Los astrónomos nos dan una carta de deseos, los requisitos científicos, y el equipo de ingeniería ve si eso es viable, porque si lo que piden no lo vas a poder hacer en un plazo de tiempo razonable o no va a repercutir en la innovación, tampoco interesa”.

– ¿Cuál fue el proceso de formación de Mary como líder?

“Vas adquiriendo un bagaje. Después de 33 años, a la hora de plantearme mi aportación a un proyecto como puede ser el EST, esa experiencia de 9 años que he tenido viviendo en un observatorio, dando servicios a los telescopios, viendo la problemática de operación, mantenimiento… es una aportación importante. En este último reto, cuando me lo propusieron vi que era mucho trabajo, mucha responsabilidad y muchos socios (30 instituciones de 18 países). Pero cuando dudaba entre si acometerlo o no, mi hijo me dijo que si siempre he dicho que sí, lo he intentado y no me ha ido mal, debía ir adelante”.

– ¿Qué hay de la mujer en la ciencia? ¿Existe una efectiva igualdad de oportunidades?

“Yo nunca he hecho distinción entre ingenieros y científicos hombres o mujeres. Sí es verdad que cada vez hay más presencia femenina en los equipos. Cuando empecé en el observatorio éramos dos chicas y mis compañeros iban a verme soldar al laboratorio de la torre sueca, porque ellos no se creían que una chica pudiera hacer eso. Creo que la mujer, en estos ámbitos y en todos, se ha hecho un hueco con mucho mérito”.

– ¿Cuál será el legado que el EST dejará a la Humanidad?

“El Sol es la estrella más cercana que tenemos, y al ser laboratorio de muchos procesos que no se pueden simular en la Tierra, lógicamente nos va a abrir una ventana al conocimiento. Es increíble lo que nos puede dar, porque no hay muchos telescopios solares; la mayoría son nocturnos”.

– ¿En qué fase se encuentra?

“En 2011 concluyó el diseño conceptual, donde se le da un poco de forma a la idea del telescopio. Ahora estamos en una etapa intermedia que llamamos fase preparatoria o fase del diseño preliminar, que es previa a la definición en detalle de cómo se va a construir cada pieza. Estamos en un momento de mucha responsabilidad”.

TE PUEDE INTERESAR