nacional

Víctor, el niño de tres años que ha superado un trasplante de 6 órganos en medio del estado de alarma por Covid

Así fue como una llamada, en medio de este momento de crisis, le salvó la vida

Víctor González (32), ascensorista de profesión, estaba reparando un elevador como cualquier otro día. Cuando a mitad de la mañana sonó su teléfono. Lo cogió con cierta parsimonia: un cliente más, pudo pensar. Pero no. Se equivocaba. Era una llamada que él y su mujer, Amparo Gabarre (23) llevaban más de tres años esperando.

Era finales de febrero y ya había cierto ronroneo de noticias sobre un virus infeccioso, instalado en Italia, que amenazaba España. Al otro lado del móvil, la doctora Esther Ramos saludaba desde el Hospital Universitario de la Paz, en Madrid. “Ha surgido un posible donante para su hijo; todavía no puedo confirmarte si los órganos del donante serán válidos, pero debéis salir lo antes posible hacía Madrid”. De forma inmediata, la familia fue trasladada en ambulancia hasta la estación de Sants, en Barcelona, y de allí en AVE hasta Madrid.

La doctora Ramos sabía mejor que nadie que no había tiempo que perder. “Necesito que, en caso de ser afirmativo, el pequeño Víctor esté antes de seis horas aquí para prepararle para la cirugía”. Mientras recibe esa noticia, Amparo, la madre del niño, observa como su hijo dibuja en una pizarra magnética, en una de las habitaciones del Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona. Llevan ingresados varias semanas, tras un nuevo bajón físico del pequeño, de tres años, a causa del fallo intestinal que padece desde antes incluso de nacer.

“Nos pasábamos el día jugando, desde por la mañana hasta por la noche, intentando que el tiempo pasase más deprisa con un único objetivo: ese trasplante que cada vez se nos hacía más difícil esperar”, cuenta la madre, en una entrevista con EL ESPAÑOL, con una sonrisa que lo ilumina todo. “Empezábamos a temer que nuestra oportunidad no iba a llegar nunca. El niño empeoraba, los últimos meses apenas habíamos podido salir del hospital en días puntuales, cada vez lo notábamos más cansado, más débil. Sabíamos que, si no llegaba esa llamada, estábamos muy cerca de su final”, añade Amparo.

Seis órganos

Después de casi tres años conectado a máquinas de alimentación parenteral para poder vivir. Víctor, nuestro pequeño héroe de Barcelona, iba a recibir por fin un trasplante de seis órganos en la capital de España. Todo esto sucedió a finales de febrero, hace ahora dos meses, cuando los centros hospitalarios de todo el país, especialmente los de Madrid, se preparaban para afrontar la pandemia más agresiva de la historia reciente.

Este viernes, 24 abril, el pequeño Víctor recibía el alta tras ocho semanas entre la UCI y la planta de Rehabilitación Intestinal del Hospital La Paz. Su historia es mucho más que una lección de esperanza en medio de la tragedia pandémica, que ha dejado cientos de muertos en este mismo centro sanitario.

Puedes leer aquí el resto de la historia en El Español.

TE PUEDE INTERESAR