granadilla

Los taxistas del aeropuerto exigen mano dura contra el intrusismo

Los profesionales de Granadilla, que han mantenido el 20% del servicio en el estado de alarma, reclaman contundencia “desde el minuto uno” de la ‘nueva normalidad’ contra el transporte ilegal
Pistas vacías del Aeropuerto Tenerife Sur; en el recuadro, Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Taxis de Granadilla. DA

Pistas vacías del Aeropuerto Tenerife Sur; en el recuadro, Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Taxis de Granadilla. DA

Los taxistas de Granadilla exigen al Ayuntamiento que controle el intrusismo “desde el minuto uno” de la reactivación del sector. Recuerdan que antes de la pandemia eran frecuentes las actividades ilegales por parte de individuos que ofrecían servicios de transporte en la terminal y sacaban a los clientes por una puerta distinta a la que prestan servicio los profesionales del volante. “Exigimos al Ayuntamiento que vigile, a través de la Policía Local, esta práctica ilegal desde el minuto uno de la nueva normalidad”, advirtió Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Taxis de Granadilla de Abona.

El sector del taxi en Granadilla de Abona, del que dependen 400 familias, lleva más de tres meses con solo el 20% del servicio. El cero turístico y el cierre, prácticamente, del aeropuerto ha colocado contra las cuerdas a los profesionales del volante del segundo municipio más poblado del Sur, que llegan a trabajar “hasta 14 horas diarias para hacer menos de la mitad de la recaudación de antes”, según explicó a este periódico Víctor Ramos.

El sector, que cuenta con 191 licencias, sufre en propias carnes el frenazo económico a causa de la pandemia y está a la espera de que el Ayuntamiento les conceda una ayuda económica para sufragar el servicio de la central de radiotaxi, herramienta clave para los usuarios las 24 horas del día y que cuenta con varios empleados cuyos sueldos costean los profesionales a través de cuotas, que ahora, con el drástico recorte de ingresos, se han rebajado el 60%.

aterrizajes

Las miradas de los taxistas apuntan al cielo y a la aplicación de AENA que informa de los aterrizajes programados en el Reina Sofía. La progresiva llegada de aviones será el síntoma de la nueva normalidad en el sur de Tenerife. Ramos señaló ayer que “la situación ha mejorado levemente en el aeropuerto, con algún vuelo más desde Madrid y Gran Canaria, y algo más de movimiento entre el personal de AENA, pero muy lejos de un día normal antes de la pandemia”. Reconoce que se le cae “el alma a los pies” ver el aeropuerto del Sur sin apenas actividad.

El representante de los taxistas granadilleros subraya que lo que peor lleva el sector es la incertidumbre que rodea a la reactivación económica. Cómo se comportará el turismo, cuándo empezarán a llegar los primeros visitantes post-Covid y cómo funcionarán los hoteles son algunos de los interrogantes que planean a 24 horas de que concluya el estado de alarma.

TE PUEDE INTERESAR