deportes de contacto

Un tinerfeño en el arte marcial más salvaje y peligroso del mundo

Nauzet Trujillo firma por dos años con la organización World Lethwei Championship que promueve eventos en Asia de la dura especialidad de origen birmano
Nauzet (izquierda) y Petsanguan, durante el pesaje oficial previo a su pelea. / DA

Nadie enseñó a Nauzet Trujillo a dar un paso atrás. El deportista tinerfeño, campeón nacional, europeo y mundial de muay thai, siempre ha aceptado los restos que le han planteado y presentado y el que le viene ahora es un desafío de categoría.

Nauzet ha firmado contrato con la organización World Lethwei Championship (WLC) por los próximos dos años donde le aseguran actividad e independencia para poder aceptar otros combates siempre con cinco semanas de diferencia respecto a los pactados para evitar percances físicos.

Para el fajador tinerfeño se abre una nueva experiencia en el arte marcial más peligroso del mundo. Y es que el lethwei, es una especialidad donde valen los golpes con todaas las extremidades, más puños, codos y rodillas, y se añaden los cabezazos. Además, los competidores no usan guantes, pelean con vendaje duro para proteger sus manos.

No son estas las únicas reglas de la exigente especialidad de origen birmano. Los combates están pactados a cinco asaltos de tres minutos y los púgiles sólo pueden ganar por fuera de combate o por abandono de su rival, algo que está muy mal visto y que sucede en muy pocas ocasiones. En el caso de que tras los cinco asaltos nadie haya noquedado o hecho abandonar a su rival, el combate se declarará nulo.

“Estoy muy motivado por poder pelear en WLC, es un evento grande a nivel mundial y es verdad que es más heavy que el muay thai ya que se pelea sin guantes y valen los golpes con la cabeza, pero a mí siempre me ha gustado la guerra y vamos a prepararnos para dar espectáculo y poder hacer un gran papel en el evento”, señalaba Nauzet una vez confirmada su incorporación a la promotora a través de las redes sociales de ésta.

El deportista tinerfeño no quiso dejar pasar la ocasión de mostrarse “agradecido” a las dos personas que le han conseguido esta oportunidad. “Moisés Ruibal y Pedro Faustino siempre me han mostrado su confianza y tengo que agradecerles que siempre estén mirando para poder seguir creciendo deportivamente”.

Otro de los fichajes de WLC confirmados esta semana es el del portugués Diogo Calado quién iba a disputar un mundial de muay thai con Nauzet antes del confinamiento. Los dos se incorporan a una categoría muy complicada como es la del peso medio donde hay grandes figuras como Sasha Moisa o Artur Saladiak, el hombre que acabó con la condición de intocable de Soe Lin Oo, el rival que tuvo el primer español que compitió en Myanmar bajo reglas del lethwei, el tinerfeño Aitor Alonso.

TE PUEDE INTERESAR