ARONA

Las terrazas de Las Galletas, indefensas ante sanciones de 3.500 euros por no cerrar a las 10 de la noche

"Hemos pasado cuatro meses de hambre y ahora nos obligan a echar a nuestros clientes cuando están cenando", dice uno de los restauradores, mientras el Ayuntamiento entiende que el horario debe ampliarse y trabaja para una nueva ordenanza

Las terrazas de la polémica, en la calle peatonal Cándido Peña Bello, de Las Galletas / DA

En septiembre hará un año que pusieron en conocimiento del Ayuntamiento su indefensión ante lo que consideran un agravio comparativo con otros restaurantes con terrazas en Arona, al tener que cerrar a las 10 de la noche.

Restauradores de Las Galletas, y en concreto de la calle peatonal Cándida Peña Bello, han mostrado de nuevo sus quejas ante el “acoso policial” al que se ven sometidos, “ahora que estamos sacando la cabeza” después de “cuatro meses cerrados y pasando hambre”, comenta Julio, del Macao, quien pone un ejemplo muy gráfico: “Muchos de nuestros clientes están hasta bien tarde en la playa y les gusta cenar después de las nueve de la noche, y cuando lo están haciendo tenemos que levantar las terrazas, y eso solo pasa en esta calle y no en todos los restaurantes”, señala el agravio.

Este restaurante y una pizzería han sido sancionados con una multa de 3.500 euros por mantener abiertas sus terrazas pasadas las 10 de la noche, como recoge la ordenanza municipal para aquellas, como es el caso, que están en suelo público.

Los sancionados echan la culpa a un vecino que no para de llamar a la Policía y se extrañan de que solo esos dos locales hayan sido multados, mientras desde el Consistorio se vuelve a decir que van a cambiar la ordenanza, para ampliar un horario que entienden “muy limitado”.